"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

Los difíciles días de la transición

dificil-transicion

Columna del 12 de noviembre del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

A unos cuantos días de cancelado de facto el aeropuerto de la fantasía, el de Texcoco, cuya existencia en maqueta era un portento, pero como obra no tenía futuro financiero dado que para variar los cálculos no precisaban la voracidad de los involucrados en el negocio; tal parece que como otras tomadas de pelo, este asunto ya empieza a formar en la fila de los asuntos que pronto van a ser sepultados en los medios; y queda en la sociedad civil la exigencia a recibir de las autoridades las que sean, respuestas con datos reales. Faltaba más, el teatro de la consulta también va quedando en el olvido como quieren los organizadores.

Porque aparte de que hay interés de parte de los que se van y de los que llegan, de no rascarle más a lo que trae incomodidades y aclaraciones; los conflictos que apenas empiezan, amenazan con multiplicarse y como decía el viejo Nicolo Maquiavelo se trata de hacerse de un principado y después buscar la forma de retenerlo, porque si es difícil arribar al poder, mucho más es mantenerse en él; y todavía un mayor grado de dificultad es salirse de ese embrollo, y esto último no es de la pluma del canciller florentino, sino que lo inscribo yo, como un adendo de lo que le anda pasando a Peña Nieto, para zafarse de errores y enfoques que no se olvidan, sino que están en el colectivo de la nación para reclamarlos.

Pero no basta, una planificación que el nuevo gobierno desde las áreas de decisión haya pactado, porque hay asuntos que dejan a la caja del erario temblando y otros, expuestos tanto que el más ofensivo cinismo no puede dejar de lado.

Entre esos asuntos que huelen tan mal que marean, por supuesto hay que anotar el de la lista fake o verdadera en la que muestra las grandes empresas que gozaban o tenían autorizado no pagar impuestos, dícese que los adeudan por alguna suerte de pago menor en otro sitio, o una simulada fundación de interés "social" que serviría para ratificarle a los ciudadanos que si son contribuyentes puntuales, se merecen su acreditación como tontos, porque en la práctica al gabinete saliente y a los gobernadores, les provocaba sorna despreciar a los ciudadanos honestos.

Y en ese mismo orden de ideas está la carta-salvoconducto que el Presidente a punto de salir, le expidió a Ricardo Anaya bajo el título de carta de no-acción penal, para que el falso procurador de la República es decir, el encargado del despacho sin atribuciones legales explícitas, ya no estuviera acalambrando al candidato derrotado; porque desde que recibió ordenes superiores ese encargado del despacho, lo amenazó con una investigación de una nave industrial que dejó al queretano fuera de la competencia presidencial.

Con todo descaro se tapó un asunto que tampoco mereció explicación a los dizque ciudadanos. No se aclaró si ese delito fue inventado para dejar ganar a López Obrador y que se fuera solo con amplia ventaja, porque Meade nunca existió como candidato realmente; o aceptar la versión que le dieron facilidades a Anaya para llegar a la boleta y medir su "lealtad al sistema", pero cuando quiso volar solo, lo chantajearon con operaciones de un dinero que solo los del poder sabrían su origen; y si ese fuera el caso cierto o falso, parecería que se tramó algo sucio. Porque al fin y al cabo eso fue lo que se operó en la percepción de los votantes. El daño hecho se arregló con la entrega de la carta que pocos difundieron.

Y para cerrar con broche de cierra-cajas-de-pandora, la iniciativa de Monreal de reducir comisiones bancarias, que extrañamente era algo muy importante para los usuarios, la mayoría forzados a serlo; pasará a la historia como una maniobra ingenua, o que tal vez fue a propósito, para generar un caos en el sistema bancario mexicano, que no es "nacional" y que fue operado para su dominio extranjero de parte de Zedillo que en su momento como presidente, fue quien acordó esas regalías fuera de toda racionalidad.

Pero sin que operara alguna consulta el peso de la reacción en cadena de los dueños de México, no se hizo esperar y el líder del Morena reculó de volada.

Otro tema trivial pero muy subrayado por los que están lejos del poder, es la vida loca de los lujos, que antes de tomar posesión muchos ya se la viven. Algunos como quinceañeras de baile en baile, celebrando lo que parecería el inicio de una fiesta interminable. Lo malo es que antes eran rabiosos críticos de cualquier manifestación de gasto superfluo de sus antecesores. El motor se ve con claridad no era la injusticia, ni las desproporciones, sino la envidia que en algunos casos se vuelve lo determinante.

Y circula en las redes un comentario que se le atribuye a Tomás Ruiz al salir de un desayuno, la voz se le parece y el tono es de una genuina preocupación ante la evidencia por él comprobada de la incapacidad de los que manejarán las finanzas públicas a partir del 1º. de diciembre. Independientemente de la opinión que tenga usted de este experimentado exfuncionario lo que es cierto e irrebatible es que el hombre sabe de números y de los números que trascienden en la confianza y credibilidad del país.

A ver que mas pasa en los estados donde los grupos vencedores en la contienda electoral andan a la greña, porque los acuerdos entre ellos se rompen con la facilidad con la que llegaron al poder, casi sin darse cuenta y... faltan todavía mas de dos semanas.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

El municipio sobajado con improvisados

jorgemiguel20180812

Columna del 15 de octubre del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

El Constituyente de 1917 consideró al municipio como la célula básica de la organización política del país. No se equivocaron en tanto que ese razonamiento se fundamente sobre todo en el poder institucional más cercano a la sociedad, dicho de otro modo, es la instancia –que se supone- oportuna a la gente y a sus necesidades.

Por muchos años sin embargo al municipio le han dado las tradiciones operativas del poder, el rango de inferioridad en una costumbre por usar la palabra niveles de gobierno en vez de órdenes de gobierno, en la que le otorgan después del aspecto federal y el estatal un tercer lugar, un sótano en las consideraciones de peso político.

Y entonces se estima que llegar a ser presidente municipal es un lugar para hacer pininos, méritos pues, para luego aspirar a competir por el senado o por una gubernatura, así que erróneamente se entiende como un cargo "de paso", no en una responsabilidad que es trascendente para la vida comunitaria de mucha gente.

El caso de Xalapa, la capital de Veracruz es de ese tipo. El municipio ha sido muchas veces una especie de escalón en la que los titulares mas bien tratan, de quedar bien exclusivamente con los grupos que tienen relación político electoral, es decir con las clientelas de líderes profesionales y grupos de poder enquistados, y por supuesto –cuando se la deben- con el Gobernador; y poco, o casi nada con los pobladores que sienten que no tienen contacto con sus autoridades, y a eso se han acostumbrado lamentablemente.

Un entusiasmo desbordado que rayaba en la irracionalidad, que veía al maestro Hipólito como el modelo a seguir para que las cosas cambiaran y ante el examen superficial en el que afloraban los malos competidores y la moda morenista como estandarte, la ilusión se llevó el gane en la alcaldía.

Craso error.

En su momento se señaló que la inexperiencia no ayudaría y la respuesta fue la de siempre que comentan los aludidos en estos casos. "suficientemente la han regado los de otros partidos, como para los nuevos no tengan derecho también a regarla". El clásico consuelo de tontos.

Ahora ya están ciertos todos, hasta sus seguidores, de que el catedrático de sociología debe volver al aula, ha convertido en algo incierto dos problemas de primer orden en el municipio el agua, su suministro y el horrible asunto de la basura.

Temas de fondo que no tiene idea el alcalde como resolver, tan es así, que lo como dijo en el caso de las vialidades, "el no las construyó" exhibiendo en su forma de expresarse una irresponsabilidad, en la que los que llegan a cualquier cargo se imaginan honores y aplausos, menos lo principal que es resolver con eficacia y eficiencia; y por eso, aquéllos que no ven la realidad harían bien en retroceder de donde son y no hacer retroceder a los ciudadanos.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Se acerca la hora de navegar por aguas procelosas

cuarta-transformacion

Columna de 9 de Octubre del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Las revoluciones no pegan hoy en día por la sencilla razón de que no se puede desmantelar todo el aparato de gobierno que está establecido, porque está agarrado a la economía no solo de los empresarios que son los que de alguna manera sacan ventajas adicionales, sino a las actividades de toda la gente; y lo que es más complicado a las actividades económicas incluso de otras latitudes, porque así es como funciona la economía –mundo tal como la define un teórico de la izquierda: Emmanuel Wallerstein, que demuestra que independientemente del sistema político, con raíces y operación de campo cotidiana de tipo socialista, de todas maneras, no solo no se escapa de esa maraña un país de esa clasificación, sino hasta se convierte en el puntal de capitalismo trasnacional, como es el caso de China; la muestra más notable de que las incompatibilidades de ayer, se conjugan con lo que sería materialmente imposible desde el punto de vista del marxismo común.

Y aquí, la cuarta transformación empieza a tener dificultades serias para arrancar como quisiera el próximo presidente de México, López Obrador, porque las categorías del materialismo concreto de Karel Kosík, no se dan en el suelo azteca, pero tampoco en suelos esquimales o maorís. Porque esa melodía antes tan ensayada en el plano de la nube, es decir de un discurso donde hay más de querer que de poder; requiere de instrumentos viejos de los que ya no se fabrican o sencillamente de instrumentos que nunca han existido.

Y muchos de los mas exaltados tienen que conformarse con hacer el pedacito de esa cuarta transformación, desde enfoques realistas y pretendidamente eficaces, para no quedarse en la penumbra del aprobación ciudadana, que se da cuenta que por lógica la imaginación es mas poderosa para abarcar la mente, pero débil para transformar la realidad sin los medios, que es por demás es decir que se los llevaron los que todavía detentan el poder.

Ese capítulo que es de la venganzas apenas comienza y por eso las órdenes de aprehensión de la PGR contra ex funcionarios duartistas. Son también el castigo con los que se arreglaron con el poder estatal, aventando a su exjefe que por la parte de Peña, está del otro lado con la sanción leve para lo cometido. Ese pacto mayor de complicidades alcanza a los listillos, que entran en la dinámica del llanto y el crujir de dientes; porque nadie se va impune lo que se llama impune, en un circo como el nacional, menos en los circos de los estados donde dejaron temblando las arcas.

No hay excepciones. Y se verá.

Y es así, como lo que se hace en lo aparentemente constructivo es tratar de reducir un poco el gasto corriente de como se venía ejerciendo, no como se creía tan fácil; pero algo podrán hacer, castigando a los depredadores aunque digan que hay arreglo; y a la vez, buscando que lo que se proponen sea realista y no draconiano.

Porque todos los días salen las notas de los funcionarios que todavía no se sientan, y ya tienen que echarse para atrás porque no se puede abarcar mucho con menos gente; y gente que cree, que no se trabaja sino nada más se cobra.

Eso de operar sin adentrarse en los procedimientos legales y administrativos que deben cambiarse, no es posible.

La tarea es de romanos porque todo el andamiaje que se quiere cambiar está plasmado en diversas leyes e instituciones, y que para derogarlas es laborioso, porque lo que se proponga para sustituir a la vez, deben tener armonía o congruencia general, para no caer en el caos que es muy fácil; y sucumbir en la medida que se desconocen los temas.

Entonces en cada tema hay que ofrecer algo mejor de lo que se hacía, pero a la vez innovaciones; porque mejorar, es sencillamente una mecánica que se realiza cuando gana el mismo partido, es decir cuando repiten los mismos y entonces no pueden descalificar a los de antes y solo les queda el camino de repetir lo mismo con la falsa promesa de "hacerlo mejor", lo que además es una salida falsa, porque cuantas veces el PRI prometió hacer las cosas mejor y no cumplió.

Incluso lo mismo se aplica al PAN que tuvo en el gobierno federal doce años para demostrar que le entendía al diseño y operación de un sistema nuevo y lamentablemente, no pudieron ni siquiera meter a la cárcel gente, que había abusado del poder y casos de peculado que no procedieron, aún con toda esa burocracia de contralores caros que en realidad son tapaderas de los latrocinios.

Esa cuarta transformación tiene que venir con justicia efectiva para los que mal han hecho, y convertirse en un instrumento constructivo, porque la gente está esperando mucho más; ya desde ahora incluso, y tienen la ilusión de que la esperanza es lo último que muere, aunque rezumban las palabras de Gómez Morín que decía: " que no haya ilusos para que no haya desilusionados".

  Escribir comentario (0 Comentarios)

De espaldas a las catástrofes. La lluvia de Sinaloa

inundacion sinaloa dron redis

Columna del 24 de septiembre del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

La escasez de una buena política, porque aunque usted no lo crea, la hay; se muestra evidente en las catástrofes que causan los fenómenos naturales. Con los meteoros es cuando salen a relucir los errores de la falta de dirección política, la carencia de criterios de prioridades y como si fuera un broche, que en vez de cerrar abriera la caja de Pandora, del desastre, la limitada educación cívica que surge de manera dolorosa.

Al lado de lo negativo, hay que decirlo también, las acciones heroicas y la generosidad de muchos, que por lo menos anímicamente compensan los daños experimentados.

Y es que se pierde la brújula de lo que es importante para la vida comunitaria, que en términos de las realidades sociales, debería ser lo relevante para establecer los cursos de acción del gobierno y de la política.

Porque como lo han escrito repetidas veces desde hace siglos, Hobbes y otros teóricos del Estado; ésta formación de poder colectivo se erige para resolver, lo que no se puede hacer de manera individual. Por eso cada persona se puede decir cede, parte de sus libertades, en aras de que exista una acción conjunta para enfrentar las amenazas.

Por tal razón la infraestructura de obras hidráulicas, de obras de protección y todas las que mitiguen riesgos y mejoren la calidad de vida de las poblaciones son una acción ineludible del Estado, sobre todo cuando representan construcciones que directamente no producen utilidades, sino inversiones que se recuperan en la calidad de vida de las personas y en la reducción de riesgos.

Porque ya es tiempo que el modelo de apoyos sociales que en realidad son apoyos para establecer compromisos directos o en el mejor de los casos, indirectos, de carácter electoral, ocupen buena parte del presupuesto nacional; que si analizamos que esto además, se suma a los gastos exorbitantes del aparato electoral y partidista, se tiene como resultado una enorme pérdida, que es una fuga de dinero bueno tirado, al dinero malo.

Porque como es sabido de los recursos que se obtuvieron de la venta de crudo, es decir de valiosas divisas para el país, algo que todos los países persiguen para adquirir bienes de capital, entre ellos tecnológicos; se supone, que por obra y gracia de lo electoral llámese desarrollo social para potenciales correligionarios de los del poder, o gastos de discusión estéril electoral, es decir, el INE y sus clones subnacionales; y también allí se va propaganda y dinero en los bolsillos de los funcionarios que han intervenido en el proceso, según esto de la operación falsa, de que los pobres reciban algo para su estómago y subsistencia.

Y esa tendencia a gastar en manipulación en este gobierno se magnificó, porque el señor Peña, gastó la mitad de lo que invirtió Calderón, que no fue ningún ejemplo de excepcionalidad, en infraestructura necesaria para paliar riesgos reales, no para amenazas ficticias, como la del perder el poder de sus camarillas.

Porque en Sinaloa se redujo la inversión con Peña y quedaron pendientes desde el 2010, proyectos importantes para reducir las amenazas reales de las avenidas de agua, por ejemplo del Rio Fuerte y del sistema de presas y canales que se saturan. La rectificación de los ríos y la reestructuración de la figura transversal de las riveras, comúnmente llamada cubeta, que sin restricciones los explotadores de los materiales de extracción de los cauces, las han lastimado, así como obritas en las orillas en esos cuerpos de agua y ocurrencias, que impiden cuando se agrava el asunto, el libre curso de las corrientes hacia las desembocaduras.

Porque ya se tenía una estrategia tanto para sobre elevar las cortinas de tres presas, desazolvar zonas cercanas a las obras de toma para impedir su taponamiento y dragar salidas de los drenes tanto en Culiacán, como en Los Mochis, y Guasave para atenuar los daños.

Pero como lo importante es lo menos importante para los demagogos, las obras y la estrategia de lo básico se quedan para el nunca jamás, y la CONAGUA en este sexenio, comandada por una bola de bandidos embozados en inventar gastos inexistentes, en desviar recursos no saben ni siquiera que se puede hacer, y ante fenómenos impactantes como los de la semana pasada que en un día se derramaron entre 200 y 270 litros por metro cuadrado en Culiacán y Los Mochis, eso sin abrir las compuertas de las presas; que de repetirse el fenómeno como ya están cargadas, el daño será mayor.

Y es que así está el país por completo, todo inconcluso, trámites sin expedientes completos; burocracias inútiles tapando los atracos de arriba, y sobre todo políticos mediocres, que no solo no le entienden al problema real de la infraestructura, sino que su propuesta es becas y apoyos para que sus partidos "sigan con el impulso".

En las pasadas elecciones no hubo una sola propuesta de ningún candidato presidencial en Sinaloa, ni en otros estados acerca del agua, de su problemática, ni de su infraestructura; que por cierto incide además en la seguridad alimentaria del país, porque es Sinaloa el proveedor número uno de alimentos.

La improvisación que inclina a lo fácil a los demagogos de la mala política, que son ignorantes de lo básico para subsistir; hace que ignoren no digamos planteamientos integrales de la problemática de las cuencas, sino abordar asuntos urgentes, como son modernizar los sistemas internos eléctricos de las presas que desde hace décadas no le ponen dinero, cuando paradójicamente, son las presas las que dotan de electricidad a la CFE, que actúa como si fueran éstas de su propiedad.

Y en ese mar de inconsistencias están además los pobladores que tiran botellas y botes y toda clase de basura a taponar los drenajes. ¡Pobre México!

Yo me salvé de una de las avenidas en la Ciudad, gracias a Dios que hasta me mandó un camionero para llegar a la orilla.

Pero la verdad hay que poner en orden las prioridades por nuestro bien.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 371