"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

Narcoestado, México país de un solo hombre con oposición quemada

Columna del 12 de agosto del 2020

Narcoestado, México país de un solo hombre con oposición quemada

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez5

 

La historia de México sencillamente es la historia de un autoritarismo tras otro. El balance es tan desafortunado que prácticamente tenemos un sistema político decimonónico, es decir, de uso común en el siglo XIX. Un fulano que manda dictatorialmente sin que nadie en verdad se le oponga. Lo único que favorece hasta ahora, desde que salió el último presidente autoritario pero eficaz: Porfirio Díaz, es que nadie repite en la presidencia, el que lo intentó hace casi 100 años fue Álvaro Obregón, y le fue tan mal, que recibió 19 balazos de los generales que según ellos querían matar a León Toral, el chivo expiatorio, quien por cierto no recibió ni uno solo.

Ese mando unilateral semejante a una orden secreta de conjuras ocultas, ha sido terriblemente costoso para el país. Las ocurrencias de cada jefe político se suman sin fin. Ha habido quienes querían ser "Mister Amigo, Como Miguel Alemán haciendo el papel de lanchero. Antes como Cárdenas, que arrancó el socialismo utópico, sin pies ni cabeza; otros, como López Mateos, Díaz Ordaz o Echeverría; que en cualquier movimiento veían una conjura comunista; de la Madrid que era un contador que no le salían las cuentas. Salinas que, en el momento de mayor proyección para el país en el comercio mundial, se aferró a imponer un favorito y se lo mataron, y para colmo cargó con la culpa. Vende patrias como Zedillo, pocos. Un tonto útil como Fox o berrinchudos como Calderón. Peña, un frívolo de Atlacomulco y éste, que ya declaró a México como narco estado, falta la categoría inferior: narco estado terrorista.

Esas características de los presidentes hablan de una sola cosa: poder de más. Es todo.

Porque con poderes medianamente equilibrados, los desequilibrios políticos y mentales no serían tan agudos y de tantas consecuencias negativas. Así llegamos hasta hoy, donde las instituciones sirvieron para prostituirlas y expoliarlas y por eso, como si fuera una fábula de un cuento chino, la lógica llamó al que iba a mandar las instituciones al diablo, no a reformarlas, ni a reconstruirlas para eso se necesita talento, valor y conocimiento... la tarea era destruirlas, el trabajo literalmente del chamuco, a lo burdo, como lo hacen dictándoles en la plenaria a los nuevos consejeros del INE, las instrucciones "superiores", ese aventurero o filibustero, prófugo del siglo XVIII, un tal Ackerman.

En ese patético escenario todo indica que hay órdenes para cargarse a Peña, pero los de aquí, quieren también al sobrado de Felipe Calderón. Y muy salsa dice el tipo de los alipuses, "me hacen los mandados" está seguro que no hay pruebas, porque son presidentes y no firman nada. Son irresponsables oficiales; a Felipe se le olvida que el autoritarismo está fincado en el espectáculo y si el circo se presta, te cargan sin pruebas. Ya lo va a ver, así les hicieron a muchos en su momento, aunque lo común era acalambrarlos para sacarles lana, como los esbirros de Rafael Morgan en la Función Pública y por supuesto las atrocidades y secuestros de Genaro García, que ya lo pide México extraditado para llegar a un acuerdo como el de Lozoya, hacer teatro y que el show deba continuar.

Las leyes no importan, lo que importa es el espectáculo que, por cierto, debería no ser un circo sino un cadalso.

Y quedan para miniseries los despidos del autoritarismo miope, que les da una patada a inútiles que cobraban como secretarios de un gabinete mas muerto, que un cadáver de los desaparecidos en aras de los negocios de la maña. Porque el negocio de los paraísos ficticios incluyendo las fantasías de izquierda y de cambio de sexo, es tan espeluznante que hablando de miniseries hay una de Netflix, científica, donde analizan los restos masivos de las heces humanas que salen de los albañales, y es impactante la cantidad de residuos de drogas en ríos, lagos y en los mares. ¡Una humanidad tragando y zurrando drogas! No dijéramos un negociazo de un narco estado, sino todo un narcomundo atascado en las adicciones.

Y ponerle el título vergonzoso a México de que "era un narcoestado" ¡oh sorpresa! ¿ya no? Porque nunca antes se definió esa subcategoría, por quienes hoy se rasgan las vestiduras. Muchos señalamos el peligro, ellos no.

Porque si lo dice una autoridad es otra cosa, si hay seriedad es que ya se tiene toda la estructura bajo proceso, no es una ligereza, es más de lo que dice Donald Trump de México, cuando menciona a los "bad guys". Hablar de narcoestado es referirse al carro completo. La figura incluye presidentes, gabinetes de seguridad pública, de la procuración de justicia, de los jueces, de las policías, todas, federales, estatales, municipales, muchos gobernadores y alcaldes, senadores, diputados y mandos y tropa del Ejército y la Marina, hasta los burros como en Bolivia o Venezuela. Todos, por supuesto los de Gobernación, y aduanas. Y a los ciudadanos puede parecernos que es así, pero es a la autoridad a la que le toca cargarlos, no hacer el papel de comentaristas, ese rol es para otros.

Ahora a entrarle, a lo dicho, armar el hecho y pecho. Nada más, no hay otra cosa.

Pensamos que el tiro viene de afuera y deben echárselo.

Y si así resulta con pruebas judiciales o mediáticas, que son las que tienen, lleva a la quemazón a la oposición que fungieron de tapaderas. Y si son hábiles deben ceder el paso a otros que tengan la cola menos nauseabunda.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La educación mexicana en grave riesgo

Columna del 10 de agosto del 2020

La educación mexicana en grave riesgo

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez4

 

Hasta antes de la pandemia los datos del Banco Mundial del 2019, anotaban que la economía mexicana tuvo un producto interno bruto anual de 1 billón 149 mil 919 millones de dólares (mdd), lo que significaba el 1.54% de la economía mundial. Es decir nuestro país fue la 15ava. economía más grande del mundo. En contraste con su desempeño económico, de los los 36 países que integran la OCDE, México ocupó el último lugar en educación, con todo que erogó el 17% de su presupuesto, muy por encima de la media de los países de la OCDE que fue del 11%.

En otras palabras, tuvimos una economía sobresaliente en comparación del muy pobre desempeño en materia de educación. Una actividad sustancial del desarrollo del país que además de pésima, resultó muy cara.

Con la pandemia, los resultados previsibles tanto de la economía como de la educación trazan una ruta muy complicada. La caída de un 18 % del producto interno bruto, apreciación relativamente optimista se empieza a sentir con la baja del INFONAVIT de un millón de trabajadores, en el semestre de enero a junio.

Pero si en la economía el escenario es el peor de la historia del país, desde que el seguimiento de datos se tiene con continuidad, ayuda aunque sea sicológicamente que todo el mundo padecerá cada vez más los estragos de la pandemia en la economía, no somos los únicos en la debacle.

Ayuda en lo real y mucho, la feroz guerra comercial con visos de guerra de mayor espectro, la que libra Estados Unidos contra China; que para no dejarse rebasar por los orientales y servirse del soporte de México, les urge a nuestros vecinos que las cadenas productivas se mantengan para no perder el liderazgo mundial. Esa es una salida real no suficiente, por el grado de deterioro con tan baja inversión en este gobierno, pero a pesar de todo, es una buena oportunidad por ejemplo, incluso para abrir mayores espacios de competencia en los que todavía interviene China; y las cosas se facilitarían, porque la presión de Estados Unidos ha subido de nivel para no dejarse rebasar.

Pero algo bien distinto sucede en educación, no solo porque la infrestructura conlleva una terrible cronología de corrupción, sino porque la indiferenciación de la adminsitración de la educación con la docencia organizada ha generado una caótica gestión, porque no se sabe donde están las fronteras entre los intereses y responsabilidades del gobierno y los espacios cedidos en el tiempo al sindicalismo apoderado de cargos y decisiones de hecho.

Los costos de la plazas en el mercado negro, las plazas hereditarias y los negocios de la educación son marañas, que distorsionan la actividad educativa; las indefiniciones de competencias federales y estatales, excluyendo a los municipios; la multiplicidad de sindicatos, las secciones violentas manipuladas por guerrilleros del siglo pasado y líderes antisistémicos , mas bien vandálicos; la renuencia a las evaluaciones y el dominio de izquierdistas radicales en la elaboración de programas educativos son algunos de los vicios insolubles de la educación en México.

Gobiernos llegan y se van y no hay mejoramiento. Nadie quiere algun tipo de ordenamiento. Los que padecen esas plagas del tipo bíblico en la educación, son los que mas indefensos se encuentran: las nuevas generaciones, que van a la transformación paulatina de jumentos condenados a convertirse en mano de obra barata en la divisón internacional del trabajo.

Y ahora con la imposibilidad de abrirse los planteles por la pandemia, se acabó el viejo modelo anarquista hasta ahora padecido, por uno sencillamente inoperante, clases por televisión, producción de libros que nadie o muy pocos leen; y la salida venturosa pero a la vez obligada y grave, del magisterio que el gobierno no sabrá que hacer con ellos, sino ceder, dejarlos en vacaciones perenes porque no hay condiciones de domarlos en sus planteamientos insaciables, pletóricos de egoísmo.

No todos, pero casi todos esos maestros que estuvieron entregados a la grilla, y a buscar prebendas y ventajas como acción primordial de la vida, de pronto se van a ver libres de toda función; y en vez de que los indemnicen, se van a conviertir en rémoras que van a contratarse en las escuelas particulares a ganar doble, a enseñar en su estilo, para mantener a México, lo más posible en el último sótano de la educación mundial.

Los maestros estelares serán vistos dando clases con los contenidos oficiales. Temas para explicarle a la niñez, si quieren, cómo pueden cambiar a una "preferencia sexual"; o cómo redistribuir la riqueza de otros, y porqué deben conformarse con solo un par de zapatos. Esos actores profes, serán los López Gatell de las materias; seis maestros solamente para la primaria, para los canales de las estrellas, los miles de maestros de ahora como dijimos, ya sobran, llevan meses de vacaciones.

A los que seleccionen en el Zocalo para salir a cuadro, los vas a ver al principio idolatrados como prospectos políticos y en unos meses más, o tal vez semanas, diciendo burradas o contradiciéndose a diario como Gatell.

En las mañaneras van a cantar el himno nacional y una maestra revolucionaria les dirigirá una arenga y loas al poder; y si usted se queda a la "clase", se va a enterar de muchos absurdos, como eso de borrar a Cristo de la historia, porque dicen que en la "línea del tiempo esta es la era, así se llama" y les pregunta alguien: ¿cuál era? Y dicen, la nuestra. Tienen la consigna de no decir era cristiana, por ejemplo.

¿Qué más falta para entender que México está en uno de los peores mundos posibles?

  Escribir comentario (0 Comentarios)

En medio de la confusión del Covid se ajustan cuentas, el atentado de Beirut

Columna del 5 de agosto del 2020

En medio de la confusión del Covid se ajustan cuentas, el atentado de Beirut

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez3

 

La explosión de ayer en el Líbano que causó desde ayer setenta y tantos muertos y más de 4000 heridos, no es un accidente, ni tampoco un proceso aislado de los reacomodos geopolíticos del Medio Oriente.

El grave suceso cae en medio de una terrible crisis.

El Líbano tiene una deuda de más 90 mil millones de dólares, que significa el 170% del producto interno bruto; además una devaluación del 80% de la libra libanesa, todo parece que no puede estar en un peor momento para arrostrar una crisis, que sigue sin detenerse en ese país del Mediterráneo; que, en su momento de prosperidad, fue llamado la "Suiza del Cercano Oriente".

Pero a partir de la caída en el último cuarto del siglo pasado de los gobiernos tildados como falangistas, encabezados por políticos de la familia Gemayel, por cierto, parientes de Carlos Slim; quienes representaban las corrientes maronitas, es decir no ortodoxas, ni islamistas; la estabilidad del Líbano se vino abajo, con repuntes muy cortos, siempre sumido en las guerras intestinas de las facciones chiíes, suníes, y drusos, sin contar a los campamentos de refugiados palestinos que se metieron en las crisis de Israel; y todos los conflictos de Siria les han pegado, de una u otra manera.

Lo que sucedió en la explosión fue un atentado con el preciso objeto de destruir el arsenal que tenía Hezbolá, supuestamente confiscado como ha trascendido.

El primer ministro Hasan Diab, declaró que los responsables pagarían por los hechos.

Pero Hezbolá que surgió en 1982 es producto de la radicalización y consecuente financiamiento de Irán que ha urgido de aliados chiíes en el Líbano, dispuestos a desplegar acciones terroristas no solo en su país de origen, sino en diversos territorios dentro de la estrategia iraní, como en Siria recientemente; en consonancia con las planificaciones terroristas que coordinaba el finado Quasem Soleimani, cabeza de los grupos violentos chiíes y mando de Al Quds la fuerza de élite de la Guardia Revolucionaria de Irán, que fue abatido en el aeropuerto de Bagdad apenas el año pasado.

Los que perpretaron el golpe tenían conocimiento de una escalada de parte de Hezbolá y/o de Irán seguramente contra Israel. Ese armamento secretamente resguardado tal vez no era una confiscación a Hezbolá, sino un calculado depósito cerca de la zona marítima lejos de la influencia política de Hezbolá, que es en el interior, pero cerca de rutas marítimas de despliegue. Todavía no se sabe.
Algunos comentarios en las redes, afirman que el primer ministro Netanyahu, de Israel, reconoce que era un bastión armado para sembrar el terrorismo en la zona y que el suceso era una respuesta a las agresiones de los terroristas contra los intereses de Israel.

Pronto se confirmarán estos rumores o su falsedad. Pero la lógica infiere que Irán se mueve en el espectro del Covid, y si es así; Donald Trump va estar en un escenario de toma de decisiones irreversibles, que no les darían margen a los demócratas de una reconstrucción geopolítica del esquema que hasta el 2016, fue el que mantuvieron con alianzas dentro del islamismo.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La detención de un capo. Cambio de señales.

Columna del 3 de agosto del 2020

La detención de un capo. Cambio de señales.

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez2

 

Nos amanecimos ayer con la detención de José Antonio Yepez Ortiz "El Marro", un sujeto que sembraba el terror en el Bajío. El centro de la República resentía desde 2017, los efectos de su cacicazgo delincuencial, muy violento.

Muchos pequeños poblados de Guanajuato eran los puntos nodales de la red de operación del llamado cártel de Santa Rosa de Lima, pero no solo las rutas de los ductos de hidrocarburos entraban en la geografía de dominación de dicho grupo huachicolero; sino sus tentáculos se habían apoderado para sus fines, de ciudades muy importantes económicamente para el país como León, Celaya Irapuato, Silao y Salamanca; el "Marro" tenía sus bases además en Apaseo el Grande, y en Apaseo el Alto donde fue detenido. Casi todo el estado de Guanajuato e incluso poblados de estados vecinos padecían el azote de este grupo.

Desde ayer los comunicados de las organizaciones empresariales locales reconocen a los gobiernos estatal y federal que actuaron coordinadamente. Dio resultado ese acuerdo que hace poco se dio a conocer.

El Estado Mexicano urge recuperar territorios perdidos.

Es un asunto de mayor relevancia que la premisa sobresaliente en todo gobierno, que es la custodia y protección de la vida de los habitantes y sus bienes, sea resguardada como un principio indelegable del estado y de su brazo ejecutor el gobierno, los gobiernos de los diversos órdenes que componen la unidad política.

La seguridad del país no es un asunto que se pueda optar o de consulta, no es algo que sea materia para saber si se toman medidas o no. La seguridad es consustancial a la razón del estado como forma para mantener la vida y la dignidad de las personas.

De hecho, el gobierno de los hombres es un mandato creacional; va mas allá que lo que los teóricos contractualistas, como Hobbes o Rosseau suponían como si hubiera habido en la historia, un acuerdo nunca documentado de su origen; en el cuál los ciudadanos aceptan ceder parte de sus facultades autónomas, es decir sus libertades sin restricción, algo obviamente falso y de corte más bien romántico; en aras del propósito común de no destruirse unos a otros" el hombre lobo del hombre" se ve limitado por el Estado, sí, pero no por un acuerdo, sino por disposición creacional, ¡de siempre!

Independientemente de la interpretación plural que se trate, es obligatoria la participación directa de la fuerza del Estado, para someter a quienes se apoderan de los destinos de personas que viven en territorios sujetos a la fuerza de ejércitos clandestinos, que proclaman sus reglas, como si las zonas que controlan estuvieran bajo una anti jurisdicción, amorfa, ofensiva, ilegal y arbitraria.

El grupo que comandaba Yepez, no es el único, es sencillamente uno de los que hacen alarde de poder y control ilegal de territorios soberanos de México.

Son muchos los cárteles que están en esas condiciones y que además están interesados en proyectar una imagen que es incongruente con sus verdaderas manifestaciones de poder, como esa de repartir despensas a la población sojuzgada, que presa de terror agradece que sus depredadores por lo menos les hagan llegar en algunas escasas ocasiones, insumos que no pueden conseguir porque en las zonas secuestradas; la gente no tiene garantizado regresar a su casa todos los días después de sus labores, porque está a expensas de fuegos cruzados y de intrigas que les pueda ocasionar cualquiera, que se las quiera imputar.

Me parece que, a esta detención y el lógico desmembramiento de esa banda, deben seguir operativos parecidos; cuyo ingrediente sea como se vio en Guanajuato, un acuerdo de colaboración a fondo entre las autoridades estatales con las federales.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 404