"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

La caída del Muro de Berlín. El cambio geopolítico de hace 30 años

Columna del 11 de noviembre del 2019

La caída del Muro de Berlín. El cambio geopolítico de hace 30 años

Jorge Miguel Ramírez Pérez jmramirez4

 

El sábado pasado se celebró el inicio del derrumbamiento del ignominioso Muro de Berlín, la ciudad que vio el esplendor y gloria fugaces de la dictadura hitleriana y que también sufrió las peores represalias de parte del ejército ruso y después, de los ejércitos aliados del frente occidental, Estados Unidos e Inglaterra.

Berlín fue arrasada 1945, la dejaron en ruinas. Sus hombres, hasta ancianos y niños fueron vulnerados en los últimos días de resistencia, cuando el dictador afirmaba que todo iba bien, que los descalabros eran de coyuntura, y que a la vuelta de la esquina estaba el contragolpe. Mintió absolutamente. La rendición jamás fue planteada por Hitler en los momentos que se pudieron salvar personas y bienes, él obró fatalmente, dijéramos sin equivocación con maldad diabólica.

Pero el daño todavía escaló un castigo en el alma de los berlineses y en la de todos los alemanes. Se dividió el país en dos: Alemania Occidental, una República Federal; y la Alemania del Este, que ostentaba el pomposo nombre de República Democrática Alemana, que no era sino otra dictadura esta vez de otro tipo de socialismo, un poco distinto al nacionalsocialismo alemán, el nazi como se le conocía de manera abreviada; ahora, era el socialismo del estilo bolchevique, violento y azuzador de masas. Como todos los socialismos, empobrecedor.

La ciudad quedó dividida en cuatro sectores tres de los aliados: Estados Unidos, Inglaterra y Francia, que después se convirtió en uno solo; y un sector controlado por los rusos, donde estaba la capital de la Alemania del Este. Para iniciar los años sesentas, quince años de terminada la guerra; los alemanes del sector oriental, emigraron, casi tres millones, por mejores oportunidades de empleo a ubicarse en las zonas occidentales; sobre todo aquéllos que estaban mejor capacitados y eran requeridos por la economía capitalista instalada en la zona occidental.

El régimen comunista en 1961 empezó a construir un muro y a endurecer sus disposiciones de no permitir el paso al Berlín del lado occidental; al grado de dispararles a lo que pretendían cruzar esa pared de 150 kilómetros de largo. Cientos de dramas sucedieron y miles de familias quedaron divididas en la misma ciudad.

El Muro fue un símbolo de opresión para ambos lados, mientras pero en el este discurseaban que en esa Alemania las cosas, iban a mejorar pronto y que necesitaban a su población, lo que se contradecía con la violencia institucional para esos ciudadanos de parte de los socialistas.

Hasta hoy se sabe, lo que muchos se imaginaban; que la KGB la central de inteligencia soviética, detectó que se organizaba en 1989 un movimiento para tomar el muro, el

organismo informó lo que se gestaba; por lo que el mando comunista tomo dos decisiones: una, desarmar a sus fuerzas que custodiaban el muro, y dos, permitir y no realizar ninguna obstrucción a la gente que por oleadas estaban dispuestos a asumir hasta un sacrifico póstumo, con tal de abrir brechas y encontrarse con sus seres queridos después de 28 años.

La caída del sistema socialista fue estrepitosa y ya en 1991, incluso, había sido desmantelado el partido comunista soviético de Rusia.

Esa era de la "guerra fría" es decir del equilibrio de poder mundial entre las dos potencias EUA y la URSS, se terminó en solo dos años y el muro fue el emblema que quedó en las mentes de los ciudadanos del mundo de finales del siglo XX.

Lo que se construyó después de 30 años, ya también está sucumbiendo. Pero en la mente del mundo quedó desechada la mala idea de permitir que se implante la dictadura socialista como una solución a los problemas sociales y económicos de cualquier país.

La utopía marxista fue a lo que mas lejos pudo llegar, no dio para más. Países señeros como Alemania, República Checa y la misma Rusia fueron los que tuvieron mejor desempeño, otros como Albania o Camboya con el Khemer Rouge; eran un manicomio violento y aún así, los mas aventajados de todos los países mejor ubicados en las mediciones comparativas, lo que deseaban era salir, de la opresión monotemática y viciosa del comunismo.

Nadie quiere volver atrás, los chinos desde su enfoque autoritario, mejor optaron por servir al capitalismo que morirse de hambre. Los demás, rechazan esas fórmulas que constriñen las libertades y que dividen a las naciones.

Sólo en Latinoamérica al socialismo se le ve como la panacea, como la varita mágica incongruente para implantar anarquías, como si fueran formas de progreso.

En nuestros países las imaginaciones y la ingenuidad exceden con mucho a la realidad, pero en los países medianamente avanzados y con fuerza mundial, el rechazo a una tiranía que pretexte lo social, no se acepta por ningún motivo. Muchos vienen de esos fracasos, y saben lo que es la porquería de padecer un gobierno de un solo hombre, de un solo partido; y de una sola sopa.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La pena de Muerte, ya urge. El caso Le Baron

Columna del 6 de noviembre del 2017

La pena de Muerte, ya urge. El caso Le Baron

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez3

Lo oigo, lo veo y no lo creo. No puede ser que la insensibilidad de la gente sea tal, que no se percaten de lo que le dicen los políticos irresponsables. El crimen a los Le Baron, los más desprotegidos de esa familia que transitaban en la zona donde vivían: mujeres y niños pequeños, ¡no tiene nombre!

Pero además indigna el trato que le da Alfonso Durazo al hecho, en la comparecencia en el Senado, dijo que son unos más que se añaden a la suma de gente que ha sido víctima, por años, cínica y fríamente parafraséa al sanguinario José Stalin, que decía que la muerte de una persona era una tragedia pero la de muchos era estadística. Durazo insistió en culpar a los funcionarios del pasado, como si no hubieran sabido que el problema era y es grave. Mejor no le hubieran entrado a ofrecer resolver lo que no saben ni pueden. Es una burla en abierto.

En la mañanera lo primero que dijo Durazo fue una especie de justificación: "los confundieron" .... Ah, con razón pobrecitos asesinos no pudieron ver a quien mataban. Y nadie de los paleros que van a esas reuniones, fue capaz de decirle, ¿de donde salía con esa explicación que buscaba suavizar el crimen de los malditos asesinos?

Para continuar con la confusión concertada, los noticieros manejan que la familia Le Baron iban en convoy, la palabra que se identifica con lo militar, la Wikipedia dice: "conjunto de vehículos terrestres o marítimos, generalmente escoltados por otros vehículos, que trasladan mercancía y personas de un lugar a otro, especialmente en una guerra".

De golpe y porrazo, los mal intencionados e ignorantes, fortalecen la " versión madre" del secretario de Seguridad de que las mujeres y los niños eran parecidos a un operativo, un "convoy". Y nadie se indigna.

Y no me quiero referir a las reiteradas garantías cotidianas del gobierno a los asesinos y criminales, en las que se afirma y recontrafirma que no habrá nada de violencia para ellos; dijo, no vamos a una guerra, porque en los libros dice que es muy fea.

Pacifismo de hippies de peace and love, pacifismo extremo, a toda costa. No hay gobierno.

El lunes se dijo que el gobierno no es responsabilidad de los gobernantes, sino de todos. Hágame el favor, un permiso para hacerse de justicia por propia mano....

Y lo más maravilloso es que nadie lo oiga para que no se digan engañados.

El crimen a la familia Le Baron, no debe ser objeto como dijo Durazo de "hay que ver las causas", como si hubiera otras causas que la codicia criminal y el hambre de sangre. Señor Durazo, no hay mas causa, que la impunidad que diario cobijan ustedes.

Porque sin rascarle mucho también hay otra causa que ellos, los Le Baron fueron desprotegidos de la policía federal que les brindaba ese apoyo. Durazo directamente los dejó morir solos, ya les habían secuestrado y matado familiares. No era una hipótesis, era una realidad y lo es, hoy. Les quitaron la policía a propósito, la que los protegía por esas causas extraodinarias, de resistirse a los criminales. O son otras víctimas de las decisiones draconianas, de recortar gastos para regalar el dinero a los los programas electorales, dizque sociales, cortándo parejo, a lo güey.

Gobernar en condiciones de anarquía, solo tiene una definición: proteger a los ciudadanos, no a los delincuentes. No son pueblo, son chacales, ya no se confundan. No hay negociación, bien dice Trump deben ser arrasados de la faz de la tierra.

México debe despertar y legislar sobre la pena de muerte. Ya.

No se justifica mantener en las cárceles a asesinos profesionales que tienen como profesión matar. Es de tontos, soliviantar a esos sujetos, que dicho sea de paso no son prójimos de nadie.

Porque eso es lo que no querían entender los fariseos cuando le preguntaron a Jesús. "¿Quién es mi prójimo?, a lo que Él respondió con la conocida Parábola del Samaritano, en la que ese hombre rescató al asaltado por delincuentes, sin conocerlo, lo curó y pagó su cuidado, en contraste con dos religiosos que se pasaron de largo previamente, sin prestar auxilio; entonces Jesús le dijo al fariseo: ¿quien fue el prójimo? Y tuvo que responder el fariseo:" el que uso de misericordia", refiriéndose al Samaritano, por supuesto que no eran prójimos, ni los asaltantes y ni siquiera, los que pasaron santiguándose pero que no ayudaron.

Los delincuentes no son los projimos, repito. Deben ser ajusticiados como corrresponde a un país que ama a sus verdaderos prójimos lo suficiente como para hacer todo lo posible para que estén protegidos, aún si los que gobiernan no quieren gobernar.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La espada del orden

Columna del 4 de noviembre del 2019

La espada del orden

Jorge Miguel Ramírez Pérez jmramirez4

"porque es servidor de Dios para tu bien.
Pero si haces lo malo, teme ;
porque no en vano lleva la espada,
pues es servidor de Dios, vengador
para castigar al que hace lo malo"

Romanos 13:4

El verdadero cristianismo no se podría entender con precisión doctrinal, sin las detalladas explicaciones que aportó Saulo de Tarso, en su carácter ya de un apóstol: Pablo, renovado de sus raíces fariseas. Las enseñanzas de Jesús fueron abordadas por él no solo para el contexto hebreo, sino para la cultura greco romana, de manera magistral bajo inspiración divina. Eso es lo que creemos, los que nos decimos cristianos.

Por eso otras versiones de lo que se puede imaginar como cristianismo, que no armonizan con lo bíblico, no dejan de ser interpretaciones fragmentadas que a lo largo de la historia han provocado no solo inexactitudes, sino conclusiones descontextualizadas, que tergiversan las enseñanzas de Jesús de Nazareth.

Cientos de líderes, filósofos, gobernantes y aún jerarcas religiosos en la historia han usado para sus fines, visones particulares del cristianismo, las más únicamente en busca de legitimación para propósitos exclusivos de manipulación.

En la carta a los Romanos, San Pablo expone lo que en materia de gobierno, sería en términos seculares una teoría sagrada del Estado. La existencia de servidores de Dios que hacen uso de la espada, es decir del potencial y ejercicio de la violencia, en nombre del orden divino para convivencia de los seres humanos.

Como se puede leer en ese capítulo 13, el uso de la fuerza del gobierno para fines de la observancia de la ley, es decir del orden social; no es en absoluto opcional.

De hecho es la única obligación que tiene el gobernante que lo distingue de otras actividades societarias, como son las que el Estado moderno, ha adquirido a nivel mundial y explícito como lo derechos sociales, establecidos legalmente por primera vez en 1867, por parte del Canciller Von Bismarck, en la entonces naciente, Alemania.

Uso eso sí, legítimo de la fuerza lo reconoció Trotsky en Brest Litovsk, como un monopolio imprescindible que debe tener el Estado; lo explicaba antes de manera moderna siempre con antecedentes bíblicos el mismo Hobbes; de hecho, es en

Ciencias Políticas en la UNAM y otras escuelas, donde se inicia y termina la carrera sobre esas bases inherentes al Estado y a su manifestación concreta en el gobierno.

Gobernar sin considerar de manera consustancias el uso de la fuerza, sencillamente no es gobernar.

Por supuesto que la espada no es para abuso, venganza personal o masacres, para eso el estado tiene mecanismo, que obligan el uso preciso de la fuerza. Las incapacidades de gobierno, es decir no querer gobernar, hacerlo con frivolidad y descuido, son la esencia del deber legal incumplido.

No te gusta la fuerza ni legítima decía en su candidez de suma ignorancia Fox, es no tener aptitud de gobierno. Mejor ni que se metan en eso.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La pax narca y la violencia que viene

Columna del 21 de octubre del 201

La pax narca y la violencia que viene

Jorge Miguel Ramírez Pérez jmramirez2

 

Me veo obligado a comentar acerca de lo sucedido en Culiacán el 17 de octubre, fue un hecho lamentable en sí. Pero a la vez, el impacto, significa una confluencia de factores que vienen creciendo adversamente, en el complejo tema de la seguridad de los mexicanos.

Lo que pasó en Culiacán, no quedó allí. Las consecuencias son varias e inevitables. El efecto que todos señalan de manera sobresaliente, es el daño estructural al estado mexicano. La integridad formal del país se colapsó de manera evidente al ceder el gobierno ante el narcoterrorismo, suspendiendo el proceso de detención del o los presunto(s) delincuente(s) que pide EUA.

Lo que se perdió fue de fondo, e hirió el alma nacional.

El gobierno y nadie más puso en riesgo la seguridad de la población y tuvieron que recular después del desastre. Esa es la evidencia. Para efectos políticos, ahora presumen de salvadores de lo que ellos mismos causaron. Nadie más atizó el avispero a lo puro y descarnado sentido de la irresponsabilidad.

No solo las leyes quedaron como trapeador. El grupo delincuencial jaqueó al poder nacional porque no aflojaron en su frenética violencia y demostraron como se dijo: "superioridad" no solo numérica, sino armamental, de movilidad, y hasta de planificación estratégica, al controlar puentes que incendiaron con 9 vehículos y 19 bloqueos a la ciudad. Eso, sin contar lo que dicen los abogados de los Guzmán, excesivamente protagónicos, que no había ese día la orden de aprehensión, que después López Obrador leyó, y menos existía un operativo de extracción, cuando tuvieron al presunto delincuente en sus manos.

El cártel de Sinaloa es un hueso muy duro de roer porque sus tentáculos son internacionales en todos los continentes. Así que el cuento de que se actuó sin planeación y sin recursos de poder no satisface. ¿Qué hay atrás de esos "errores" que parecería mas acciones de provocación a gran escala?

Porque hay otras consecuencias que se asocian a la tradición de las relaciones del cártel de Sinaloa con los poderes públicos. Siempre, en caso de alguna detención, cuando mucho, los transgresores utilizaban el recurso de huir, únicamente. Jamás organizaron una reacción colectiva de bandas confederadas, que abiertamente y sin algún tipo de límite, irrumpieran aterrorizando con armas de alto calibre AK47 y R-15 contra todo lo que pareciera cumplir sus propósitos, de liberar a Guzmán, pero sobre todo de someter al gobierno. Eso hace una diferencia sustancial y es irreversible.

Y mas allá de las ocho muertes de policías y militares, de dos custodios también muertos, de los reconocidos; de los 16 heridos; de la fuga de los más de 50 reos de las mismas bandas; de las 9 patrullas y helicópteros atacados con Barret-Calibre 50. De ataques a cinco bases operativas militares y policíacas; y a la unidad habitacional del ISSFAM . Hay algo todavía más grave, es que el Presidente López está acorralado, por un lado por la

narco insurgencia y por otro también, por los poderosos compromisos internacionales de combatir lo que no combaten en sus territorio, las adicciones y la venta indiscriminada de armas. No hay vuelta de hoja; López Obrador tiene que tomar una decisión y pronto, dejarse de evasivas y mas allá de enviar fuerzas especializadas por cierto, en notoria inferioridad numérica para lo que desplegaron los transgresores de la ley.

El secretario de Seguridad, Durazo en la conferencia de prensa del viernes, reiteró el interés del gobierno por continuar con la aprehensión. Si es así, necesitan aplicarse a fondo.

Pero todo ya cambió en horas, México es otro, y los del gabinete de seguridad ahora saben lo que no sabían, ni de lejos. Aún los que se enteraron de las seis versiones y que fueron excluidos en el operativo, constaron el tamaño de la fuerza delincuencial en la zona, que no se vio fragmentada como se decía. La madriguera es enorme, de hecho es una milicia de bandas que se asemejan a la pesadilla de zombies armados hasta los dientes y adictos a lo que trafican y venden.

No hay hasta ahora antecedentes de ningún operativo de las fuerzas del gobierno, de la dimensión que se requiere para cumplir la extradición. Lo mas cercano en la historia fue la Operación Cóndor versión México, de los años setentas; armada para combatir los cultivos de enervantes. Pero los recursos de armamento y tecnológicos de entonces, no se parecen a lo que hay hoy.

El reto es cuesta arriba, pero si no se busca la reparación del desafío, Culiacán y el mismo estado de Sinaloa se quedan a la deriva, en las manos potenciales del narcopoder...

El embajador Christopher Landau reiteró su apoyo a las fuerzas de seguridad y al país; y al referirse a la llamada de solidaridad de Trump con López Obrador el sábado, abundó en la necesidad de continuar la lucha contra la delincuencia organizada.

Porque si se consigue la captura fallida del jueves, a las fuerzas armadas las reposiciona en todos los sentidos y a Trump le pudiera aliviar la presión del impeachment y los otros asuntos que divergen con él en el Congreso, que ha rechazado el retiro de sus tropas en el Kurdistán.

Les urge tanto a los militares que se vieron vulnerados dejar claro lo que quedó nebuloso; como al Presidente estadounidense un contrapeso, para levantar la moral de los ciudadanos, a quienes les pesan las adicciones de sus familiares, y con ese clavo ardiendo, buscaría retomar la ofensiva doméstica.

Pero no hay retorno; tanto los estrategas de López se equivocaron con un operativo incompleto; como los del cártel afirmándose, en el error de medirse en abierto con las fuerzas del gobierno. Lo que se vislumbra lamentablemente, solo trae más violencia; porque la pax narca, no es la salida para nadie.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 387