"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

Intrusos en la educación de los hijos

intrusos-educacionPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Es muy común que existan personas que, de buena voluntad, quieran aconsejarnos en cómo debemos educar a nuestros hijos o cómo debemos organizar nuestra vida familiar.

Esto provoca grandes problemas que si no tenemos una buena comunicación familiar puede dañarnos gravemente.

Lo que es claro es que nosotros, los papás, somos los primeros y principales educadores de nuestros hijos, así que aquí te dejo mis 5Tips para evitar esos intrusos en la educación de nuestros hijos.

PRIMERO. Papá y mamá son los responsables de la educación de los hijos.
Es un derecho natural que está reconocido en muchos pactos internacionales, como el de San José entre otros, y que debemos aprender a ejercer.

El Papa Francisco nos lo ha dicho claramente, hay que regresar del exilio y comenzar a educar a nuestros hijos.

La educación es un derecho, pero también una obligación que debemos cumplir por el bien de nuestros pequeños, no importa la edad que tengan.

SEGUNDO. Todos los demás pueden opinar.
Es importante tener en cuenta que los que están a nuestro lado no podrán dejar de darnos su opinión, pero es solo eso, una opinión.

Cada cabeza es un mundo y cada quien ve la vida de forma distinta por eso es necesario escuchar todo y solo tomar lo que nos puede beneficiar.

Escuchar no quiere decir hacer todo al pie de la letra.

TERCERO. No deben discutir por lo qué los demás opinan.
Es importante que como esposos lleguen a un acuerdo para no discutir por las opiniones de los demás.

Por el contrario, agradezcan todo y filtren lo que les vayan diciendo.

Esto también aplica con nuestros hijos más grandes ya que ellos ya se dan cuenta de los que los demás dices.

Debemos llegar a un acuerdo y saber que en casa se dialoga lo que los demás dicen como opinión sobre nuestra familia.

CUARTO. Es importante poner las reglas claras.
Todos los miembros de la familia las debemos conocer.

Poner límites es muy sano, no solo hacia afuera de la familia, sino hacia adentro también.

Si nuestros hijos ven que alguien está terqueando sobre cómo deben ser educados, ellos no deben participar de la plática y esperar a que seamos papá o mamá, los que opinemos y pongamos el límite.

Y QUINTO. La última palabra la tiene papá y mamá.
Lucas opiniones podemos tener pero al final quienes deciden cómo se van a educar a los hijos somos los papás.

Así que hagamos oración y tengamos un discernimiento para saber que rumbo vamos a tomar como familia y cómo vamos a educar a nuestros hijos.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Educando niños humildes

hijos-humildadPor Silvia del Valle

@SilviaMdelValle

@smflorycanto

En la actualidad, lo que menos está de moda es ser humildes ya que todo nos invita al egoísmo, el egocentrismo y la superficialidad que nos hacen vivir de una forma soberbia y prepotente.

Nuestros hijos no se quedan fuera de todo esto y a veces son los más afectados porque se les va deformando la conciencia al vivir este estilo de vida.

Por eso hoy te dejo mis 5Tips para educar a nuestros hijos en la humildad.

PRIMERO. Enséñales a reconocer sus errores.

Una forma de fomentar la humildad es el saber reconocer los errores aprender de ellos.

Si no les enseñamos a hacerlo, estaremos formando personas intolerantes y que se sentirán infalibles y esta actitud desencadenará un gran ego y soberbia difícil de manejar.

Todos nos equivocamos, la diferencia está en que hacemos con nuestros errores. Los negamos o aprendemos de ellos.

SEGUNDO. Que comprendan que no siempre tienen la razón.

Para nuestros hijos el tema de la tolerancia a la frustración es un tema difícil.

Es necesario hacerles ver que no siempre tienen la razón y que no deben enojarse por eso.

De otra forma, harán todo lo posible y hasta lo imposible por salirse con la suya, sin importar a quien se lleven a su paso.

Reconocer que no tienen la razón fortalece su voluntad y les ayuda a vivir la humildad.

TERCERO. No les des todo lo que te pidan.

Esta práctica es muy común ya que nosotros como papás, queremos que nuestros hijos tengan lo que nosotros no tuvimos y por amor les hacemos daño.

Cuando nuestros hijos tienen todo lo que quieren sin esfuerzo solo les estamos mal educando.

Y la soberbia toma procesión de ellos sin que se den cuenta.

CUARTO. Que agradezcan lo que Dios les da.

La mejor forma de ser humilde es ser agradecido. Y nuestros hijos deben aprender a agradecer.

Sólo el que agradece valora, y el que valora puede reconocer que todo es un don de Dios y por lo mismo se siente bendecido y ante esto no cabe la soberbia.

Y QUINTO. Que pongan sus talentos al servicio de los demás.

Es necesario que nuestros hijos aprendan a ser serviciales principalmente en la familia.

El servicio ennoblece a las personas y las mantiene con los pies en la tierra.

Si nuestros hijos aprenden a cooperar para que la familia viva cada vez mejor, estarán siempre con los pies en la tierra y sabrán que lo que ellos hacen es necesario para que la comunidad familiar esté bien.

Así la soberbia no tendrá lugar y estaremos educando a nuestros hijos en la virtud de la humildad.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Medidas de seguridad cuando vamos en el auto

seguridad-vial2018Por Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Esta semana me tocó presenciar un accidente automovilístico muy fuerte y eso me hizo reflexionar que debemos procurar poner todos nuestros sentidos cuando vamos al volante y también que debemos tomar precauciones con nuestros hijos porque su vida vale mucho.

Por eso aquí les dejo mis 5Tips para tomar las medidas de seguridad adecuadas cuando vamos en el coche.

PRIMERO. Que todos usen el cinturón de seguridad.

A veces es algo molesto e incomodo pero es muy necesario que nuestros hijos lleven puesto el futuro de seguridad.

Ahora hay unas sillas especiales para las diferentes edades de nuestros hijos que los hacen ir cómodos y seguros.

Sé que son una inversión pero vale la pena porque así queremos más tranquilos.

SEGUNDO. Evita los niños vayan gritando o peleando.

Cuando nuestros hijos gritan nuestros nervios se alteran por eso es mejor que llevemos algunas estrategias para controlarlos.

Pueden ser desde películas, libros, juguetes didáctico hasta algún juego que vayamos orquestando nosotros y que los invite a estar despiertos y listos para contestar.

La música también es nuestra aliada, así que podemos preparar una serie de canciones que los mantengan tranquilos y divertidos.

TERCERO. Si ves que vas a chocar, no te pongas duro y sopla.

Es importante hablar con nuestros hijos para que sepan que hacer en caso de accidente.

Sé que no es un tema fácil, pero es necesario para su propia seguridad.

Cómo familia debemos tener un plan de contingencia y nuestros hijos deben tener claro que deben hacer en un caso así.

Podemos ensayarlo en casa por medio de un juego para que lo tengan claro y sea común para ellos.

CUARTO. Los niños siempre van en la parte de atrás.

El asiento más peligroso es el del copiloto por eso nuestros hijos no deben ir en el.

En el reglamento de tránsito ya está previsto así, por lo mismo, hay que hacer caso de las indicaciones.

En caso de ir solo con bebés de poca edad, más vale cumplir con los requisitos de uso de las sillas de seguridad para evitar tener eventos que pongan en riesgo su vida.

Y QUINTO. Quien va al volante debe poner siempre atención.

Recordemos que somos responsables de los que van con nosotros así que es necesario poner todos nuestros sentidos al manejar.

Debemos prever que nuestros hijos estén bien acomodados, que vayan entretenidos y que tengan a mano lo que necesitan para el viaje.

En caso contrario, podemos detenernos y darles lo que requieren y después retomar el viaje.

Y por supuesto que el celular está totalmente prohibido mientras vamos al volante. ¡Cuidemos la vida!.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Compartir, ¿misión imposible para nuestros hijos?

niños-compartiendoPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Es un tema muy controvertido ya que la sociedad nos invita a ser egoístas e interesarnos solo por nuestros problemas, a tratar de solucionar sólo nuestros problemas y a avanzar sin que nos importe a quien nos llevamos en el trayecto.

Pero la verdad es que es muy necesario educar a nuestros hijos en el compartir y que los enseñemos a trabajar en equipo.

Por eso aquí te dejo mis 5Tips para que a nuestros hijos no les cueste trabajo compartir.

PRIMERO. Que reconozcan que todo lo que tenemos es don de Dios.
Esto depende de nosotros ya que debemos dejar claro a nuestros hijos que Dios nos ama mucho y que nos regala todo lo que tenemos sin merecerlo.

También es bueno enseñarles a ser agradecidos con Dios por tantos regalos, de esta forma evitaremos que sean egoístas y que sientan que lo que tienen es suyo y por eso pueden disponer a su gusto de todo.

Y cómo es un don de Dios, nada nos pertenece, así que sólo somos administradores de los bienes materiales y depositarios de los bienes espirituales.

SEGUNDO. Que sepan qué hay que poner todo al servicio de los demás.
Cuando Dios nos da algo es para ponerlo al servicio de la comunidad, así que nuestra primera comunidad es nuestra familia, es por esto que debemos enseñar a nuestros hijos a compartir de manera especial con cada miembro de la familia.

Si logramos que nuestros hijos sean generosos y sepan compartir con los demás, estamos ayudándolos a que sepan trabajar en equipo.

Si logramos concientizarlos de que es mejor dar que recibir será más fácil que aprendan a compartir.

TERCERO. Por lo menos una vez al año hay que hacer un donativo de ropa y juguetes.
Una buena forma de hacerlos caritativos es compartir lo que tenemos con los demás.

Nuestros hijos crecen y podemos enseñarles a cuidar la ropa, los zapatos, los juguetes, los libros y cualquier cosa para que después pueda ser usada por alguien más.

Nosotros desde pequeños acostumbramos hacer una vez al año limpieza de closet y revisar la ropa que ya no les queda para donarla a una casa hogar.

Esto es muy edificante porque nuestros hijos se dan cuenta de que lo que a ellos ya no les sirve, ya no les queda o ya no les gusta para otros es la solución a una necesidad y los puede hacer felices.

Seguro que al principio les costará trabajo desprenderse de sus cosas, pero conforme pasa el tiempo será más fácil y después hasta lo harán en automático.

Después de algunos años, mis hijos ya me decían "mamá esto ya no me queda, es para donarlo a los niños que lo necesitan". Esto es bellísimo porque ya tenían claro que todo puede servir para hacer feliz a alguien más.

CUARTO. Que vean que nosotros también compartimos con los demás.

Cómo en todo, se educa con el ejemplo y es genial que nuestros hijos vean que nosotros compartimos lo que tenemos con los más necesitados.

Y es importante que se den cuenta que no solo compartimos lo que nos sobra sino que compartimos lo que tenemos, a pesar de que esto nos implique apretarnos un poco el cinturón y ahorrar.

El que da lo que le sobra ¿que mérito hace?

Y QUINTO. Ofrezcan todo a Dios.
Si queremos darle un sentido más espiritual y profundo al compartir, podemos hacerlo educando a nuestros hijos para que ofrezcan todo lo que hacen y lo que tiene a Dios, para que sea bueno con los que más lo necesitan.

La sociedad actual nos invita al egoísmo y ofrecer todo a Dios nos ennoblece y nos permite colaborar con el plan de Dios.

Cuando nuestros hijos se acostumbran a ofrecer todo a Dios se vuelven agradecidos de forma natural y se vuelven generosos porque saben que al ofrecer y compartir están colaborando con Dios para salvar a muchas almas y para hacerle la vida menos pesada a algunas personas.

Al final de cuentas, donde está nuestro corazón, esta nuestro tesoro ¿donde lo quieres tener tu, en el mundo o en la vida eterna?

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 2 de 91