"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

El enfoque de lo político. A 27 años de la muerte de Colosio

Columna del 24 de marzo del 2021

El enfoque de lo político. A 27 años de la muerte de Colosio

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez4

 

Han pasado 27 años del infortunado deceso de Luis Donaldo Colosio en Baja California. En este tema hay más de lo que no se ha dicho, de lo mucho que se ha publicado para permancer enredado.

Ayer muy poco se escribió en el aniversario; y fuera de conjeturas incompletas de parte de un analista informado, Jorge Fernández Menéndez; lo demás, son lugares comunes, sin trascendencia y siempre dentro de una línea de fantasías sobre la persona y sobre los culpables.

El tiempo buen consejero de la historia nos fuerza a pensar políticamente sobre el suceso y lo que se derumbó con ello.

En primer lugar los hechos señalan evidencias: Colosio nunca ha sido homenajeado por ningúna autoridad nacional, estatal o extranjera, como por ejemplo, Alvaro Obregón una víctima de rango político, que sí fue incorporado al panteón de los prohombres de la Revolución, sea lo que sea  que ello signifique. Sin embargo, algo hay de similitud de ambos sonorenses, a Colosio los mismos perpetradores lo hicieron el héroe político que nunca fue.

A Colosio le endilgaron que sus fines eran antisistémicos, y que él, con valentía iba darle un rumbo a México y “que no lo dejaron”. Nada mas lejano de la realidad. Rollos idealizados para el consumo de masas desinformadas.

Luis Donaldo, con todo respeto, era una imposición directa de Salinas, de nadie más. Ese puede ser el problema mayor del entorno que tanto se ha mencionado.  Porque con su candidatura, los intereses de la clase política priísta seguirían sin pleno juego, como sucedió bajo la presidencia de Salinas; pero sobre todo, Colosio, excluía una parte del triunvirato que formaban los Salinas: Carlos, del que era incondicional, Raúl el rival del primero y Don Raúl, el jefe de la gerantocracia que acordaba con él y no con el presidente.

El capricho de Carlos, como lo veía Raúl, era tan personal que ponía en riesgo la secuencia geopolítica de los presidentes mexicanos. Un repaso de ello, lo explica.

Durante el siglo XX en la primera parte fueron los militares hasta Ávila Camacho, ligados sobre todo, por las guerras mundiales, a la influencia “fantástica” con las fuerzas armadas estadounidenses, como hace poco calificara el jefe del Comando Norte, Glen VanHerk la relación con los militares mexicanos.

En la guerra fría 1945-1989, la preminencia fue del Departamento de Estado y de sus órganos de inteligencia los que permitieron a Alemán, Ruiz Cortinez, López Mateos; Díaz Ordaz -que en realidad fungió como presidente en su gobierno y como si lo fuera, en el de López Mateos, -un tipo aficionado a las francachela-, a Echeverría y a un híbrido, disfrazado de financiero, López Portillo; cuando la FED, hizo surgir el Banco Mundial, el FMI y al patrón dolar, en vez del oro; y surgió el proyecto modernizador, que fue el tramo previo al de la transición geopolítico a la democracia, con dos burócratas de las finanzas: Miguel de la Madrid y Carlos Salinas, que ya tenía el compromiso desde que inició su sexenio, de ascender a un sucesor aparentemente improvisado: Ernesto Zedillo, hijo de un mexicoamericano, que de la nada, de una oscura oficina de Hacienda saltó a la oficina que hacía presidentes: Programación y Presupuesto.

Era claro, Zedillo era el elegido por las fuerzas financieras ya fueran personificadas por la familia Bush, o incluso por Lloyd Bentsen, Secretario del Tesoro con Clinton y padrino de Pedro Aspe, el de Hacienda.

Cuando en carne propia se dió cuenta Carlos Salinas, que un presidente no hacía presidentes, a pesar de la burda especie difundida en el populacho que hasta la fecha se cree, de que eran todopoderosos; fue demasiado tarde. Bastaba un simulacro de rebeldes con rifles de palo, de juguete, como fue la rebelión mediatica de los indígenas de Chiapas, y una campaña en los medios internacionales, para hacerle sentir al entonces candidato de la OMC, al mismísimo Carlos Salinas, que debía recular de su ambición de manejar marionetas que además no lo eran tanto. Colosio se negó a renunciar.

Y en las inmediaciones de California,ante representantes de la clase política nacional de todos los grupos priístas, tal como fue el crimen de Julio César, como lo relata Shakespeare, todos, absolutamente todos le clavaron el puñal de la traición al novel candidato, le echaron montón; que se fue, sin entender que fue lo que le pasó. Auténticamente se cayó para arriba. Terrible.

Con la caída, se cayó también el sistema político mexicano, que siguió las pasos de una democracia de simulación y siguió el batidillo, que hasta ahora casi nadie entiende.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Biden enredado en su propio discurso, le echa la culpa a Trump

Columna del 17 de marzo del 2021

Biden enredado en su propio discurso, le echa la culpa a Trump

Jorge Miguel Ramírez Pérez jmramirez3

 

Joe Biden, el presidente de Estados Unidos debe dejar de ser el grillo demócrata adulador, sobador y poco útil, que ha sido en toda su carrera política. Biden necesita asumir su investidura, aunque alrededor estén urgidos los de su partido, por encumbrar a la señora Kamala Harris, de quien esperan un carisma fuera de lo común, quien por su origen extravagante indo-jamaiquina, muchos estadounidenses como los filosófos del Aerópago, solo están interesados en cosas de la moda de pensamiento o actitudes, y que esa novedad, sustituya la efectividad que requiere la oficina ejecutiva de esa gran nación que es Estados Unidos de América.

En menos de dos meses de haber tomado posesión, Biden a pesar de lograr un importante acuerdo pecuniario, de 1.9 billones de dólares algo sin precedentes, con apoyo de los republicanos; dinero que en parte ya había cocinado Trump en el tema de las pequeñas empresas, cuyo fin era poner dinero fresco en los bolsillos de los ciudadanos; no le salen las jugadas porque se le revierten por el peso de una realidad que trastoca todo: el tema migratorio lo rebasa. Al no tener una respuesta pronta y definitiva, solo se le ocurre culpar a su antecesor. Y al señalarlo, lo que les está dando es el micrófono como reacción natural y derecho de réplica, para responder alusiones personales.

Se pone de pechito Biden.

Y es que lógicamente desde que llegó oficialmente Joe Biden declaró, que iba a cambiar la política migratoria a la que su partido desde diferentes plataformas, ha considerado deshumanizada, en particular la crítica contra el muro que publicitó Donald Trump, que por cierto, fue impulsado con mucho interés desde que Obama era presidente y Biden su vicepresidente, entonces no hablaron mucho de lo ofensivo que podría ser ese muro, porque lo estaban haciendo a la sorda, pero casi con mayor efectividad de la que dragoneaba Trump.

Entre los temas migratorios uno muy controvertido era volver a la era de Obama, en la que se facilitaban a los originarios y residentes de países musulmanes radicales, entrar a Estados Unidos como nunca antes. Esa tendencia que ponía en duda las reglas de seguridad nacional para los Estados Unidos de América, se entendía porque Barack Obama, cuyo padre y familiares eran y son musulmanes, y él propio expresidente residió en su edad temprana, la etapa de la educación básica en Indonesia, un país intolerante con los cristianos donde oficialmente se les odia y persigue violentamente, y criado en ese entorno, era lógica su permisividad y simpatía por los extremistas islamistas con los que ha convivido.

Pero Biden, no estaba en ese contexto afectivo protomusulmán, para abrirle puertos y fronteras a quienes quieren la destrucción de Occidente por las buenas o las malas, más de estas últimas. Al revés, Biden con cualquier pretexto presume de ser católico, de los católicos que a su modo, hacen caso omiso de la doctrina y de las declaraciones papales en las que como recientemente señaló Francisco, no se puede bendecir los matrimonios que no son de un hombre y una mujer. Es decir, Biden como muchos políticos es creyente de la secreta, nadie lo sabe, ni el mismo; porque lo primero que ha hecho, es promover esas relaciones de las que él, personalmente ha sido oficiante de seudo bodas contrarias a la catolicidad.

Pero de acuerdo a las declaraciones de la jefa de prensa de la Casa Blanca Pem Psaki, lo que si le cala a los de la nomenklatura demócrata, es que con las redes que dan cuenta de la realidad, sus discursos de humanitarismo dejan de ser verdad, sencillamente en menos de quince días fueron detenidos 3,500 menores por los servicios de migración, y por lo que respecta a los trámites, después de colas de penurias y de uno y hasta más años, solo le dieron cita a 25 personas en la frontera con México, de más de 25 mil que piden asilo político en el país de las barras y las estrellas.

Y el efecto discursivo de Biden sobre mejor trato para el ingreso a EUA, resultó junto con la hiper difundida ayuda de 1.9 billones, para los ciudadanos estadounidenses, el mayor imán para que los pobres del mundo, los "condenados de la tierra" como les decía Frantz Fanon, en su alegato anticolonialista del siglo pasado; se vuelquen desesperadamente por toda Centroamérica y México, para llegar a la puerta cerrada, del paraiso de oportunidades, del que se imaginan que, aunque sea a nivel de migajas, puedan lograr su gran propósito, de hacerse americanos a la larga, como una salida que vale todos los riesgos para la gente desesperada de países, que con todo respeto, no son viables como tales, sino botines de sus políticos y allegados.

No cabe duda que los ansiados beneficios sociales tan apetecidos llevan en si mismos el germen de la entropía, tal como enuncia la segunda ley de la termodinámica, porque haciendo un aparente bien a la economía, éste paquete como decía Hazzlit se convierte por desconsiderar todos los factores sistémicos del beneficio en juego, en un dolor de cabeza que afecta y descompone los equilibrios, y ahora sobran en todo el mundo los que quieren beneficiarse de los anuncios demagógicos de un Biden, que con todos sus años resulta ser novato.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Difícil pero necesario resolver la violencia contra las mujeres

Columna del 10 de marzo del 2021

Difícil pero necesario resolver la violencia contra las mujeres

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez2

 

Los factores culturales en los que la mujer cotidianamente se mueve le son adversos. Eso es innegable.

Existe una inveterada costumbre por privilegiar a los hombres desde pequeños, incluso desde su nacimiento. Los varoncitos generalmente son bienvenidos, mientras que a las niñas se les ve en su modo positivo, como un efecto decorativo de una familia, de un hogar, en el mejor de los casos como una muñequita. A las niñas se les enseña a servirle a sus hermanos, jamás ellos a ellas.

Así poco a poco, por la suave, se les va desvalorizando a las mujercitas; se le va negando desde su temprana edad, de un proyecto propio, aún en el siglo XXI. El proyecto de la gran mayoría de los padres, ambos, para sus hijas es la expectativa legítima de que lleguen a formar una familia, y se conviertan en las amas de casa, punto. Actividades, por supuesto indispensables y encomiables, porque es la mujer la que hace el hogar con su sola presencia. Pero de ninguna manera, son formas limitativas o encajonadoras de la creatividad, empuje y responsabilidad de la mujer en otros campos donde tiene igual, o mejores talentos que muchos varones.

Ha sido en los últimos años que las mujeres se están revalorando a sí mismas y a la vez militando por las oportunidades, que la historia de la humanidad les ha escatimado. La lucha es en todos los frentes, en el círculo inmediato de la familia, en la iglesia, en la escuela y la academia, en el laboratorio, en los talleres, en las profesiones y también en el ejercicio del poder público.

Contra viento y marea han ido surcando su nave por el lugar que merecen las féminas, y entre los muchos ejemplos, no omito recordar a la claridosa y atinada primer ministro del Reino Unido, Margaret Tatcher, que tuvo enormes escollos en su propio partido, el conservador, con los bloques de poder del machismo escarnecedor. Con todo, han sido los conservadores británicos, lo que han seguido impulsando liderazgos femeninos en momentos difíciles, como fue el de Teresa May, recientemente.

El caso de México, si bien es parte como muchas naciones, de esa tradición negativa de restarle importancia a las mujeres, la realidad se vuelve atroz cuando son ultimadas cerca de un ciento de mujeres diariamente, con escasas detenciones de los causantes de sus muertes.

El balance numérico de los crímenes contra las mujeres, frío, es impactante, pero si atendemos cada caso, de cada tragedia, el panorama es más sombrío aún: muchas mujeres recurrieron a instancias previamente a alertar los graves riesgos que percibían o padecían; y fueron minimizadas o atendidas sin que se entendiera el horizonte del peligro que experimentaban. Muchas, las más, han sido víctimas de sus cercanos, quienes se supondría brindarían afecto y respeto. Pero se descubrieron con felonía y odio; la lista de casos es grande y crece.

No se avanza, sobretodo, porque lo que impera es la impunidad. Se evita a toda costa castigar a los maridos y novios golpeadores, se les pide a las víctimas testigos en el acto, que no sean parientes de la ultrajada... en pocas palabras se pone en duda por sistema, el dicho de las mujeres, y la autoridad busca explicaciones emanadas de la lógica del machismo. De hecho, juicios postergados que requerirían un obvia y urgente resolución como son los de manutención de los hijos procreados, se alargan, y dan lugar a todo tipo de recursos legales, para evitar cumplir con las obligaciones, los derechos de las criaturas se ven subordinados a las estrategias de los abogados para que los padres irresponsables, se burlen de las leyes.

¡Claro que todo ese drama genera furia!

Pero en la cara opuesta de la misma moneda, se destaca la sombra siniestra del vandalismo anónimo; que, ante las justas demandas, no faltan los colados, los provocadores que traen un plan de causar víctimas, más de ellas; y levantar fuego donde estaban los rastros del incendio. Eso mismo, se repite como en 1968, donde se metieron los reventadores de todos lados, y es hora, que le sigue pesando al pueblo mexicano, haber caído y prohijado en ese holocausto. Los heridos de ayer en su mayoría mujeres policías, padecieron la rabia, de resentimientos ajenos. Y dicen que no pasó a mayores: ¿qué esperaban?

Se contradice la petición también, de respetar la integridad de las mujeres cultural y legítimamente, con la exigencia de interrumpir la vida embrionaria de seres mucho más indefensos, los pequeños en gestación. Difícil situación para las autoridades, pero también para los liderazgos de opinión, los morales y los familiares que no alcanzan a distinguir que hay un mandato cultural desde la Creación de parte de Dios, para poblar la tierra, en el que el recipiente privilegiado de esta procreación son las mujeres.

¡Urge detener la violencia contra las mujeres, todas, hasta a las que les quieren interrumpir la vida desde la gestación!

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Biden y la Seguridad con México

Columna del 3 de marzo del 2021

Biden y la Seguridad con México

Jorge Miguel Ramírez Pérez jmramirez2019

 

Ya estuvo el primer encuentro de presidentes este lunes pasado entre Joe Biden y López Obrador, y a muchos no les satisfizo la retórica utilizada de parte del estadounidense, porque entre las fantasías de los que esperan mucho de un jefe extranjero regañando a Obrador porque no le dio un reconocimiento inmediato de su triunfo electoral, o los que ya se imaginaban un magno operativo para irse a poner masivamente los mexicanos la vacuna en el otro lado. Finalmente ganamos los que no esperamos nada nuevo.

Y esa ha sido mi postura: lo que los mexicanos no hagamos por nosotros mismos, nadie va a venir a hacerlo.

Así que los amanuenses que esperaban una línea de venganzas ininterrumpidas contra Obrador, se llevan un fiasco porque no se de donde salen que el país vecino, tiene un interés superlativo con México, mas allá del que siempre ha tenido. Incluso en esta ocasión Biden puso en duda que fuéramos aliados, lo dijo: "espero que el Presidente López Obrador se convierta en aliado para prevenir otro ciclo de migración descontrolada desde Centroamérica ..." chéquenlo por favor.

Cada cuatro u ocho años cuando llega un presidente nuevo de esa gran nación, lo tienen que entrenar en datos mas allá de identificar a los mexicanos con las "margaritas" que aquí no causan tanto furor, con la comida picante y con el "Cielito Lindo". Los que mas llegan a conocer a México antes de su mandato, se acuerdan de Cancún y si son de otra de generación, de Acapulco. Los estadounidenses, muchos de sus políticos, creen que Nuevo Mexico, es parte de México y los viciosos que abundan allá, se imaginan que todos somos drogadictos.

¿Porqué?

Porque México y Latinoamérica les importa poco políticamente. Sus prioridades son los gigantes: Rusia y China. Después, más abajo, Japón, a veces Corea del Sur y sigue, Europa, y de Europa, propiamente dicha: Alemania, porque Inglaterra que es su mano de gato es de las islas británicas. A veces les molesta la política francesa por su tradición de inconsistencias. De interés para Estados Unidos es Arabia Saudita, Irán, Turquía y todo el Medio Oriente. Ahora con Biden, Canadá dijo, ocupa su atención especial en cuanto a vecinos y sobre todo por sus coincidencias izquierdizantes "progres" con el primer ministro. Le sigue México, si se convierte en aliado y después toda Latinoamérica.

Y como decía el gran David Easton que la política es la asignación prioritaria de valores, nuestro país no puede escalar en ese listado de prioridades a una mejor consideración política.

Un buen mensaje sin palabras para interpretar el encuentro virtual, sería anotar que los funcionarios atentos a la reunión, a la mano de Biden, fueron exclusivamente de las áreas de seguridad: del Departamento de Seguridad Interna, Alejandro Mayorkas; Elizabeth Sherwood- Randall, asesora de seguridad nacional de ese Departamento; Roberta Jacobson Coordinadora Federal para la frontera sur; Jake Sullivan Asesor de Seguridad Nacional y el Secretario de Estado Antony Blinken. En pocas palabras el monotema es la seguridad y de eso, detener el flujo de inmigrantes hacia ese país.

Puros rudos, unos conocidos como Jacobson, y otros por darse a conocer en México, pero todos con el revolver al cinto.

Empezaron el mes pasado, con la política de los discursos defendiendo los derechos humanos de los migrantes y de los que piden asilo, difundida en todo el orbe, pero interpretada en la práctica como una barrera a cargo del vecino, mientras pasan de la cola de miles, apenas dos docenas.

Y en México ninguno les dice a los migrantes la neta, de que la puerta está cerrada. Les hacen creer lo mismo que sí, pero no.

  Escribir comentario (1 Comentario)

Página 8 de 418