"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

¿De que sirve mi honradez ante tanta corrupción?

honestidadvscorrupcionPor Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos
@SilviaMdelValle

Es una pena que lleguemos a hacernos esta pregunta, pero yo creo que más de una vez ha pasado por nuestras mentes en estos últimos días.

La honradez es una virtud que debe ser inculcada en nuestros hijos desde muy pequeñitos, pero que poco a poco se va olvidando por la vida cotidiana y por que la sociedad nos va imponiendo modas anti valores que se vuelven una carga muy pesada de llevar.

En nuestro querido país y en el mundo entero, los indices de corrupción han crecido desproporcionadamente y no se ve como pueda tener solución este grave problema, pero nosotros los padres de familia tenemos la posibilidad de cambiar las cosas, educando a nuestros hijos en la virtud de la honradez e imprimiendo en ellos el sello de la autenticidad, es decir, que actúen por que es lo correcto y no por lo que hacen o dicen los demás.

Por eso hoy de dejo mis 5Tips para educar a nuestros hijos en la honradez.

PRIMERO. Que quede claro en que consiste la honradez.
Primero nos debe quedar claro a nosotros y después a ellos. Si nosotros somos honrados nuestros hijos aprenderán que así se debe vivir, pero si nos ven dar mordidas, pagar cuotas y hacer trampa, creerán que eso es lo correcto y estaremos formando a un delincuente en potencia.

La honradez no es otra cosa más que ser absoluta y completamente sincero sobre todo contigo mismo para así poder reflejarlo ante los demás. Tener pureza de intención y rectitud de acción.

Con mis hijos les hemos explicado con claridad en que consiste la honradez y es increíble ver como ellos son capaces de detectar cuando alguien no esta actuando honradamente.

Es cuestión de practica y paciencia para formar en nuestros hijos la virtud.

SEGUNDO. No permitas que lleven a casa cosas que no son suyos.
Esto es el principio de la honradez, desde pequeñitos es necesario que comprendan que las cosas son así. Nada que no le hayan dado sus papás o algún conocido debe entrar a la casa.

Para los pequeñitos es muy fácil pensar que pueden tener lo que quieran a la hora que quieran, pero es importante que comprendan que no es así y nosotros podemos ayudarles sin evidenciarlos o incomodarles porque no se trata de apenarlos, se trata de educarlos y corregirles con amor y caridad.

Cuando los pequeños llevan a casa algo que no es suyo, nosotros debemos hacerles ver que no es suyo y ayudar a que corrijan el error que han cometido.

A veces es muy latoso y cuesta mucho trabajo lograrlo, pero es muy importante formar la conciencia de nuestros hijos para estar alineados a la honradez y no a la corrupción, porque este es el camino más fácil, el que cuesta menos y que nos da muchos benefician porque no tengo que preocuparme de nada.

TERCERO. La pureza de intención es importante.
Como su nombre nos dice, es importante hacer todas las cosas para el bien y no para sacar algún fin propio o con alguna doble intención. También es necesario que todas nuestras acciones estén ordenadas a la justicia y a la verdad.

Cuando no tenemos pureza de intención podemos decir que el fin justifica los medios pero esta frase no es muy adecuada, en realidad, es perversa porque le da cabida a actos ruines y atroces que se quieren justificar.

Debemos enseñarles a nuestros hijos a actuar con pureza de intención y a ofrecer todo sacrificio que se deba realizar para actuar conforme al bien, la justicia y la verdad.

Cuando está pequeños es bueno explicarles todo esto y conforme van creciendo es bueno recordarles lo que significa tener pureza de intención ya que así se formará la virtud y después actuarán conforme a su conciencia y no conforme a las circunstancias se les presenten.

CUARTO. Enséñales a obrar con sabiduría.
La sabiduría es un don del Espíritu Santo y también es necesario que nuestros hijos aprendan a aplicar a la vida cotidiana. El que la tiene, es capaz de actuar rectamente y tomar decisiones adecuadas, es más, las mejores decisiones en su vida para orientar todo al bien, la justicia y la verdad.

Pero cuando falta, entonces llegan la soberbia y la avaricia que rigen la vida de la persona y lo hacen realizar actos ilícitos que solo lo llevan a la corrupción tanto física como moral.

Si enseñamos a nuestros hijos a se honrados los estamos armando para la vida y para navegar por el mar de la sociedad que lleva consigo corrupción, violencia y odio por la familia, en general.

Para lograr que nuestros hijos actúen con sabiduría es bueno que desde pequeños les enseñemos a discernir que es lo mejor en cada situación, tomando en cuenta todas las partes del problema, reflexionando sobre cual de las posibles soluciones es la que mejor queda en cada caso y por último, actuando conforme a lo que se discernió, sin pena de llevarlo a cabo.

Y QUINTO. Que todo vaya acompañado de la prudencia.
La prudencia es otra virtud que debe estar presente en la vida de nuestros hijos y en la nuestra también. Nos permite tomar decisiones adecuadas a los diferentes momentos de la vida, es quien regula si debemos hablar o callar, si debemos hacer o no.

Si somos prudentes es muy probable que seamos capaces de dejar pasar el primer impulso para actuar y lo hagamos conforme a lo que la sabiduría nos dice.

Para nuestros hijos esto puede ser difícil de lograr porque mientras son más pequeños, son más inquietos e impacientes, es decir, quieren todo al momento, porque no saben que si esperan no pasa nada; es por esto que debemos educar y entrenar a nuestros hijos en la prudencia y nosotros ser coherentes con lo que decimos.

Recordemos que se educa con el ejemplo y nuestros hijos están siempre atentos a lo que nosotros hacemos para imitarnos, porque estamos formando la conciencia de nuestros hijos y el termómetro que tienen para medir lo que es bueno, lo que es malo, lo que se debe y lo que no se debe, somos nosotros con nuestras acciones.

Ojalá que podamos ser ese modelo que ellos necesitan para aprender a actuar con honradez y sabiduría y así lograr que sean hombres y mujeres de bien, que no les de pena ser auténticos y que den testimonio de que se puede tener una vida virtuosa en medio del pantano de corrupción que la sociedad actual nos ofrece.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Cómo prevenir accidentes mientras manejas

seguridad-vialPor Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos
@SilviaMdelValle

Ahora que estamos en tiempo de vacaciones es muy común que aumenten los accidentes automovilísticos por eso es necesario tomar medidas para tratar de evitarlos.

Hoy te comparto mis 5Tips para prevenir accidentes.

PRIMERO. Revisa la presión de las llantas.

Es importante revisarla constantemente porque con los cambios de temperatura la presión de las llantas varía.

Cuando esto pasa y vamos con el coche lleno las llantas pueden explotar y provocar accidentes graves.

De ser posible hay que revisarlo constantemente y mucho más si salimos a carretera porque la carretera ayuda a que esto pueda suceder.

SEGUNDO. Revisa los niveles de los líquidos.

Es importante también estar al pendiente de el nivel del aceite, del anticongelante y de los líquidos de frenos y de la dirección ya que si alguno de ellos está fuera de rango puede provocar un accidente.

Sería muy bueno hacernos el hábito de revisarlos por lo menos una vez a la semana o cada vez que carguemos gasolina, de esta forma estaremos seguros de que el coche está en óptimas condiciones.

También es bueno llevar contigo algo de estos líquidos por si llegara a ser necesario que tú los recargues antes de llegar a una gasolinera.

Es mejor prevenir que lamentar.

TERCERO. Antes de salir revisa que lleves todo lo que necesitas.

Es también importante estar atento a que lleves todo lo que necesitas para el viaje y no sólo me refiero al equipaje, sino también me refiero al gato hidráulico, la llave para quitar las llantas y todo lo que se necesita para hacer frente una emergencia.

Otro punto importante es llevar a mano y bien identificados los papeles del carro y estar seguros que estén en orden. Estos papeles te pueden ayudar a hacer frente a cualquier emergencia.

Me refiero a la tarjeta de circulación, tu licencia de manejar y la póliza del seguro del auto.

CUARTO. Si llevas maletero, revisa que este bien asegurado.

Me ha tocado ver cómo los aditamentos que se ponen sobre el automóvil causan accidentes porque no están bien asegurados.

Es importante colocarlos con tiempo y calma para estar seguros que han quedado bien.

También debemos hacer pruebas de que se cierra bien y que no quede forzado porque puede abrirse con la presión que el viento ejerce sobre ella.

¿No queremos ver cómo las maletas velan por la carretera no?

Y QUINTO. Evita las distracciones y el cansancio.

Es importante que todo vaya en orden y que tengamos las menores distracciones posibles por eso es bueno llevar a mano todo lo que puedes necesitar. Un poco de refresco o café y algo de comer sería bueno tenerlo listo para que El hambre no te distraiga.

Llevar música que calme los nervios y el estrés del tráfico también es buena práctica.

Si viajas con niños pequeños es importante que vayan bien asegurados en sillas adecuadas a su edad y es importante que lleven algo con qué entretenerse para evitar los pleitos, llantos y gritos que pueden distraerte y provocar un accidente.

Con mis hijos lo que hacíamos era ponerles películas para que el tiempo se les pasara más rápido.

Por último debemos descansar antes de manejar para estar frescos y con los cinco sentido puestos en lo que estamos haciendo de esta forma estaremos listos para enfrentar lo que se presente en el camino.

Si nos sentimos cansados es mejor parar para descansar, cambiar de posición u de ser necesario dormir un poco.

Nada es más valioso que tu vida y la se tus seres queridos así que si llegas un poco más tarde a tu destino siempre es mejor a no llegar.

Manejar es una gran responsabilidad y está en nuestras mando reducir al máximo los riesgos que implica salir a carretera con familia.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¿Puede una ideología suplantar el derecho de los padres de familia a educar a sus hijos?

padres jugar ninosPor Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos

Es increíble que en la actualidad siga existiendo el método de la descalificación y posterior suplantación a todos los niveles, incluyendo la educación de los niños y jóvenes.

Los primeros y principales educadores somos los padres de familia y confiamos parte de esta labor a las escuelas, pero últimamente, no todas comparten nuestros valores y tratan de imponer los suyos de forma sutil.

La dictadura del relativismo nos ha hecho reos de ideologías sin sustento que manipulan la verdad y la quieren imponer a cualquier precio.

La ideología de género es de las más absurdas porque trata de imponer como verdad lo que naturalmente es imposible. Es la última rebelión de la creatura contra su ser, es sentirse como Dios y querer enmendarle la plana.

Por eso aquí te dejo mis 5Tips para educar conforme a nuestros valores.

PRIMERO. Define en que valores quieres educar a tus hijos.

Esto es muy importante, porque no podemos caminar si no sabemos a dónde queremos llegar.

Al hacer conciencia de los valores también hacemos conciencia del estilo de vida que queremos para nuestra familia y definimos prioridades.

Así podemos darle a nuestra familia una identidad y un sentido.

Los valores son los principios rectores que mueven a la familia y por eso es muy importante tenerlos claros.

Es muy bueno anotarlos y ponerlos en un lugar visible para toda la familia.

SEGUNDO. Se coherente y vive esos valores en familia.
Aquí es donde se necesita de gran valentía para poner manos a la obra a pesar de los mensajes contradictorios que algunas ideologías nos quieren imponer.

Es básico hacer una estrategia familiar que nos ayude con los más pequeños de la casa y también que les permita a los adolescentes vivir esos valores.

¡Nunca es tarde para comenzar! Nosotros hicimos un calendario de valores para vivir un valor al mes y poderlo llevar hasta la virtud.

TERCERO. Retoma las riendas de la educación de tus hijos.

Es necesario tener un proyecto de educación para nuestros hijos y revisar si los agentes externos a la familia colaboran en nuestro estilo de vida y nos ayudan a cumplir con ese proyecto.

Se trata de que tú marques el paso y los demás colaboren contigo, por ejemplo, la escuela, la familia extendida, el catecismo, el gobierno, las clases de deportes o de música, etc. todos ellos deben ayudarte de forma subsidiaria.

No olvides que nadie sabe mejor lo que necesitan nuestros hijos y e nosotros sus papás, aunque no tengamos mucha formación académica, porque siempre búscatelos su bien por el Amor que les tenemos y eso hace la diferencia.

Además, no se trata de hacerlo todo sino de ver que todo contribuya para vivir de forma coherente.

CUARTO. Tu presencia hace la diferencia.

Si somos papás presentes en la vida de nuestros hijos podremos estar al pendiente de sus necesidades y ayudarlos de forma oportuna, pero si delegamos esto en alguien más, es más probable que nuestros hijos tengan problemas.

En ocasiones, estar de tiempo completo con ellos es muy difícil, sobre todo porque debemos cumplir con nuestros deberes y en muchos casos debemos trabajar para apoyar el sustento familiar, pero con unos minutos al día será suficiente para conocer bien a nuestros hijos y ser los responsables de su educación.

Es necesario tiempo de calidad y de cantidad.

Y QUINTO. Busca amistades que también vivan esos valores.

Si nos apoyamos en familias que tiene el mismo estilo de vida es más fácil vivir los valores que hemos acordado que son los mejores para nuestra familia.

La convivencia con otras familias puede ayudarnos a que nuestros hijos encuentren amistades que viven los mismos valores y que se identifiquen con ellos.

El testimonio de otros niños y jóvenes les dará seguridad y los hará sentir parte de un grupo afín a ellos.

La vida en comunidad siempre es mejor y que bueno que sea una comunidad de familias.

Y por último, es importante dar testimonio de que vivir coherentemente no es difícil, solo es necesario estar decidido y estar dispuesto a dar testimonio ante la sociedad de que los valores son importantes y le dan la identidad a nuestra familia.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¡No más peleas entre hermanos!

pelea-hermnosPor Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos

Si tienes más de un hijo es común que se peleen por cualquier cosa. No importa la edad que tengan el pleito puede ir desde querer el mismo juguete hasta querer el mismo plato para comer o ver diferente programa en la tv a la misma hora.

Aquí están 5Tips que a mí me han funcionado y que puedes aplicar en tu familia.

PRIMERO: Escoge un color que identifique a cada uno de tus hijos

No necesitan saber leer para ubicar sus cosas ya que al identificar su color saben rápidamente cuales son sus cosas.

Con esta medida yo logré que mis 5 hijos no pelearan por las cosas.

Les compraba sus vasos, sus platos, su toalla, el cepillo de dientes y hasta sus sábanas de cada color. De igual forma con los juguetes trataba que predominara el color del cada uno de ellos.

Si nuestros hijos ya están en edad de escoger, involúcralos para que decidan qué color va a ser el que lo identifique y si no, no tengamos miedo en asignarles su color.

SEGUNDO: Dale un lugar a cada quien para que guarde sus cosas

Puede ser un cajón con su nombre o una caja de plástico pintada o forrada de su color.

Con esto les estamos dando una zona segura para sus cosas y sus hermanos aprenderán a respetar esos lugares.

Además, fomentamos el orden porque sin que se den cuenta, les estamos enseñando que las cosas tienen un lugar y que ahí es donde hay que guardarlas.

Si nuestros hijos ya están grandes podemos asignarles una gaveta en el closet para que pongan ahí lo que es suyo y así ya no tendrán pretextos para justificar que sus cosas anden por toda la casa.

TERCERO: Aplica las mismas reglas para todos

A veces cometemos el error de querer tratar de diferente forma al hijo más grande o al más pequeño.

Las reglas deben ser generales por lo que sí está establecido que hay un castigo para una mala conducta debemos ser parejo y castigarla de la misma manera en todos los casos.

La diferencia debe estar en el tiempo de duración del castigo, de acuerdo con la edad de cada niño. Un minuto por año es lo correcto. Y por favor, ¡no castiguemos a nuestros hijos de acuerdo al estado de ánimo en el que nos encontremos!

También podemos hacer un reglamento de nuestra casa con las 10 reglas básicas de nuestra familia. Yo lo tengo pegado en una pared para que a los niños no les cueste trabajo recordarlo.

De igual manera con los premios, no debemos hacer distinciones y sobre todo, debemos cumplirlos

CUARTO: Enséñales a compartir las cosas y ayúdales estableciendo turnos

Aunque tuviéramos el dinero suficiente para comprar varias piezas de lo mismo, nuestros hijos deben aprender a compartir y a esperar turno.

Lo principal es que jueguen con el mismo juguete y que esperen a que les toque, o que escojan un programa en la televisión y después dejen ver a los otros lo que escogieron, esto fomenta la paciencia y el control de sí mismos.

Los seres humanos normalmente competimos por los bienes que son de dos tipos:

•Los bienes tangibles y por lo tanto limitados, que pueden ir desde un juguete, un auto o el dinero y que con ellos debemos fomentar la prudencia, la caridad y la generosidad.

•Y los bienes intangibles como el amor, un reconocimiento o el honor y con ellos debemos fomentar el servicio a los demás, el compañerismo, la fraternidad y el dominio de sí mismo.

Y QUINTO: Sobre todo enséñalos a decir la verdad

Estoy segura que a todos nos ha pasado que cuando hay un pleito entre hermanos preguntamos ¿quién empezó? y todos dicen que el otro fue. Esto es causado por el temor al regaño o al castigo y no necesariamente por que les guste decir mentiras.

Pero es muy importante que tengan el valor de decir la verdad, que sepan afrontar las consecuencias de sus actos y así estarás ayudándoles a desarrollar el valor de la responsabilidad.

Salir sin castigo a base de mentiras, no trae nada bueno ya que el castigo no es a la persona, es a la acción equivocada.

A mis hijos, cuando se da una situación así les digo que prefiero que me digan la verdad y si lo hacen, algunas veces no los castigo porque me dijeron la verdad. Esto puede ser un estímulo muy bueno para que comprometan siempre con la verdad.

Mejor los hago reflexionar sobre el problema que causaron o el daño que hicieron.

Y lo que terminan haciendo es ofreciendo disculpas o tratando de reparar el daño que causaron.

¡Siempre es mejor la verdad!

Por eso no pasa nada si de vez en cuando, pasamos por alto el castigo. Sólo tenemos que poner los hechos en una balanza y ver que tiene más valor, la falta o haber dicho la verdad.

Al fomentar este tipo de actitudes les ayudamos a entender que No todo lo que quieren lo pueden tener al instante y que las cosas cuesta trabajo obtenerlas.

También les estamos marcando límites que, con los colores que les asignamos, son visualmente claros.

Si queremos hacer un delincuente o un sicario, entonces debemos darle a nuestros hijos todo lo que nos piden, déjalos que peleen y cómprales todo lo que está de moda.

Pero si lo que queremos es tener hijos centrados, debemos tener claro que los límites son necesarios. Y no debemos tener miedo de ponerlos, ¡Papá y mamá somos la AUTORIDAD en la familia!, porque a la larga les estamos educando para la vida.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 8 de 86