"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

Nuestros hijos necesitan nuestro Amor

madre-amor

 

Tips del 28 de abril de 2021

 

Nuestros hijos necesitan nuestro Amor ¿se lo damos en la medida que necesitan?

 

Por Silvia Del Valle

 

El amor es la base de la familia. Los hijos llegan como fruto del amor entre papá y mamá que es bendecida por Dios.

Este amor es necesario compartirlo con nuestros hijos de forma que también sea la base de su crecimiento y que les fortalezca en su vida cotidiana y les ayude a formar su carácter.

Es así que debemos darnos a la tarea de buscar formas tangibles y reales de expresar nuestro amor a nuestros hijos por eso aquí te dejo mis 5Tips para lograrlo, sin pena y con gran seguridad.

PRIMERO. Expresar nuestros sentimientos no nos quitan autoridad.

Es importante que seamos conscientes de esto y que lo tengamos claro porque a veces nos educaron con ideas contrarias.

Si nos damos permiso de expresar nuestro cariño, estaremos educando a nuestros hijos en el amor, por el amor y para el amor.

Es bueno que recordemos que se educa con el ejemplo mas que con las palabras, por eso es muy bueno que nuestros hijos vean que nos atrevemos a decirles que los amamos.

Que sepan que los amamos a pesar de lo que hace, a pesar de lo que piensan, a pesar de todo y sobre todo los amamos profundamente.

Esto no significa que aceptemos o aprobemos todo lo que hacen, sino que siempre buscaremos su bien y estaremos atentos para encaminar y encausar lo que tienen en su corazón y lo que hacen con o sin voluntad.

Nuestros hijos necesitan saberse amados.

SEGUNDO. Hay que ponerle nombre a lo que sentimos.

Es importante educar a nuestros hijos con amor y ayudados por la inteligencia emocional, saber nombrar lo que sentimos, pudiendo reconocerlo y proyectarlo correctamente.

Si vivimos cotidianamente esto en familia, nuestros hijos lo ver;aún como lo m;as normal y para ellos será cotidiano expresar lo que sienten.

Si les expresamos nuestro cariño es más sencillo que ellos lo tengan claro y se sientan bendecidos y seguros, arropados por nuestro amor.

Si hay algo que no sabemos expresar correctamente, se vale describirlo y después nombrarlo con un termino acuñado por nosotros.

Para nuestros hijos será lo más normal pues lo vivirán cotidianamente.

TERCERO. Para dar amor hay que tener amor en nuestra vida.

Nadie da lo que no tiene, es por eso que necesitamos llenarnos del amor de Dios para compartirlo con nuestros hijos.

Y esto no podemos hacerlo mas que estando muy cerca de Dios, llevando una relación cercana con Dios.

El medio es la oración, ese diálogo abierto y confiado de Dios con nosotros.

Es importante que eduquemos a nuestros hijos a llevar esa relación cercana con Dios.

De esta forma ellos podrán captar y recibir el amor que nosotros les podemos dar.

Todo se centra en el amor de Dios que unos debemos comprender y los otros que deben recibir y atesorar, acoger en el corazón.

Además es muy importante amarnos a nosotros mismos y amarnos como esposos para después poder proyectar este amor en nuestros hijos.

CUARTO. Que nuestros hijos tengan la confianza de pedir muestras de cariño cuando lo necesiten.

No somos infalibles, no lo sabemos todo, es por esto que debemos estar atentas a lo que nuestros hijos nos van comunicando con sus palabras, pero sobre todo con sus actitudes.

El lenguaje no verbal es mucho más fuerte que mil palabras por lo que es necesario saber leer los signos que nuestros hijos nos dan para pedir amor y atención; antes de que los gritos de ayuda sean desesperados.

Es importante que nuestro hijos sepan y conozcan que pueden platicar con nosotros, que nos pueden expresar lo que ellos sienten y que es muy fácil y normal pedir nuestra atención y cariño.

Esto es más común entre los niños pequeños, pero conforme crecen les es más difícil por eso es muy necesario que nuestros hijos sepan que siempre estamos atentos y dispuestos a escucharlos y buscar su bien.

Y QUINTO. Es bueno buscar formas concretas de expresar nuestro amor por nuestros hijos. De ser necesario hay que explicárselos.

Es importante que si no sabemos expresar nuestras emociones y sentimientos, podamos buscar formas muy concretas, muy personales para expresar nuestro amor a nuestros hijos.

Nosotros, en nuestra familia, buscamos momentos de convivencia, pero también nos damos la oportunidad de abrazar a nuestros hijos, de darles una palmada, una caricia en la mejilla, etc.

Es muy bueno que expliquemos estos signos y expresiones de amor a nuestros hijos para que ellos también puedan expresarnos su amor.

Y también es muy bueno que les demos la oportunidad de encontrar formas creativas de decirnos que nos aman.

Los más pequeñitos, constantemente nos dan dibujos, nos hacen obras de arte, inventan canciones, etc.

Debemos entonces atrevernos a abrir el corazón y escuchar a nuestros hijos para saber que es lo que necesitan a cada momento.

Y sobre todo, que nos demos la oportunidad de amar y ser amados por Dios para después amar y ser amados por los que Dios nos ha encomendado.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¿Podemos vivir una Semana Santa más espiritual en nuestra Iglesia doméstica?

semana-santa-2021

Tips del 24 de marzo de 2021

 

¿Podemos vivir una Semana Santa más espiritual en nuestra Iglesia doméstica?

 

Por Silvia del Valle

 

El año pasado nos toco vivir la Semana Santa con mucha angustia y eso nos provocó que no pudiera ser tan profunda y espiritual. Este año también nos tocará vivir la Semana Santa en nuestra Iglesia Doméstica pero en otras circunstancias, ya que ahora tenemos más noción de lo que esta sucediendo y hemos tenido tiempo de vivir digerirlo un poco.

Esto nos hace que busquemos preparar todo para lograr vivir la Semana Santa más espiritualmente y en familia, por eso hoy te quiero compartir mis 5Tips para vivir una Semana Santa más espiritual en nuestra Iglesia Doméstica.

PRIMERO. Busca los subsidios que se están generando para vivir desde casa las celebraciones de cada día.
Aún es tiempo para tener este material que diferentes medios han preparado. La Conferencia del Episcopado Mexicano nos sugiere algunos materiales que SOMELIT genera, algunas editoriales católicas también tienen material, algunos canales católicos han generado videos que nos pueden ayudar.

Gracias al internet podemos tener acceso a todos estos materiales, así que no tenemos excusa, aún es tiempo para obtenerlos y tenerlos a mano a tiempo.

Algunas páginas que podemos visitar para obtener recursos para vivir la Semana Santa en familia son:

Flor y Canto en YouTube: https://www.youtube.com/channel/UC8IxKTxi6tQILG7iM13LMjg
CEM: https://www.cem.org.mx
Días de guardar 2021: https://diasdeguardar.com

Entre otras.

Debemos tener en cuenta que lo fuerte de la Semana Santa son los días jueves, viernes y sábado.

SEGUNDO. Acondiciona tu casa para que el ambiente sea propicio.
Mucho ayuda el que en casa haya un ambiente de oración y que tengamos un lugar, un espacio propicio para hacer oración.

De ser posible, deja un espacio fijo para realizar las celebraciones, pero si no es posible, ten todo listo para adaptar los espacios a tiempo para cada momento y cada celebración.

De ser posible es bueno tener un altar familiar y en el ir poniendo los signos más representativos de cada momento que estamos viviendo a lo largo de la semana, por ejemplo, el jueves santo podemos poner en el altar familiar una jarra con agua y una palangana, para recordar el momento en que Jesús, por amor, les lava los pies a sus apóstoles, después podemos poner un pan y una copa para significar la institución de la Eucaristía; el viernes podemos poner una cruz con una tela morada para significar la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo.

De esta forma nuestros hijos pueden ver gráficamente en que momento de la Semana Santa estamos y eso les ayudará a interioridad y a acompañar a Jesús en el dolor y en el Amor por nosotros.

TERCERO. Si tienes niños pequeños prepara material didáctico para que ellos también vivían la Semana Santa.
Como la intensión es que cada uno de los miembros de nuestra familia puedan vivir más intensamente la Semana Santa, nuestros hijos pequeños no pueden quedarse fuera, por eso aún estamos a tiempo de preparar materiales didácticos para ayudarle a situarse y vivir con nosotros cada celebración.

Podemos hacer flashcards o tarjetas con los elementos más significativos de cada día y también darles hojas para que los iluminen o los decoren con materiales divertidos.

Podemos organizar ver algunas películas para niños sobre estos temas, o algunos videos cortos que nos ayuden a entender los signos que estamos viendo y las celebraciones que estamos viviendo en nuestra Iglesia Doméstica.

El límite nos lo dará nuestra creatividad. Por eso es bueno comenzar desde ya para tener todo a tiempo y lograr que nuestros pequeños nos dejen vivir esta Semana Santa más espiritualmente y, lo principal, que ellos la puedan vivir; sin importar la edad que tengan.

CUARTO. Apóyate de las transmisiones que encuentras en las redes sociales.
En esta era de la Iglesia digital, tendremos un sinfín de transmisiones de cada celebración por lo que te recomiendo que busques la que más te guste y revises los horarios que tendrán para que estén listos a tiempo.

Recuerda que el ver las transmisiones no es sinónimo de relajo y de falta de respeto por las cosas de Dios. Debemos estar atentos a que nuestra familia viva con la mejor actitud esta Semana Santa y para eso es bueno que nos dispongamos también con la forma de vestirnos y de estar en cada celebración; sin importar quién nos vea. Dios lo ve todo y conoce nuestros corazones.

Y QUINTO. Vive cada celebración en familia y en un ambiente de oración.
Es muy importante que en nuestra Iglesia Doméstica logremos tener un ambiente de oración para que nuestros familia logre vivir muy espiritualmente esta Semana Santa.

De ser necesario, pon música católica cuando la liturgia lo permita.

Procura tener lugares designados para cada miembro de la familia para evitar pleitos o discusiones por cosas como estas.

Debemos lograr que nuestra casa se vuelca una verdadera Iglesia Doméstica donde podamos acompañar a Jesús en su pasión, muerte y después podamos celebrar en Familia la Resurrección de Jesús que nos abre las puertas a la vida eterna.

Siempre podemos ser meros espectadores y vivir la Semana Santa como si viéramos una película, pero es mucho mejor si logramos acompañar a Jesús desde cada uno de nuestros roles y condiciones familiares.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Vivir dignamente en estos tiempos difíciles

familias mexicanas

 

Tips del 17 de marzo del 2021

 

Vivir dignamente en estos tiempos difíciles

 

Por Silvia del Valle

 

 

 

Con todo lo que nos ha tocado vivir, que estamos en medio de una crisis económica fuerte, que nos mantiene tratando de obtener los recursos que tanto necesitamos para vivir dignamente.

Esto implica volver a plantearnos nuestras necesidades y saber darles la jerarquía adecuada.

Este año no ha sido una cuesta de un mes, sino que se ha prolongado hasta nuestros días por lo que te dejo mis 5Tips para lograr vivir dignamente en estos tiempos tan difíciles.

PRIMERO. Haz una lista de necesidades familiares.

Cada familia es diferente, así que cada lista será diferente.

Es muy importante hacer este ejercicio profundidad, porque así, podremos hacer conciencia de nuestras necesidades reales.

Muchas veces, por el ritmo de vida que llevamos, no nos damos el tiempo de analizar nuestra situación, sino que simplemente vamos día a día tratando de salir adelante, pero sólo haciendo conciencia, podemos planear soluciones reales.

Esta lista debe contener actividades y costos de las actividades básicas, por ejemplo, alimentación, vestido, colegiaturas, medicinas, reparaciones y mantenimiento de los autos, etc.; y después lo que es por gusto o distracción.

SEGUNDO. Analiza las necesidades y darles prioridad.

Una vez hecha la lista, es importante ubicar cuáles son las necesidades más importantes y cuales pueden esperar.
Esto nos puede ayudar mucho para darnos una buena ubicación de nuestra situación, y sobretodo, para dar pasos seguros para vivir dignamente, sin buscar tener demás, pero tampoco de menos.

Debemos recordar que la prioridad uno la tiene todo lo que se refiere a lo básico indispensable para vivir: alimentación, vestido, salud, etc. Todo lo demás pasa a un segundo nivel, que puede ir variando dependiendo de nuestras características particulares como familia.

Sería muy bueno revisar esta lista con nuestro esposo para hacerla más real y para que incluya lo que para él es importante. También es bueno incluir a los demás miembros de la familia para que sean conscientes de la situación, siempre que estén en edad de comprender.

Esto educa mucho a nuestros hijos porque les hace estar ubicados en la realidad y también les ayuda a darse cuenta que las cosas que afectan a un miembro de la familia son importantes para toda la familia. Les enseña a que el trabajo en equipo es necesario y que todos debemos estar dispuestos a trabajar juntos para que la familia esté bien.

TERCERO. Propón acciones concretas para solucionar las necesidades.

Es bueno dar dos o tres soluciones por cada necesidad, y luego ver cuáles son las más viables. Esto puede variar dependiendo de nuestra posición, de nuestras características, de los recursos que tenemos a mano y sobre todo de nuestra actitud.

Entre más concretas sean las acciones, será más fácil ponerlas en práctica. Sólo tú sabes lo que es posible y lo que da solución a cada necesidad. Es por esto que tú debes proponer estas soluciones, y después ponerlas a consideración, primero de tu esposo y después de todos los miembros de la familia.

CUARTO. Comunica a todos los miembros de la familia estas acciones.

Se puede hacer una junta familiar para dar a conocer las acciones que se implementaran para ajustarnos a nuestra realidad y dar solución a las necesidades mas básicas.

Quizá haya que apretar un poco el cinturón en algunas cosas, quizá haya que dejar otras, seguramente que será de forma temporal; pero siempre es bueno que todos estén enterados.

Es bueno ponerlo gráficamente y en un lugar visible para todos nuestros hijos, así no habrá confusiones. Será más fácil que todos cooperen.

Y QUINTO. Revisa constantemente que se esté cumpliendo todo lo acordado y que las acciones sean correctas, concretas y adecuadas para nuestra vida familiar.

Hacer evaluaciones constantes, nos permite corregir el rumbo si es necesario, cambiar de acciones concretas o simplemente adecuarlas a los cambios que va teniendo la familia.

Es importante entrar en un proceso de mejora continua familiar y para esto nuestros hijos deben estar dispuestos a llevar a cabo todas las acciones necesarias para la mejora familiar.

Podemos también, implementar algunos incentivos para nuestros hijos que cumplan con estas acciones y que tengan buena actitud. Podemos ofrecerles tiempo en el parque, jugar el juego que más les gusta, ver algún programa en la televisión todos juntos.

La idea es que estas acciones, no generen angustia ni tensión en la familia; sino que por el contrario, nos ayuden a desahogar la tensión generada por la cuestión económica y nos faciliten la relación familiar y la sana convivencia con nuestros hijos.

Debemos recordar que cualquier trabajo es digno y que no nos debe dar pena implementar acciones concretas para mejorar nuestra vida familiar y también, para educar a nuestros hijos, en la responsabilidad y para que se den cuenta de que lo que vale la pena cuesta trabajo.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Primeros auxilios para un corazón atormentado

salud emocional

 

Tips del 10 de marzo del 2021

Primeros auxilios para un corazón atormentado.

 

Por Silvia del Valle

 

 

Últimamente, nos encontramos con situaciones muy complicadas en cuanto al estado de ánimo y la salud emocional de las personas que nos rodean y de los que tenemos en nuestro cuidado.

La situación actual nos ha mostrado la fragilidad humana y por lo mismo, ha puesto de manifiesto los recuerdos, las heridas de hechos pasados realizados por nosotros o que otros nos los han hecho.

También nos ha hecho conciencia de qué hay agentes externos, como ideologías, espiritualidad es falsas, actos negativos que nos duelen y que nos generan un tormento espiritual y que le abren la puerta a la acción del enemigo (demonio) en nuestra vida.

Es por esto que nosotros como papás tenemos una gran labor, pues debemos estar al pendiente de nuestros hijos, de su salud integral.

Pero... ¿cómo lo podemos lograr, si es una labor titánica?

Pues, la mejor forma es estar atentos de nuestros hijos y con una muy buena comunicación, por eso, hoy te dejo mis 5Tips para dar los primeros auxilios a nuestros hijos cuando tienen el corazón atormentado.

PRIMERO. Mantén la calma.

Es necesario hacer acopio de paciencia es virtud para tener todo bajo control, empezando por nosotros mismos.

Si mamá está en control, la familia está bajo control pero, si mamá está angustiada, desesperado deprimida; la familia completa lo estará, por eso es de vital importancia mantener la calma y ser objetivas.

De ser necesario, hay que respirar profundo, hacer una pausa y tomar fuerzas para tener la mente fría y poder ayudar a nuestros hijos de la mejor manera.

Una forma eficaz es pedir ayuda a quien todo lo puede, la oración es edifica y nos centra. Cuando soy débil, entonces soy fuerte; pues me sostiene la gracia de Dios.

SEGUNDO. Revisa los signos vitales.

Así como cuando tenemos una herida profunda debemos dar los primeros auxilios y observar lo que sucede; también en la parte espiritual y emocional hay que revisar los signos vitales que son:

    • La mirada. Cuando la mirada cambia, se vuelve apagada, sombría o llena de ira; es seguro que nuestros hijos están siendo atormentado y necesitan nuestra ayuda. La mirada es la ventana del alma.
    • Incomunicación. Comúnmente, tienen actitudes de evasión, de negación o de ensimismarse y no quieren convivir o compartir con la familia. Esto puede ser un signo de alerta.
    • Cambios súbitos de conducta. Se dan por la lucha interna que, sin darse cuenta, están viviendo; por eso, a veces pasa que están bromeando y sin razón aparente, se enojan por detalles insignificantes y hasta llegan a las groserías o a la rebeldía y tienen desplantes.
    • Aislamiento. Es uno de los síntomas más claros y contundentes de este grave tormento ya que con frecuencia caen en depresión o tienen sentimientos de culpa que quisieran ocultar a los demás, sin darse cuenta, que al aislarse se acrecienta el problema, pues dan oportunidad a la mente a volar y a la imaginación a magnificar las cosas.

Si estamos atentos a estos síntomas podemos atender con prontitud las necesidades de nuestros hijos.

TERCERO. Discierne las prioridades.

Una vez que tenemos claro donde estamos parados, podemos ver qué es lo más urgente de atender.

Así que, hagamos una lista de las situaciones o problemas y luego tratemos de dar solución a cada una, con acciones concretas, que sean posibles y viables.

CUARTO. Ayúdanos a ubicar lo que sienten.

Una vez que nosotros ubicamos y dimencionamos las cosas, es tiempo de tratar de que nuestros hijos las asumen; porque la herida que no se reconoce, no se puede sanar.

Pero este proceso requiere de nuestro cuidado y amor, ya que estamos tocando el alma de nuestros hijos. Así que, otra vez, debemos hermanos de paciencia y estar dispuestos a recibir negativas, evasiones y hasta groserías o insultos; ya que nuestros hijos no son del todo dueños de sus actos.

Y QUINTO. Diseña una estrategia de rescate.

Cada uno de nuestros hijos es diferente, por lo que cada uno requiere soluciones y cuidados distintos.

Dependiendo del caso, ellos pueden ayudarnos encontrar las mejores soluciones y sobretodo a comprometerse a poner las manos a la obra.

Podemos escribir estas acciones en una libreta e ir revisando cada semana los avances o retrocesos, pues en estos casos; comúnmente damos pasos para adelante y también para atrás, pues hay factores externos que afectan la conducta de nuestros hijos.
Pero nosotros, debemos estar al pie del cañón y atentos para apoyar y sostener a nuestros hijos.

A veces, para sanar, debemos provocar algo de dolor pero pronto todo pasará y daremos gracias a Dios por su gran misericordia y bondad y nuestros hijos, podrán respirar; y retomar su vida libres de cualquier tormenta emocional o espiritual.

Recuerda que la estrategia debe ser 100% personalizada, así que... ¡Manos a la obra!

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 114