"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

Cómo saber si nuestros hijos están pasando por una crisis

crisis-existencialPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Cuando tenemos hijos pequeños, los problemas son pequeños, pero cuando nuestros hijos son adolescentes, los problemas son mayores y algunos pueden tomar dimensiones verdaderamente descomunales por eso es muy importante darnos cuenta a tiempo si nuestros hijos están pasando por una crisis.

Aquí están mis 5 tips para ayudarnos a lograrlo.

PRIMERO. Es importante observar a nuestros hijos.
Si estamos en constante relación con nuestros hijos podremos detectar cualquier cambio de conducta o comportamiento desde sus primeras manifestaciones.

Estar irritable, estar violento con los hermanos, querer aislarse, con querer hacer las comidas en familia o estar enojado todo el día pueden ser signos de alerta para nosotros como papás.

¿Qué hacer si nos damos cuenta de alguno de ellos? Pues muy fácil, debemos preguntarles el porqué de ese cambio de actitud y si obtenemos una respuesta de nuestros hijos podemos asumir que no hay peligro, pero si lo que obtenemos son negativas o largas para contestar, entonces es seguro que nuestros hijos están en problemas.

Con mis hijos procuro hacer mis labores como doblar ropa o hacer pares de calcetines donde ellos están jugando o ando están viendo la televisión, así puedo ver sus actitudes en sus juegos y detectar algún problema a tiempo y además estoy aprovechando el tiempo haciendo cosas de la casa.

SEGUNDO. Ten una buena comunicación
Para nuestros hijos es de vital importancia sentir que tienen un canal de comunicación siempre abierto con nosotros.

¿Y cómo lo pueden sentir si cuando vienen a hablar con nosotros los recibimos con un "no tengo tiempo"? ¿O con un estoy muy ocupado, no me molestes con tus tonterías?

En mi caso con mis hijos en cuanto me doy cuenta de que les he contestado así dejo de inmendiato lo que estoy haciendo y les pongo atención. Si ya se había retirado del lugar lo llamo para que regrese y entonces le ofrezco una disculpa y le pido que me cuente lo que me iba a decir.

Claro que a veces se vale decirles que nos permitan un momento pero siempre con una actitud de atención y de interés hacia lo que nos quieren decir.

En mi familia, hemos decidido mi esposo y yo, hacer una pequeña junta familiar de 15 minutos al final del día, puede ser mientras cenamos o de regreso de las actividades deportivas que tienen nuestros hijos. En ella cada uno nos cuenta como les fue en el día y como se sienten.

Si alguno tienen algo que contarnos más profundamente, lo llevamos a un lugar aparte y le ponemos atención hasta que logra expresarnos lo que siente o piensa.

TERCERO. Vigila lo que hace en las redes sociales o en el internet
Otro signo de alerta es lo que publican en las redes sociales o las páginas a las que se meten nuestros hijos.

Ahora que tenemos una ventana abierta de par en par en nuestras casas con el internet, nos vienen problemas más graves ya que lo que a nuestros hijos no se les había ocurrido, sus amigos y conocidos se los dan a saber.

Otro punto es que tiene que ver con que ahora nuestros hijos quieren ser aceptados en todos los medios y esto incluye el medio electrónico por lo mismo entran en conflicto porque en ocasiones no todos los medios son iguales lo que les hace tener una personalidad diferente para cada medio.

CUARTO. Dales tiempo personal a cada uno
A veces nuestros hijos necesitan pasar tiempo con nosotros solos. Por eso es muy bueno que, de vez en cuando, le pidas que te acompañen cada uno en lo particular a realizar las diferentes actividades que tienes a lo largo de la semana.

Por ejemplo, con mis hijos es algo difícil porque son cinco, pero procuro llevar a uno cuando voy por el súper, a otro cuando voy a recoger a papá del trabajo, al otro si voy a la tienda, al otro cuando voy al banco y así busco momentos para pasar tiempo a solas con cada uno.

Y es en estos momentos cuando ellos me cuentan como se sienten sin temor a que los demás se burlen o los hagan sentir mal.

Si contamos con un poco más de tiempo podemos llevarlo a tomar un helado y a caminar al parque para que el ambiente sea mejor.

Y QUINTO. No dudes en buscar ayuda
No necesitamos que nuestros hijos estén pasando por una crisis para comenzar a prepararnos y así saber como ayudarlos.

Desde ya podemos buscar libros sobre estos temas, podemos asistir a conferencias donde se toquen los temas de la adolescencia o podemos organizar talleres para que más papás compartamos nuestras experiencias y así podamos edificarnos y ayudarnos mutuamente.

La mejor solución a un problema es la prevención así que no podemos sentarnos a esperar a tener a alguno de nuestros hijos en crisis para buscar soluciones.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Fake News. ¡Cuidado!

fakebookPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

En la LII Jornada Mundial de las comunicaciones sociales el Papa Francisco nos invita a tener cuidado con este tipo de noticias falsas y no solo los que están involucrados en los medios de comunicación formales, sino también los que interactuamos en las redes sociales.

Todos debemos ser responsables de lo que compartimos y de lo que defendemos.

Porque en muchas ocasiones lo que compartes va minando tu reputación y tu credibilidad ante los demás. Así que cuando compartimos algún contenido o noticia real, ya nadie te va a creer.

¿Pero como no caer en la trampa de las noticias falsas?

Pues hoy te comparto mis 5Tips para reconocer cuando una noticia es falsa.

PRIMERO. Verifica la fuente y coteja con otras fuentes confiables.
Es importante poner atención en quien genera la noticia que nos ha llegado.

Sobre todo las noticas o videos que se comparten por el WhatsApp porque la mayoría van sin firma, sin referencia y sin encabezado.

Si no sabes quien la generó, mejor no la compartas.

Aún cuando ya la has encontrado, es bueno cotejarlas con las fuentes más confiables; y no sólo con una, de preferencia que sean dos o tres para que tengas la certeza de que lo que te ha llegado por las redes sociales si es real.

SEGUNDO. Lee más allá del encabezado.
En muchas ocasiones los medios impresos usan los encabezados más llamativos aunque no tengan mucho que ver con el tema que se trata la noticia.

Esto lo hacen para llamar nuestra atención.

Por eso es muy importante que nos demos unos minutos para leer el contenido o en el caso de los videos para verlos y poder, responsable y coherentemente, compartir o dejar de compartir lo que me llega.

TERCERO. Comprueba la fecha.
Es costumbre en las redes sociales reciclar las noticias y resucitar esqueletos pasados.

A veces están circulando videos o notas que ya las vimos hace tiempo.

Es entonces, importante que busquemos la fecha de la nota, del video, del Mene, etc.

Si no tiene fecha, duda que sea real.

CUARTO. Pregunta al experto en el tema.
Cuando son contenidos de temas importantes y que no conoces, es muy bueno que te acerques a personas que te puedan apoyar y darte el soporte con esos temas.

No hay preguntas tontas, así que más vale buscar clarificar nuestras dudas que difundir información falsa o equivocada.

Y QUINTO. Más vale informar bien, qué informar primero.
Nuestro orgullo nos puede jugar una mala pasada y provocar que queramos brillar más y ser los primeros en sacar alguna noticia y por lo mismo no reflexionamos sobre ella.

Pero siempre es mejor informar bien, así quien vea o lea lo que compartes, se acordará más de lo que tú comunicaste y seguro que lo que fue falso, aunque llegue primero, pasara al olvido y seguro que provocará que dejen de confiar en ti.

¿De qué quieres que se acuerden cuando piensen en ti?

Las noticias falsas son como virus así qué hay que tomar precauciones para no infectarnos con ellas y no provocar que otros caigan en el engaño que ellas promueven.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Abramos nuestro corazón al Espíritu Santo

free-pigeonPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Ya estamos por terminar la Pascua y con esto esta por llegar la fiesta de Pentecostés.

Y no es una fiesta conmemorativa sino que es el día en que de forma real y verdadera el Espíritu Santo se derrama de forma especial y nos inunda el corazón.

Por eso es necesario tener apertura de corazón para recibir sus dones y que sus frutos sean parte de nuestra vida.

Por eso hoy quiero compartir mis 5Tips para abrir el corazón a la acción del Espíritu Santo.

PRIMERO. Haz oración a diario.
Una oración sencilla y constante, de esas que te permite dialogar con Dios, no solo con fórmulas establecidas, sino de corazón a Corazón.

Donde El te mire y tú lo mires para que Su Amor pueda marcar tu corazón y lo deje listo para el Espíritu Santo.

Yo le dedico al día unos minutitos y busco a lo largo del día, instantes de oración con alguna jaculatoria sencilla que me permitan acordarme que debo estar en oración constante.

SEGUNDO. Conoce los dones y frutos del Espíritu Santo.

Nade ama lo que no conoce, es por esto que necesitamos conocer más sobre el Espíritu Santo para poder desear sus dones y frutos.

Cuando un corazón anhela algo, Dios le hace caso, siempre que sea para nuestra salvación; por eso es necesario desear en el corazón que el Espíritu Santo actúe en nosotros y toque nuestros corazones.

TERCERO. No tengas miedo.
Cuando nos damos cuenta de la posibilidad de que Dios nos conceda algún don o carisma diferente a los demás, es normal sentir miedo, pero debemos ser valientes y aceptar con amor lo que Dios nos da y sobre todo, ponerlo al servicio de los demás.

Esta es la razón de ser de un don o carisma especial.

CUARTO. Todos tenemos dones y carismas.
Es un error pensar que no somos dignos de algún favor así, pero en realidad somos hijos de Dios y esto es suficiente para que Dios quiera regalarnos su gracia.

Debemos educar a nuestros hijos para que vean esto como lo más normal, porque es normal, sólo que nuestro pecado y muestra forma de vida no nos permite verlo así.

Y QUINTO. Nada pedir, nada negar.
Esta frase me la dijo un día mi director espiritual y me ha sido de mucha utilidad a lo largo de la vida.

"Nada pedir", es decir, vivir con lo que Dios nos quiera regalar. Vivir sin apegos y sin exigencias.

Dios sabe lo que necesitamos y le gusta que nos acerquemos a Él y le tratemos como a un Padre bueno y misericordioso.

Y no se trata de no hacer oración y pedirle a Dios su ayuda, se trata de no exigirle a Dios que nos dé lo que le pedimos, se trata de no imponer nuestra voluntad sobre la de Dios.

"Nada negar", es decir, si Dios nos regala algo, debemos discernirlo, aceptarlo, agradecerlo y ponerlo al servicio de los demás.

Esta es la razón de ser de los dones y carismas, en servicio a los demás.

Y podemos educar a nuestros hijos desde pequeñitos para que hagan vida esta forma de ver las cosas.

Que nuestros hijos, no importa la edad, sepan que pueden acudir a Dios en sus necesidades y hablarle como a un Padre bueno y expresarle sus deseos y necesidades; pero que estén seguros que Dios obrara en ellos y les dará lo que es mejor para su vida.

Así lograremos evitar tener jóvenes, y no tan jóvenes, enojados con Dios porque El no les da todo lo que ellos piden.

Lo más importante es dejar que Dios haga en tu corazón y aceptar con humildad lo que Dios te quiera dar.

Que todo sea para la máxima gloria de Dios.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Es la hora de los laicos

tiempo-laicosPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle
@smflorycanto

Si, es el tiempo de que los laicos, es decir, todos lo que estamos bautizados y no estamos consagrados o que no somos sacerdotes o religiosas, hagamos vida nuestra vocación y seamos valientes para alzar la voz y evangelizar en el mundo.

Y es precisamente en el mundo donde nosotros podemos dar testimonio de la acción de Dios en nuestras vidas.

El mundo es nuestro campo de acción y Jesús nuestro motor.

Por eso hoy te quiero compartir mis 5Tips para cumplir con nuestra misión como laicos.

PRIMERO. Aprende a discernir la Voluntad de Dios para ti.
Es muy importante tratar de comprender la misión que Dios nos ha dado para así, tratar de cumplirla en todo momento.

Tenemos diferentes misiones, porque vivimos diferente aspectos cotidianamente; tenemos una misión como padres de familia, como personas, como esposos, como profesionistas, como católicos, como ciudadanos y todas esas misiones deben ser complementarias y todas deben apuntar a hacer la voluntad de Dios, es decir todas deben ser regidas por la misión principal que es ser santos en el mundo actual.

SEGUNDO. Pon tus dones y carismas al servicio del pueblo de Dios.
No negarle nada a Dios. Un don es un regalo, es decir, es gratis, por lo mismo es importante compartirlo con los demás.

Un don que no se comparte se atrofia y se desperdicia. Dios da diferentes dones y carismas a las diferentes personas para que puedan complementarse y así necesitar unos de otros y tener vida de comunidad. Lo más importante es conocer cuáles son tus dones y tus carismas, para ejercerlos y ponerlos al servicio de los demás.

Podemos empezar en nuestra familia colaborando en los deberes de casa.

TERCERO. Pureza de intención ante todo con el seguimiento de un sacerdote santo.
Es muy necesario que nuestra intención al hacer las cosas sea solo hacer la voluntad de Dios y no el brillar nosotros o nuestro beneficio.

También es necesario que un sacerdote nos dé seguimiento y asesoría tanto física como espiritual, así que siempre actuemos conforme a la doctrina y al magisterio cierto.

CUARTO. Cuida los Límites.
Sirve para tu salvación... hazlo. Es importante saber que no podemos hacer todo lo que se nos ocurra, por eso es importante que sepamos hasta donde nos toca a los laicos y en donde ya es misión del sacerdote.

Esto lo logramos estando en contacto y comunicación con los sacerdotes y con lo que nos pide el obispo.

A los laicos nos toda el mundo físico, la vida cotidiana y ahí es donde podemos ejercer nuestros ministerios y poner nuestros talentos al servicio de la comunidad.

Y QUINTO. Cuidado por la omisión.
Es importante tener en cuenta que si no hacemos lo que nos toca cometemos omisiones que nadie puede suplir.

Si está en nuestras manos, debemos hacer conciencia de que es necesario que seamos luz del mundo e iluminemos las conciencias de los que no tienen claro su misión.

Y también es muy necesario que nuestros hijos vean que nosotros hacemos cosas por tener un mundo mejor.

Nuestro ejemplo los educa más y no es nada difícil que ellos aprendan a vivir con este estilo de vida.

Recordemos que somos la cara de la iglesia y que nuestro testimonio es importante ya que la percepción que tiene el mundo de la iglesia se materializa en nuestro testimonio.

¿A quien cuando te ven?

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 5 de 90