"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

La importancia de decir la verdad

importancia-verdadPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Una de las virtudes que debemos fomentar en nuestros hijos es la de decir la verdad ante todo. Esto es la base de otras virtudes como son la honestidad, la responsabilidad y la justicia, estas virtudes nos ayudan a ser mejores personas y así tener un mundo mejor.

Como padres de familia debemos ayudar a nuestros hijos a ir adquiriendo esta virtud desde temprana edad, pero si nuestros hijos ya están mayores y no siempre nos han dicho la verdad, nunca es tarde para comenzar a hacerlos.

Aquí están mis 5 Tips para inculcar en nuestros hijos la virtud de decir la verdad.

PRIMERO. Explícales a tus hijos lo importante que es decir la verdad.
Si nuestros hijos no tienen claro que decir la verdad es muy importante y que implica esto, seguro que les será muy difícil entender que deben decirnos la verdad.

Con mis hijos he llegado al acuerdo de que si me dicen la verdad yo no los castigo, sólo buscamos una acción que repare el daño hecho.

Así ellos sienten la confianza de decirme la verdad.

SEGUNDO. Que no te tengan miedo, sólo respeto.
Si nos tienen miedo, con más dificultad nos dirán la verdad.

El respeto es importante para que tengamos una buena relación, el miedo sólo rompe el canal de comunicación y muchas veces lo que se logra es que nos mientan por temor a lo que vamos a decir o por el castigo que les vamos a imponer.

Tampoco se trata de hacer como que no ha pasado nada. Toda acción tiene una consecuencia y por lo mismo debemos actuar conforme a ella.

TERCERO. Utiliza estrategias gráficas con los más pequeños.
Cuando nuestros hijos están pequeños debemos ir trabajando para que adquieran el hábito de decir la verdad por lo que podemos ayudarnos de elementos gráficos para que a nuestros hijos les sea divertido y además los invite a cumplir.

Con mis hijos les hice un calendario o marcador de triunfos donde ellos marcaban cada vez que decían la verdad con una marquita de su color. A veces eran estampitas de personajes y otras un simple dibujo o palomita con plumón, pero siempre tenían el gusto de ir llenando los cuadritos.

Cuando lograban llegar a cierta cantidad de marcas les daba un incentivo como un dulce o algún juguete pequeño. Cuando fueron creciendo los incentivos fueron desapareciendo porque ellos fueron comprendiendo la importancia de decir la verdad.

CUARTO. Con los adolescentes, implementa una estrategia integral.
Cuando nuestros hijos ya son más grandes, podemos incluirlos en la planeación de la estrategia para que no lo sientan como una imposición y por lo mismo participen con gusto.

Debe haber claridad en las reglas y también en los castigos o consecuencias de sus actos.

Ahora con mis hijos llegamos al acuerdo de que si ellos me dicen alguna mentira, la consecuencia de esa falta la van a realizar durante una semana.

Además de que durante la semana también realizarán labores extra en casa porque se trata de que la piensen dos veces antes de decir mentiras.

En algunas ocasiones, ellos me buscan para preguntarme yo que haría en alguna situación y con base en eso ellos ven que van a hacer y eso les ayuda mucho para que vayan tomando decisiones por ellos mismos.

Y QUINTO. Y nosotros también debemos participar.
Es difícil que nuestros hijos no vivan en un ambiente donde se dice una cosa y se hace otra.

Es mucho más educativo para ellos ver nuestro ejemplo y ver cómo solucionamos los problemas que se nos van presentando día con día que escuchar largas explicaciones.

Nuestros actos los educan más que nuestras palabras.

Y si nosotros estamos acostumbrados a las mentiras piadosas pues debemos comenzar a dejarlas porque al final de cuentas, son mentiras y les estamos dando la posibilidad a ellos de que nos mientan porque cuando les digamos que por que actúan así ellos nos van a decir que lo han aprendido de nosotros.

Siempre es mejor la verdad por lo mismo nunca es tarde para implementar nuevas estrategias para nuestra familia.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Ayudar a nuestros hijos en el estudio

ayudar-estudioPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Con el inicio de las clases también vienen nuevos retos para nuestros hijos y también para nosotros como papás porque debemos ayudar a nuestros hijos a que tengan las mejores condiciones para el estudio, yo sé que no es tarea fácil y sobre todo cuando tienes varios hijos en diferentes grados, por eso que hoy quiero compartiles 5 tips para ayudar a nuestros hijos en el estudio y que a mi me han funcionado.

PRIMERO. DEFINE UN HORARIO PARA EL ESTUDIO.
El primer paso para tener éxito en una empresa es tener orden y también en el tiempo que le dedicamos.

La edad no es problema para lograrlo. Cuando mis hijos estaban más pequeños y no podían leer el reloj le puse unos dibujos para que entendieran que tenían que hacer a cada hora.

La hora de estudio no debe ser muy tarde, de lo contrario estarán ya cansados y aprenderán menos.

SEGUNDO. REVÍSALES LA TAREA Y PREGUNTA QUÉ APRENDIERON DE ELLA.
Debemos hacerles ver a nuestros hijos la importancia de no hacer su trabajo nada más por terminarlo pronto.

Y también debemos entender nosotros que la tarea es para reafirmar los conocimientos por lo que no debemos hacer sus tareas por ellos, aunque sean maquetas o carteles que mucha gente va a ver, en todo caso podemos sentarnos con ellos y ayudarles en lo que vayan necesitando.

También es bueno al terminar, preguntarles que aprendieron de esa tarea, ya que a veces la reflexión fija los conocimientos.

TERCERO. GUÍALOS SIN QUE LOS PRESIONES.
Como papás debemos ser muy pacientes y tener claro que esto del estudio es un proceso y que nuestros hijos poco a poco irán tomando su paso y adquiriendo sus propias técnicas para estudiar.

No todos aprendemos igual. Con mis hijos he tenido que inventar canciones para historia, hacer tarjetas con imágenes para ingles, juegos de memoria para geografía, concursos de operaciones para matemáticas y manualidades para ciencias, para que el juego los motive a aprender.

CUARTO. RECONOCE MÁS EL ESFUERZO QUE EL RESULTADO.
La calificación de un examen depende de muchos factores como los nervios y la claridad de las preguntas.

Por eso que nos baste con saber, que nuestros hijos han adquirido los conocimientos y así les estaremos enseñando que no dependa de un número.

Un papá o mamá perfeccionistas podemos bajar la autoestima de nuestros hijos rápidamente y esto es mucho más grave que una mala calificación.

Y QUINTO. CUIDA LAS CONDICIONES EN LA QUE ESTUDIAN.
Es importante que nuestros hijos tengan las mejores condiciones para estudiar.

¿En qué nos debemos fijar? Que sea un lugar alumbrado, ventilado y limpio. De ser posible un espacio propio y si no, por lo menos que sea el mismo lugar siempre. Que nuestros hijos duerman bien y que estén bien alimentados.

También debemos estar conscientes de que las condiciones emocionales afectan a nuestros hijos por eso las expresiones como "eres un burro", "estás menso", "tonto" o "porque no entiendes" no deben existir, por lo que debemos buscar frases positivas y llenas de amor, ya que es por medio del Amor como lograremos guiar a nuestros hijos por el mejor camino.

Entonces el día de hoy también debemos felicitar a los papás y mamás, que están al pendiente de la educación de los hijos y que enseñan a sus hijos con el ejemplo.
Espero que estos consejos les sean de utilidad.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¡Violencia! ¿Cómo afecta a mi familia?

violencia-escolarPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

En la actualidad podemos ver cómo la sociedad está cada vez más violenta y en muchas ocasiones pensamos que eso está muy lejos de nosotros, sin darnos cuenta que la violencia social cada día está más cerca de nuestras familias.

Y para muestra están nuestros hijos que son expuestos a la violencia que contienen las caricaturas o los videojuegos sin que nosotros podemos controlarlo.

También podemos ver cómo se ha llenado de violencia el ambiente escolar en el que se desenvuelven u estros hijos.

Y qué decir de la violencia que genera el tráfico y las largas jornadas que pasamos en medio de el, tratando de llegar de un lugar a otro y teniendo que ejercer nuestra paciencia al máximo, con el riesgo de ser asaltados o violentados.

La vida se ha vuelto violenta y nuestras familias se ven afectadas en su dinámica propia ya que se viven los efectos y secuelas que la violencia social genera.

Por eso aquí les dejo mis 5Tips para que la violencia no afecte tanto a nuestra familia.

PRIMERO. Háblales con ternura aún cuando estés molesto.
Es muy fácil que lleguemos a casa con los ánimos exaltados y queriendo pelear con todos por el nivel de violencia que se vive en medio del tráfico, pero es necesario dejar afuera esta carga y armarnos de ternura y amor para hablar con nuestros hijos.

Una buena estrategia es que antes de llegar a casa respiremos profundo y pongamos en las manos de Dios los afanes del día, así seremos capaces de hacer a un lado todo esto y poder hablar con nuestros hijos con ternura y amor.

El Amor es la clave para contrarrestar la violencia.

También es necesario darnos cuenta de que nuestros hijos son pequeños, son adolescentes o son jóvenes que se pueden equivocar y que debemos tratar de comprenderlos y corregirlos con amor antes que hacer uso de la violencia.

Esto cuesta trabajo pero vale la pena porque de eso depende que nuestros hijos aprendan cómo enfrentar la vida.

SEGUNDO. Cuida lo que ven y escuchan.
Otra forma de infiltrar la violencia en nuestro hogar es por medio de los programas de televisión o por los cómics que leen nuestros hijos.

Ahora también es una fuente de violencia las canciones modernas que sólo hablan de drogas, narcos, violencia y actos deshonestos.

Debemos tener cuidado de que en casa no tengan posibilidad de estar en contacto con esto.

Yo sé que pueden estar en contacto en otros lados pero es necesario que hablemos con nuestros hijos y les hagamos ver que ellos mismos deben cuidarse de escuchar y ver estas cosas que violentan su alma y que son fuente de agresividad.

Es mejor que aprendan a desechar lo que no les hace bien por ellos mismos.

TERCERO. Dialoga para solucionar los problemas.
Nuestros hijos hacen lo que ven, porque tratan de imitar todo.

Por esto es necesario que aprendan de nosotros a dialogar en lugar de discutir.

Si les ponemos el ejemplo estaremos armando a nuestros hijos para saber gestionar sus sentimientos y para solucionar las cosas sin violencia.

Debemos educarlos en la tolerancia a la frustración y también en el ofrecer todo a Dios para que sea El quien lo haga trascendente.

La cultura del sacrificio debe estar presente en nuestras familias. Aunque ya no esté de moda en la sociedad.

CUARTO. Perdona y olvida.
El resentimiento genera rencor y el rencor engendra la violencia en el alma, es por esto que debemos cuidar que nuestros hijos sepan que es mejor personar y bendecir que guardar rencor.

El que perdona, pone todo en las manos de Dios y por lo mismo olvida y bendice.

De otra forma, estará buscando siempre la revancha o el hacer justicia por propia mano y estoy genera mucha violencia, tanto verbal como física.

Una forma muy sencilla de enseñar a nuestros hijos a personar es hacer el ejercicio cada vez qué hay un pleito o una ofensa en casa.

Lo mejor es que se pongan frente a frente y que los involucrados ofrezcan disculpas y reciban las que el otro les ofrece y después que sigan jugando o conviviendo en santa paz.

Y QUINTO. Ora y ofrece todo.
Cuando oramos por La Paz interior de nuestra familia estamos colaborando para lograr La Paz en nuestra sociedad.

Nadie da lo que no tiene, por estos es necesario llenarnos de paz el corazón para poder actuar con paz y contrarrestar la violencia qué hay en la sociedad.

Y si logramos ofrecer todo lo que nos pasa en el día, estaremos logrando hacer que todo tenga frutos espirituales para nuestra familia.

Con este ejemplo nuestros hijos verán todo esto como lo más normal y se acostumbrarán a ofrecerlo todo en lugar de guardar rencor y buscar revancha.

La violencia se contrarresta con Amor.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¿Que hago con mis hijos millennials?

hijos-millenialsPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Los Millennials son una generación de chicos que la sociedad se ha encargado de darle características muy particulares y les ha tocado comenzar una nueva era tecnológica por eso se han vuelto un caso especial, además de que crecieron en una época económica más o menos estable por lo que le tocó recibir todo lo que necesitaban sin mucho esfuerzo.

Por ser idealistas y creativos intentan ser más emprendedores aunque su falta de tenacidad hace que en muchos casos no tengan éxito.

Otra característica es que no pueden comprometerse al cien por ciento por lo que les cuesta trabajo sostener un trabajo estable, iniciar una familia o profundizar en los estudios.

Creen que todo lo merecen y por esto parecen presumidos pero en realidad no son así.

Pero esto no quiere decir que no tengan remedio. Gracias a Dios hay muchos casos de éxito que ya han formado una familia y que están bien comprometidos con ella, teniendo un trabajo estable y logrando sus objetivos.

Nosotros como papás debemos comprender estas situaciones y apoyarles en la medida de nuestras posibilidades, guiando y acompañándolos lo más posible, por eso aquí te dejo mis 5Tips para tratar con tus hijos Millennials.

PRIMERO. Lo que más necesitan es cariño y comprensión.

Comprender no es sinónimo de solapar, por eso es bueno tener claras las características de esta generación, sobre todo sus fortalezas y debilidades, para tratar de hacer empatía con ellos; a pesar de que sean tan distintos a nosotros.

Todo padre debe expresarle a sus hijos su cariño en cualquier circunstancia sin que esto implique que aceptemos todo lo que hacen.

Por amor debemos corregirlos y por amor debemos educarlos. No importa la edad que tengan, sobre todo si aún viven en nuestra casa. Es necesario que acaten las reglas y modales de la familia.

SEGUNDO. La tecnología forma parte de su vida cotidiana.

Esto es básico comprenderlo porque en muchas ocasiones quisiéramos verlos separados de la tecnología y esto no puede ser.

Por las condiciones actuales la tecnología se ha vuelto una herramienta de trabajo por lo que deben tener acceso constante a ella.

Esta misma tecnología puede ser la forma principal de evasión ya que son propensos a volverse adictos a los videojuegos y redes sociales.

Como papás debemos procurar que la tecnología sea un instrumento para su desarrollo y no un elemento de vicio.

Pero a su edad, la decisión es de cada uno de ellos.

TERCERO. Pueden hacer varias cosas a la vez.

Esta característica, si la saben aprovechar, puede ser el elemento de éxito en su vida.

Esto les da una visión diferente de las cosas y pueden llegar a soluciones grandes a problemas reales y también pueden optimizar procesos que ya existen por tener una gran creatividad.

Por eso puede ser excelentes emprendedores ya que tienen en la mira todos los aspectos que implica un negocio.

CUARTO. Podemos apoyar sus iniciativas siempre que estén bien fundamentadas y que sean realistas.

Como la mayoría de los jóvenes que están en edad de emprender son un poco idealistas, es necesario ayudarles a poner los pies en la tierra y ubicar si sus planes están dentro de lo posible o si hay que hacer alguna adecuación.

Nosotros podemos apoyarles de muchas formas para que lleven a cabo sus planes. Puede ser económicamente o con algunas ideas o con un buen asesoramiento general para el proyecto.

Debemos ofrecer nuestra ayuda pero bien acotada y definida y dejar muy claro que el negocio es responsabilidad de ellos, de otra forma podrían buscar que nosotros hiciéramos todo y ellos sólo gozar de los beneficios.

Siempre estamos en posibilidad de decir hasta aquí apoyamos, ahora te toca a ti. Cuesta trabajo, pero es necesario para que se hagan responsables.

Y QUINTO. Ayúdalos a tener una vida espiritual.

La parte espiritual es algo que nuestros hijos Millennials ya no toma en cuenta ya que están inmersos en la tecnología y otras muchas cosas que el mundo les presenta, a pesar de que en casa si se tenga una vida espiritual.

Nunca es tarde para comenzar y podemos hacerlo invitándolos a que asistan con nosotros a los eventos y devociones que alimenten la espiritualidad.

Seguramente al principio nos dirán que no, pero poco a poco lograremos que les vaya interesando.

En caso de que no haya interés alguno, nos queda el principal recurso que es la oración.

Cuando una madre ora de rodillas por un hijo, este responde de pie y se encamina hacia donde Dios le pide.

Cuando las cosas se nos salen de las manos es el momento de voltear los ojos al cielo y pedir ayuda.

La oración de una madre y de un padre es muy fuerte, por eso debemos orar siempre por nuestros hijos y ofrecer todos nuestros esfuerzos para que nuestros hijos vayan siempre por el camino de la voluntad de Dios.

Debemos tener claro que esto de las generaciones son sólo características que la sociedad va marcando pero que no pueden determinar a nuestros hijos.

Lo que verdaderamente los determina son los valores y las virtudes que les hemos inculcado y la educación que les hemos dado.

Por eso no debemos etiquetar a nuestros hijos y mucho menos encasillarlos en ciertos parámetros ya que cada uno es único e irrepetible.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 5 de 93