"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

La vida espiritual en la familia

espiritualidad-familiaPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

El tema de la espiritualidad es un tema poco tratado pero muy necesario en nuestros días.

Y lo primero que podemos decir sobre el tema es que debemos tener claro que es la espiritualidad, para hablar en el mismo idioma.

Espiritualidad es un estilo de vida, es la forma de contemplar, vivir y transmitir a Jesús y esto nos da ciertos principios, actitudes, signos y rasgos que nos dan respuesta a una necesidad del ser humano y que parten del Evangelio y del magisterio de la Iglesia.

En pocas palabras es la forma de seguir a Jesús, por ejemplo, los franciscanos lo siguen como pobre, los jesuitas como general, los de la Cruz como sacerdote y víctima, etc.

Hay muchos carismas y muchos estilos dentro de la vida espiritual católica y cada quien puede inclinarse más por alguno de ellos, dependiendo de sus necesidades y de sus características propias.

Y es muy necesario que en la familia tengamos una espiritualidad, ya que será el estilo de vida que caracterizará a nuestra familia y la forma en que nos desenvolveremos en el mundo, por eso aquí te dejo mis 5Tips para desarrollar la vida espiritual en la familia.

PRIMERO. Discierne qué misión tienen como familia.
Cada familia tenemos un llamado particular, es decir un propósito específico que cumplir y que le impregna un estilo de vida particular. Y es necesario estar consciente de ello.

Pero ¿cómo podemos saberlo? Pues debemos observar y discernir de los hechos y acontecimientos que nos han tocado vivir como familia.

En cada uno de ellos vamos encontrando el llamado particular de Dios para nuestra familia. Nada pasa por casualidad y debemos volvernos observadores de nuestra realidad para descubrir la voz de Dios y a lo que nos va llamando.

SEGUNDO. Fomenta la lectura espiritual.
Es la mejor forma que tenemos para conocer los diferentes caminos que Dios nos va poniendo para seguirle.

Con la lectura espiritual se nos va abriendo el panorama y podemos conocer lo que ya hay, es decir, los caminos que ya se han recorrido; aunque esto no quiere decir que sean los únicos.

Podemos ir tomando lo mejor de cada uno e ir confirmando nuestra propia espiritualidad tanto personal como familiar y así dar respuesta al llamado personal y familiar que Cristo nos hace.

Para esto es bueno tener libros de diferentes espiritualidades para conocerlas y profundizar un poco en cada una.

TERCERO. Busca un director espiritual.
La vida espiritual es muy profunda por eso es necesario caminar de la mano de un guía o director espiritual que nos ayude a discernir lo que Dios nos va pidiendo como persona y cómo familia.

Y para llegar a tener un director espiritual es muy básico frecuentar el sacramento de la confesión y tener contacto con varios sacerdotes para discernir con cuál nos sentimos más cómodos y quién es el que nos comprende mejor.

Y al decir comprender no me refiero a solapar, sino con el que nos sentimos más cómodos y podemos platicar mejor y que él nos entienda bien.

No todos los sacerdotes pueden ser directores espirituales. Por eso es necesario preguntarles abiertamente y esperar su respuesta antes de considerarlo como director espiritual.

Podemos tener muchos sacerdotes que nos aconsejen y animen, pero si tenemos un director, es necesario obedecerle para que las cosas funcionen porque será por medio de él como Jesús nos hable con más claridad.

CUARTO. Define la espiritualidad familiar y refuerza con signos visibles.
Una vez que sabemos cuál es nuestra misión personal y como familia y después de leer sobre las diferentes espiritualidades, es bueno que el director espiritual nos ayude a definir el camino por el cual seguiremos a Jesús, es decir, que definamos la espiritualidad familiar.

Y para reforzar la elección, es bueno, encontrar signos visibles que nos ayuden a recordar esta espiritualidad.

Por ejemplo, existen los escapularios, las medallas, las imágenes, los iconos, los rosarios y algunos otros signos específicos de cada espiritualidad que nos ayudan a vivir conforme a ese estilo de vida en particular.

¿Y debo vivir solo una espiritualidad? Es muy conveniente comenzar con un estilo de vida por un tiempo y después irlo enriqueciendo con algunos otros rasgos de otras espiritualidades para lograr llegar a la espiritualidad propia de cada familia.

Es así que puedo tener una espiritualidad franciscana y además llevar el escapulario del Carmen y portar la medalla de san Benito.

Estos signos enriquecen mi espiritualidad personal y familiar, es decir, son signos que nos van acercando más a Dios y que nos permiten cubrir los diferentes aspectos de nuestra vida, pero siempre bajo una espiritualidad concreta.

Y QUINTO. Alimenta la espiritualidad.
Así como nuestro cuerpo necesita alimento para estar sano, nuestra alma también necesita ser alimentada con las devociones y sacramentos para estar sana y dispuesta para cumplir nuestra misión.

Si logramos tener algunas devociones familiares como el rezo del santo rosario, la coronilla de la misericordia, el rezo del ángelus o asistir los primeros viernes de mes a misa, entre otras, estamos fortaleciendo nuestra vida espiritual y provocando que nuestros hijos aprendan a darle su lugar.

Es de vital importancia recibir constantemente y a su tiempo los sacramentos como ayuda y soporte espiritual.

Y es súper importante que nuestros hijos vean que nosotros vivimos conforme al estilo de vida que deseamos para nuestra familia ya que es nuestro testimonio lo que los enamorará y los impulsará a seguir por el camino que hemos escogido como familia.

Mientras nuestros hijos son pequeños es nuestra responsabilidad fomentar esta espiritualidad y propiciar momentos para vivirla, pero conforme nuestros hijos crecen es bueno que ellos vayan escogiendo actividades y devociones que quieran tener.

Seguro llegará el día en que ellos, de forma madura, escogerán si siguen con la espiritualidad familiar o deciden darle un giro a una espiritualidad personal distinta para responder al llamado personal que Dios les hace a cada uno de ellos.

Ojalá que siempre puedan decir que vieron en nosotros la cara alegre de Cristo y que seamos un trampolín para ellos para llevarlos a Dios, aún con nuestros defectos y miserias, pero siempre con los ojos puestos en Jesús.

Que nuestro testimonio los enamore y los lleve a la vida espiritual y a tener una intimidad con Dios y así lleguen un día a la santidad.

Dios les bendiga y mamita María les cubra con su manto.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

En estas vacaciones la creatividad puede ser tu aliada

ser-creativo 0Por Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Estamos comenzando con las vacaciones y al principio puede ser muy relajado y gratificante, pero conforme pasan los días se puede ir tornando en una situación complicada, aburrida y que se nos puede salir de las manos muy fácilmente.

Pero no te preocupes. Está la creatividad para ayudarte.

Por eso hoy te dejo mis 5Tips para fomentar la creatividad en nuestros hijos y así pasar unas vacaciones diferentes y muy divertidas.

PRIMERO. Fíjate que cosas le interesan a tu hijo.
Es importante conocer a nuestros hijos para ayudarles a enfocar sus esfuerzos para realizar los proyectos que les gustan.

Como estamos de vacaciones, puede ser el tiempo adecuado para realizar aquellas cosas que en tiempo escolar no se pueden hacer, por ejemplo, armar un rompecabezas de muchas piezas, armar un robot, pintar algún cuadro para decorar su cuarto, etc.

Si nosotros sabemos qué cosas les hayan podemos también sugerirles algunas actividades que serán de interés para ellos.

De tal forma que no tengan oportunidad de aburrirse y por el contrario, tengan su tiempo Bien ocupado.

SEGUNDO. Busca material de reciclaje para que lo puedan usar tus pequeños.
Es importante este punto para que no nos salga tan caro esto de los proyectos y sobre todo, que tengan mucho material para dejar volar la imaginación.

Cuando tenemos en casa cartón, colores, tijeras y pegamento, es muy probable que pronto tengamos carritos, aviones, camiones, etc hechos por ellos y que les permitirán pasar momentos de sana diversión, fomentando el desarrollo de nuestros hijos y para nosotros será de bajo costo.

También podemos aprovechar el material que les quedó del ciclo escolar, así no será necesario invertir mucho para que ellos puedan realizar sus proyectos de vacaciones.

TERCERO. Asigna un lugar de trabajo para que todo esté ordenado.
El estar de vacaciones no significa que puedan estar de flojos y que la casa esté siempre de cabeza.

Podemos asignar un lugar para las manualidades, no tiene que ser una habitación completa, puede ser un rincón en su cuarto o en el comedor.

Así sabrán dónde pueden encontrar el material, dónde pueden trabajar y por último que lo deben dejar todo recogido y evitar llevar materiales por todos lados.

Puede ser una cajonera, una caja de plástico o de madera o cualquier lugar para contener el material.

Te recomiendo tener un mantel de plástico para proteger las superficies ya que el resisto y las pinturas pueden dañar los muebles.

CUARTO. Asigna un tiempo para que trabajen en diferentes proyectos.
Aún que estamos de vacaciones es muy bueno tener un horario. Este puede ser más flexible pero si debe existir.

En el horario debemos considerar tiempos de lectura, tiempos de de deporte, tiempos de convivencia y por supuesto tiempos para la creatividad y las manualidades.

Podemos ponerlos en la pared, en una cartulina grande para que nuestros hijos lo vean y así puedan tener idea de lo que van a hacer.

En verdad que sólo es cuestión de organizarnos y armarnos un poquito de paciencia.

Y QUINTO. Escoge un tema y luego deja que hagan todos los proyectos que se les ocurran para ese tema.
A mí me ha funcionado muy bien el poner un tema por semana, de tal forma que mis hijos podían hacer diferentes proyectos sobre ese tema.

Y no tiene que ser temas científicos o escolares, puede ser ser temas sobre el arte, la música, los deportes o cualquiera que se les ocurra a nuestros pequeños!!!!

Ojalá que nos demos la oportunidad de pasar un tiempo de vacaciones muy divertido y lleno de creatividad.

Y si podemos estar incluidos nosotros, sería mucho mejor porque además sería un tiempo de convivencia familiar.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío

Sagrado-Corazón-de-Jesús-2Por Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Ya estamos cerca de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y por lo mismo sería bueno hacer una consagración personal y familiar.

Pero, ¿cómo lo hacemos? Aquí están mis 5Tips para lograrlo.

PRIMERO. Conoce un poco sobre la historia del Sagrado Corazón de Jesús.
Existen muchas opciones para conocer como Santa Margarita recibió el mensaje del Sagrado Corazón de Jesús Corazón de Jesús.

Hay libros, películas y también dibujos animados. Los puedes encontrar en YouTube o en internet y también en cualquier librería católica.

No es necesario gastar mucho, sólo es necesario invertir un poco de tiempo para tener clara la información.

SEGUNDO. Ten claras cuáles son las promesas a quien tenga esta devoción.
Podemos sacar los puntos concretos y prepararlos en una cartulina claramente para que todos los conozcan.

En mayo de 1673, el Corazón de Jesús le dio a Santa Margarita María para aquellas almas devotas a su Corazón las siguientes promesas:

  • Les daré todas las gracias necesarias para su estado de vida.
  • Les daré paz a sus familias.
  • Las consolaré en todas sus penas.
  • Seré su refugio durante la vida y sobre todo a la hora de la muerte.
  • Derramaré abundantes bendiciones en todas sus empresas.
  • Los pecadores encontrarán en mi Corazón un océano de misericordia.
  • Las almas tibias se volverán fervorosas.
  • Las almas fervorosas harán rápidos progresos en la perfección.
  • Bendeciré las casas donde mi imagen sea expuesta y venerada.
  • Otorgaré a aquellos que se ocupan de la salvación de las almas el don de mover los corazones más endurecidos.
  • Grabaré para siempre en mi Corazón los nombres de aquellos que propaguen esta devoción.
  • Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento.

TERCERO. Comparte con tu familia el Amor por el Corazón de Jesús.
Podemos preparar material didáctico para compartir con nuestros hijos y con toda la familia.

También es necesario hacer un plan para poner en práctica esta devoción en nuestra familia.

Es importante que nuestros hijos vean que nosotros vivimos ese amor por el Corazón de Jesús, esta es la mejor forma para llevarla al vida diaria.

CUARTO. Ahora que sea la fiesta del Sangrado Corazón, consagremos nuestra familia.
Ya viene la fiesta que este año es el 8 de junio.

Es excelente oportunidad para realizar la consagración personal y familiar al Sagrado Corazón de Jesús y para eso debemos estar preparados.

Busca la fórmula para la consagración y también compártela con tus hijos para que la conozcan y la puedan hacer en el momento adecuado.

Sería bueno también buscar algunas medallas del Sagrado Corazón de Jesús para que las bendigan y las traigan a partir de la consagración.

Y QUINTO. Vive esa consagración a diario.
A partir de ese momento es necesario vivir como quien ha dedicado su vida al Sagrado Corazón de Jesús.

Hay que ver por los ojos de Jesús, es decir, es necesario hacer las cosas como Jesús las haría, que todas nuestras acciones vayan impregnadas de Jesús.

Así lograremos vivir conforme a lo que Dios nos pide y lograremos llevar a la vida cotidiana el Amor de Jesús por nosotros.

"Sagrado Corazón de Jesús en ti confío".

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Cómo saber si nuestros hijos están pasando por una crisis

crisis-existencialPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Cuando tenemos hijos pequeños, los problemas son pequeños, pero cuando nuestros hijos son adolescentes, los problemas son mayores y algunos pueden tomar dimensiones verdaderamente descomunales por eso es muy importante darnos cuenta a tiempo si nuestros hijos están pasando por una crisis.

Aquí están mis 5 tips para ayudarnos a lograrlo.

PRIMERO. Es importante observar a nuestros hijos.
Si estamos en constante relación con nuestros hijos podremos detectar cualquier cambio de conducta o comportamiento desde sus primeras manifestaciones.

Estar irritable, estar violento con los hermanos, querer aislarse, con querer hacer las comidas en familia o estar enojado todo el día pueden ser signos de alerta para nosotros como papás.

¿Qué hacer si nos damos cuenta de alguno de ellos? Pues muy fácil, debemos preguntarles el porqué de ese cambio de actitud y si obtenemos una respuesta de nuestros hijos podemos asumir que no hay peligro, pero si lo que obtenemos son negativas o largas para contestar, entonces es seguro que nuestros hijos están en problemas.

Con mis hijos procuro hacer mis labores como doblar ropa o hacer pares de calcetines donde ellos están jugando o ando están viendo la televisión, así puedo ver sus actitudes en sus juegos y detectar algún problema a tiempo y además estoy aprovechando el tiempo haciendo cosas de la casa.

SEGUNDO. Ten una buena comunicación
Para nuestros hijos es de vital importancia sentir que tienen un canal de comunicación siempre abierto con nosotros.

¿Y cómo lo pueden sentir si cuando vienen a hablar con nosotros los recibimos con un "no tengo tiempo"? ¿O con un estoy muy ocupado, no me molestes con tus tonterías?

En mi caso con mis hijos en cuanto me doy cuenta de que les he contestado así dejo de inmendiato lo que estoy haciendo y les pongo atención. Si ya se había retirado del lugar lo llamo para que regrese y entonces le ofrezco una disculpa y le pido que me cuente lo que me iba a decir.

Claro que a veces se vale decirles que nos permitan un momento pero siempre con una actitud de atención y de interés hacia lo que nos quieren decir.

En mi familia, hemos decidido mi esposo y yo, hacer una pequeña junta familiar de 15 minutos al final del día, puede ser mientras cenamos o de regreso de las actividades deportivas que tienen nuestros hijos. En ella cada uno nos cuenta como les fue en el día y como se sienten.

Si alguno tienen algo que contarnos más profundamente, lo llevamos a un lugar aparte y le ponemos atención hasta que logra expresarnos lo que siente o piensa.

TERCERO. Vigila lo que hace en las redes sociales o en el internet
Otro signo de alerta es lo que publican en las redes sociales o las páginas a las que se meten nuestros hijos.

Ahora que tenemos una ventana abierta de par en par en nuestras casas con el internet, nos vienen problemas más graves ya que lo que a nuestros hijos no se les había ocurrido, sus amigos y conocidos se los dan a saber.

Otro punto es que tiene que ver con que ahora nuestros hijos quieren ser aceptados en todos los medios y esto incluye el medio electrónico por lo mismo entran en conflicto porque en ocasiones no todos los medios son iguales lo que les hace tener una personalidad diferente para cada medio.

CUARTO. Dales tiempo personal a cada uno
A veces nuestros hijos necesitan pasar tiempo con nosotros solos. Por eso es muy bueno que, de vez en cuando, le pidas que te acompañen cada uno en lo particular a realizar las diferentes actividades que tienes a lo largo de la semana.

Por ejemplo, con mis hijos es algo difícil porque son cinco, pero procuro llevar a uno cuando voy por el súper, a otro cuando voy a recoger a papá del trabajo, al otro si voy a la tienda, al otro cuando voy al banco y así busco momentos para pasar tiempo a solas con cada uno.

Y es en estos momentos cuando ellos me cuentan como se sienten sin temor a que los demás se burlen o los hagan sentir mal.

Si contamos con un poco más de tiempo podemos llevarlo a tomar un helado y a caminar al parque para que el ambiente sea mejor.

Y QUINTO. No dudes en buscar ayuda
No necesitamos que nuestros hijos estén pasando por una crisis para comenzar a prepararnos y así saber como ayudarlos.

Desde ya podemos buscar libros sobre estos temas, podemos asistir a conferencias donde se toquen los temas de la adolescencia o podemos organizar talleres para que más papás compartamos nuestras experiencias y así podamos edificarnos y ayudarnos mutuamente.

La mejor solución a un problema es la prevención así que no podemos sentarnos a esperar a tener a alguno de nuestros hijos en crisis para buscar soluciones.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 2 de 88