"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

Una Nueva Guerra Fría, que deja fuera incluir a la izquierda en la esfera occidental

nueva-guerra-fria

Columna geopolítica del 12 de abril del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

De 1989 a 1991 se desmanteló el comunismo como poder mundial al producirse la transición geopolítica, que dio por terminada la Guerra Fría.

La mecánica bipolar que planteaba un mundo dicotómico enfrentado: comunismo contra capitalismo; el este contra occidente; Rusia contra Estados Unidos; o el Pacto de Varsovia contra la OTAN aparentemente había dejado de existir porque la principal amalgama era una ideología pegajosa, el comunismo que se ostentaba como un sistema justiciero.

Por supuesto el comunismo era más que injusto en la práctica, incluso más que todos los demás sistemas que existieron; solo rebasado por los fascismos alemán e italiano, que sobresalían de todos los de su tipo en crueldad y en perseguir a los que no adoraban a sus líderes como demiurgos, como seres a la mitad de los dioses y de los hombres.

Pero el comunismo que era una lingua franca de las conspiraciones tenía flaquezas como los baños de sangre de Mao, antes y durante la revolución cultural que fue un movimiento de matanzas, que arrojo millones de víctimas de parte de fanatizados jóvenes que fueron alebrestados para desterrar del mundo rojo, la que decían era la semilla del aburguesamiento y de los privilegios de la burocracia .

Antes Stalin puso el ejemplo recreó las purgas donde murieron también millones en Rusia que no se plegaban a lo que imaginaba el tirano.

Cuando los diplomáticos realistas de Occidente atinaron a concretar las amenazas de China y Rusia, a uno para integrarlo paulatinamente desde Nixon y al otro para combatirlo con aliados; los de occidente vencieron sin tratar de socavar el comunismo que era más bien una fuente de cohesión simbólica.

El configurar las naciones como poderes independientemente de sus religiones políticas, ayudó a ver la perspectiva sin prejuicios y el comunismo se auto descalificó en Rusia y en China sufrió un revisionismo tan de fondo, que no se sabe donde está el capitalismo voraz y donde quedó la doctrina de línea de masas.

Por eso el grupo de poder de 28 años, con George Bush a la cabeza como estratega, propuso un orden mundial para gobernar el mundo; y se intentó no nada más tener los hilos en América y Europa sino también en Asia y en África, y fue entonces que al abarcar mucho, se han tenido que replegar con Trump.

En esos años de intentos globalizadores y de un mercado libre mundial, los costos de dominio se dispararon y Estados Unidos ha estado regresando al interés doméstico. Por eso en Davos les dijo Trump a los líderes, que se dejaran de grandes ambiciones planetarias, que mejor se dedicaran a atender a sus respectivos países y prácticamente con esa declaración dio por cerrado el periodo de ejes multilaterales.

Pero en ese contexto de la historia mundial Putin en Rusia, logró estabilizar a su país en lo interior y pasó a redefinir geopolíticamente lo mismo que Lenin en Bakú, en 1920

durante el Congreso de Pueblos del Este donde propuso: mantener las fronteras imperiales del zarismo, transformar al ejército en potencia y no intervenir sino en el perímetro de Eurasia fundamentalmente, sin ampliar el radio a una periferia como lo proponía Trotsky. Para estas épocas, le sumó Putin el propósito de ir actualizando el interés de expulsar a los aliados de la OTAN, de esas fronteras, es decir de Ucrania, retomando Crimea y combatiendo los planes de EUA en Siria y eventualmente en Turquía.

La reacción también de Estados Unidos en concordancia por lógica, será la de replegarse al continente y sacar una ofensiva tipo "Cóndor" como en los años setentas para América latina, pero en la que las armas de los ejércitos golpistas ahora son las redes y la guerra es de bots; y los soldados son los periodistas que arman escenarios de conflicto por consigna. Porque el terreno que dejó abonado el grupo de poder anterior, amplió demasiado los márgenes de una discursiva en la que los derechos humanos, en vez de ser eso, derechos desde la óptica del jusnaturalismo, se transformaron hasta en consignas antinaturales y sus resultados fueron el ablandamiento del esquema de valores que ostentaba el occidente, valores que ya, a ciencia cierta casi nadie conoce, porque se volvieron esos sustentos ideológicos y racionales hasta en sendos misterios.

Entonces Trump tiene que reeditar una nueva distribución de poder que si no es idéntica a la que existía en la primera guerra fría, si responde a un reparto racional, en el que nuevamente se repliega Estados Unidos y sus aliados a Israel, y dejan en terreno de las negociaciones otros bastiones del medio oriente que eran parte del shatterbelt, que rodearía a los rusos. Es decir del cinturón de contención, la zona de fricción de las potencias que cubre todo el perímetro de lo que fue el zarismo o el esquema soviético, hasta llegar a las Coreas.

Por eso los arreglos que se mencionan en las indagaciones contra funcionarios que ya dejaron la Casa Blanca, se entienden porque finalmente los dos grandes deben gobernar, pero la recomposición de poder no es sencilla; es compleja y en tal efecto se requiere fortalecer lo que cada potencia considera su influencia natural como prioridad.

Así que los desplantes del socialismo latinoamericano no van a seguir alguna vereda cierta; porque el comunismo y su enfermedad el izquierdismo infantilista; no tienen sino en todo caso aliados geopolíticos circunstanciales, es decir mediante ventajas racionales para nada ideológicas, dado que no existen tales; sino en el terreno de lo que abone a mejorar las utilidades del poder respectivo, en los mercados así proyectados. Así con la segunda potencia económica China, Estados Unidos como acaba de analizar Joseph Nye, tiene ventajas estratégicas insuperables sobre los asiáticos: demografía, energía, tecnología, conocimiento, moneda, posición geográfica y armamento.

Así que si creen realmente que Rusia intentará por simpatía o identificación filosófica mantener una cabeza de turco en la zona latinoamericana se equivocan; por lo pronto Trump no asistirá a la Cumbre de Las Américas; y se verá que la andanada de guerras cibernéticas se las cobraran a los que andan por la retadora y como ejemplo baste un vistazo a Guatemala o lo que pasa en Brasil con el encarcelamiento de Lula un demagogo que no logró su verdadero sueño de hacerse oligarca.

Cualquier comparación no es una mera coincidencia para México.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

“La Hipótesis de la Conspiración desde Arriba”

pato-cojo

Columna GEOPOLÍTICA del 4 de abril de 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez.

Dos dichos famosos que usan los políticos de Estados Unidos se refieren a patos; uno dice, que si algo camina, grazna y mueve la cola como un pato debe ser un pato; el otro, se refiere a un pato cojo que en una carrera lo vendan a sabiendas que a la mitad de la competencia, se le romperá la patita irremisiblemente, pero como le precede fama, le apuestan los que no saben.

El primer caso es de identificación de un fenómeno por sus características y la lógica que lo determina. El segundo caso es permitir incluso alentar que un político compita en sabiendas que trae elementos que lo descalifican.

En la contienda, si es que es una contienda; los dos esquemas sirven para aventurar una hipótesis porque la lógica no deja de tener vigencia en la política, y lo que está sucediendo solamente se puede explicar a partir de algo normalmente inusual en toda su dimensión, -no digo que no existan antecedentes previos de estas manipulaciones- solo que ahora, los factores son muy rebuscados y todo parece que lo que tenemos sí coincide en la identificación del artefacto político que como dice el proverbio, es un pato: el gobierno está jugando a confundir y tiene preparado un acuerdo subrepticio para no salir del juego usando de patos cojos, o que parecen ser patos cojos.

¿Porqué lo afirmo?.... porque todo está muy raro. Un listado de inconsistencias a vuelo de pájaro, demuestran que las cosas no traen la manufactura de una lógica lineal; sino una armazón cuyas piezas no embonan por sí solas. Están allí porque se ha planeado que allí estén.

Pongamos el caso de la autorización que el INE le otorgó a López Obrador para que el Morena se convirtiera en un partido político; cuando se sabe que el gobierno siempre tiene la última palabra en integrar partidos políticos que solamente deben ser afines, para que se les de la voz de arranque.

Para nadie es un secreto que en el reparto de partidos políticos durante la presidencia de Salinas, por ejemplo quien llevó la voz cantante fue el desaparecido Manuel Camacho, que armó el PEVEM para Jorge González el padre del "Niño Verde"; a la educadora Elba Esther Gordillo, le concesionaron el PANAL; Raúl Salinas de Gortari metió a Alberto Anaya al frente del suyo el PT, y así han seguido repartiéndose los partidos nuevos, el PES lo prohijó políticamente Calderón, pero su validez se la debe a Peña. Pero el Morena le debe la vida a Peña Nieto.

Obviamente que el acuerdo lógico es que el Morena jamás le levantaría la voz a su padrino y propulsor. Por eso siempre que tiene oportunidad López Obrador grita a los cuatro vientos que no procederá contra Peña Nieto.

Eso fue parte del pago para tronar hace siete años la alianza del PAN y el PRD. La confrontación con los Chuchos fue definitiva, pero Peña le cumplió con el Morena, mientras se daba el cumplimiento de ese pacto, Raúl Salinas le prestó el PT, que hoy nuevamente está con él.

En esta elección presidencial no tiene López Obrador a nadie que se le enfrente; el único que iba pisándole fuerte los talones era Ricardo Anaya; pero Peña le mandó una andanada de golpes en los medios y con la PGR; y hoy anda por la tangente. Algunos temen que no suceda como con Rubén Mendoza hace 14 años, quien le iba a ganar a Peña la gubernatura del Estado de México y bastó que le mostrara la gente de Montiel algunos documentos arriba de un helicóptero, para que empezara a reducir su campaña. Si Anaya sigue con los palomazos y con los hacketones, eso da a entender.

Los errores del PAN en Guanajuato y en Yucatán desconsideran la valoración de un triunfo. Muchos estados proclives a votar por el Frente, no tienen coordinaciones eficaces y no se sienten entre la población. Ojalá sean acomodos y no el temor de un competidor tocado que se puede desvanecer.

De Meade no hay nada que hablar porque todo lo que dice es mentira. Es cojo, desde donde se le vea. No es lo suyo lo político, necesita su visera un lápiz en la oreja y sus cubre mangas. No tiene argumentos, eso de los ingresos y cómo viven los adversarios, no es tema; el tema es su política fiscal persecutoria contra los particulares; y a la vez la forma de solapar los cuantiosos hurtos de todo el andamiaje de la delincuencia política de cuello blanco. Es perder líneas comentar más. Ya le tiene reservado en el plan, López Obrador la secretaría de Hacienda, ¡va a decir que lo incorpora porque no es priísta sino ciudadano!

De pasada está la señora Calderón, otra que está muy inflada y de pasada le restará votos al PRI; le hace la segunda a Meade y va a dividir más el voto, no al PAN que la detesta –solo los que tuvieron puestos inmerecidos, están con ella- los demás sus guaruras y párele de contar. Ya no les sirve a los de arriba como los otros seudo independientes, pero no quieren que salga como los inventos del Bronco y Ríos Pitter, que ahora son respondones.

Por eso han dejado hacer y deshacer a López Obrador; es un plan que llevan bien: meter patos cojos con un pato mediocre. A ver si Anaya les gana la conspiración y demuestra que no lo tienen agarrado de una pata.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La resurrección de Cristo es la verdadera esperanza del mundo

Vigilia-Pascual2018

(ZENIT – 31 marzo 2018).- "¿Deseamos participar en este anuncio de vida o permaneceremos callados ante los acontecimientos? Esta es la invitación que el Papa Francisco hizo en la vigilia de Pascua que celebró el 31 de marzo de 2018 en la Basílica de San Pedro: una invitación a "romper con los hábitos repetitivos, a renovar nuestras vidas, nuestras elecciones y nuestra existencia".

Hablando en su homilía "el peso del silencio ante la muerte del Señor", el Papa añadió: "Es la noche del silencio del discípulo que se encuentra adormecido y paralizado... el discípulo de hoy sin voz ante una realidad que se impone sobre él, haciéndole sentir y, lo que es peor, creyendo que no se puede hacer nada para vencer tantas injusticias que muchos de nuestros hermanos viven en sus carnes. Es el discípulo aturdido inmerso en una rutina abrumadora que le priva de la memoria, que hace acallar la esperanza y le acostumbra al 'siempre lo hemos hecho así´".

"La tumba vacía, dijo el Papa Francisco, quiere desafiar, sacudir, interrogar, pero sobre todo, quiere animarnos a creer y confiar en que Dios "viene" en cada situación, en cada persona, y que su luz puede llegar hasta los rincones más impredecibles y cerrados de la existencia... Él ha resucitado y con Él resucita nuestra esperanza creativa para enfrentar los problemas actuales, porque sabemos que no estamos solos".

"Celebrar la Pascua", continuó, "significa volver a creer que Dios irrumpe y sigue abriéndose paso en nuestras historias, desafiando nuestros determinismos unificantes y paralizantes. Celebrar la Pascua significa asegurarse de que Jesús venza esa actitud cobarde que tantas veces nos asedia e intenta enterrar todo tipo de esperanza".

Este es el texto de la homilía pronunciada por el Papa durante la celebración.

AK

Homilía del Papa Francisco

Esta celebración la hemos comenzado fuera... inmersos en la oscuridad de la noche y en el frío que la acompaña. Sentimos el peso del silencio ante la muerte del Señor, un silencio en el que cada uno de nosotros puede reconocerse y cala hondo en las hendiduras del corazón del discípulo que ante la cruz se queda sin palabras.

Son las horas del discípulo enmudecido frente al dolor que genera la muerte de Jesús: ¿Qué decir ante tal situación? El discípulo que se queda sin palabras al tomar conciencia de sus reacciones durante las horas cruciales en la vida del Señor: frente a la injusticia que condenó al Maestro, los discípulos hicieron silencio; frente a las calumnias y al falso testimonio que sufrió el Maestro, los discípulos callaron. Durante las horas difíciles y dolorosas de la Pasión, los discípulos experimentaron de forma dramática su incapacidad de «jugársela» y de hablar en favor del Maestro. Es más, no lo conocían, se escondieron, se escaparon, callaron (cfr. Jn 18,25-27).

Es la noche del silencio del discípulo que se encuentra entumecido y paralizado, sin saber hacia dónde ir frente a tantas situaciones dolorosas que lo agobian y rodean. Es el discípulo de hoy, enmudecido ante una realidad que se le impone haciéndole sentir, y lo que es peor, creer que nada puede hacerse para revertir tantas injusticias que viven en su carne nuestros hermanos.

Es el discípulo atolondrado por estar inmerso en una rutina aplastante que le roba la memoria, silencia la esperanza y lo habitúa al «siempre se hizo así». Es el discípulo enmudecido que, abrumado, termina «normalizando» y acostumbrándose a la expresión de Caifás: «¿No les parece preferible que un solo hombre muera por el pueblo y no perezca la nación entera?» (Jn 11,50).

Y en medio de nuestros silencios, cuando callamos tan contundentemente, entonces las piedras empiezan a gritar (cf. Lc 19,40)[1] y a dejar espacio para el mayor anuncio que jamás la historia haya podido contener en su seno: «No está aquí ha resucitado» (Mt 28,6). La piedra del sepulcro gritó y en su grito anunció para todos un nuevo camino. Fue la creación la primera en hacerse eco del triunfo de la Vida sobre todas las formas que intentaron callar y enmudecer la alegría del evangelio. Fue la piedra del sepulcro la primera en saltar y a su manera entonar un canto de alabanza y admiración, de alegría y de esperanza al que todos somos invitados a tomar parte.

Y si ayer, con las mujeres contemplábamos «al que traspasaron» (Jn 19,36; cf. Za 12,10); hoy con ellas somos invitados a contemplar la tumba vacía y a escuchar las palabras del ángel: «no tengan miedo... ha resucitado» (Mt 28,5-6). Palabras que quieren tocar nuestras convicciones y certezas más hondas, nuestras formas de juzgar y enfrentar los acontecimientos que vivimos a diario; especialmente nuestra manera de relacionarnos con los demás. La tumba vacía quiere desafiar, movilizar, cuestionar, pero especialmente quiere animarnos a creer y a confiar que Dios «acontece» en cualquier situación, en cualquier persona, y que su luz puede llegar a los rincones menos esperados y más cerrados de la existencia. Resucitó de la muerte, resucitó del lugar del que nadie esperaba nada y nos espera —al igual que a las mujeres— para hacernos tomar parte de su obra salvadora.

Este es el fundamento y la fuerza que tenemos los cristianos para poner nuestra vida y energía, nuestra inteligencia, afectos y voluntad en buscar, y especialmente en generar, caminos de dignidad. ¡No está aquí...ha resucitado! Es el anuncio que sostiene nuestra esperanza y la transforma en gestos concretos de caridad. ¡Cuánto necesitamos dejar que nuestra fragilidad sea ungida por esta experiencia, cuánto necesitamos que nuestra fe sea renovada, cuánto necesitamos que nuestros miopes horizontes se vean cuestionados y renovados por este anuncio!

Él resucitó y con él resucita nuestra esperanza y creatividad para enfrentar los problemas presentes, porque sabemos que no vamos solos.

Celebrar la Pascua, es volver a creer que Dios irrumpe y no deja de irrumpir en nuestras historias desafiando nuestros «conformantes» y paralizadores determinismos. Celebrar la Pascua es dejar que Jesús venza esa pusilánime actitud que tantas veces nos rodea e intenta sepultar todo tipo de esperanza.

La piedra del sepulcro tomó parte, las mujeres del evangelio tomaron parte, ahora la invitación va dirigida una vez más a ustedes y a mí: invitación a romper las rutinas, renovar nuestra vida, nuestras opciones y nuestra existencia. Una invitación que va dirigida allí donde estamos, en lo que hacemos y en lo que somos; con la «cuota de poder» que poseemos. ¿Queremos tomar parte de este anuncio de vida o seguiremos enmudecidos ante los acontecimientos?

¡No está aquí ha resucitado! Y te espera en Galilea, te invita a volver al tiempo y al lugar del primer amor y decirte: No tengas miedo, sígueme.

[1] «Yo os digo: si ellos callan, gritarán las piedras»
© Librería editorial del Vaticano

  Escribir comentario (0 Comentarios)

El Delirio de Grandeza de López Obrador

delirio-amlo

Columna Geopolítica del 26 de marzo del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

La fama es algo muy apreciado por el hombre más en estos tiempos de las nuevas tecnologías de la información. Tener fama es semejante a tener poder y en ese sentido se vuelven las personas, como dicen algunas cuentas de las redes sociales, en una persona pública, ya no cualquier persona del montón. En alguien conocido que identifican en cualquier lugar hasta para pedirle una selfie, que se ha convertido en algo que sustituye un autógrafo.

En la entrevista que dio López Obrador a periodistas de Milenio, una que dará mucho material de que hablar, el candidato del Morena fue profuso en el tema de la fama; que en este caso advirtió, que lo suyo era ir por una, pero no una fama común o de alcance nacional, que ya tiene; sino una fama mundial porque va encabezar un movimiento, dijo -el más importante del mundo- arañando la gloria y el reconocimiento como dicen en el lenguaje chistoso "del mundo mundial".

¡Ese es López Obrador en carne y hueso, a lo pelón!

Un individuo que lleva su vida relamiendo sus sueños de grandeza, que refleja una personalidad añejada en el síndrome del delirio de grandeza como cantaba el "Vivi" Hernández "soy Napoleón me siento león..." la versión vernácula, de: "They coming to take me away".

Porque ese es el tema central: entender ¿qué tiene que hacer una persona para confesar en público, que va encabezar el movimiento mas importante del mundo?

Y me lo pregunto: ¿cuál es el costo de esa revolución, aunque le llame movimiento, que va a dejar chiquitas a las revoluciones cubana y bolivariana?

Porque López Obrador ratifica su catástrofe anunciada, como parte de la trilogía que el libro de texto le da a la historia de México: Independencia, Reforma y Revolución.... y ¿regeneración obradorista?

Es el corolario del terror en el que con esos objetivos, ahora sí, se explica la alianza con todos los violentos, los acuerdos con el crimen organizado como lo declaró en Guerrero; con las guerrillas que usan del secuestro como arma común de combate, en la figura emblemática de "Nestora" una de sus, candidata al senado y otros, que ya incluyó el líder del Morena, que no cantan mal las rancheras en materia de violencia.

Es inevitable que me venga a la memoria el nombre de Eróstrato, el griego que durante su vida persiguió la fama, fracasando como pintor, escultor, poeta y filósofo; y que en su locura por alcanzar el reconocimiento que se le negaba; y no le permitía

alcanzar los umbrales de la gloria, decidió hacerse famoso por la vía destructiva e incendió el templo de Diana en Éfeso, una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Así está López Obrador y lo peor: la gente que lo sigue, me parece que no escuchan todo lo que dice, porque si en verdad lo analizaran, se darían cuenta que insiste en causarle a los mexicanos un daño mayor de importancia mundial.

Los políticos mentirosos no mientan totalmente como se cree vulgarmente, se les sale lo que quieren, solo hay que escuchar o leer con cuidado, entrelíneas o directo. Sin querer dicen verdades. Unas que parecen buenas pero que encierran consecuencias malignas y otras que callan; éstas, la lógica tiene que descifrarlas y sus posibles implicaciones que van desde lo prudente hasta lo que parece ser extremo. Y se van comprobando con más intervenciones del sujeto que las revelan.

Porque no se crea mi estimado lector que Hitler, llegó sin apoyo popular. Todo lo contrario, sus discursos en defensa de la nación alemana y sus escritos en contra de la usura eran muy populares y sonaban bien a los oídos de los electores que votaron por él, pero se colaban sus intenciones reales y nunca ocultó sus proyecciones de importancia mundial para Alemania, y se los cumplió. ¡Si, señor Hitler le cumplió al pueblo alemán! los metió en la peor catástrofe de la historia de Alemania y de Europa. Hasta la fecha el mundo, no se repone las daños de lesa humanidad, del trauma de uno, que habiendo fracasado en todo como Eróstrato decidió incendiar el mundo.

Claro que Obrador no tiene los recursos para incendiar el mundo, en su maldad no le llega a los talones a los malos de la talla de Hitler, pero si tiene los suficientes recursos como para parecerse a Maduro o a Lula da Silva el tranzón de OHL, para ponerle fuego a lo poco que vamos alcanzando a pesar de otros, que en otra forma están enloquecidos también, porque no sueltan la maña de seguir succionando una vaca que creen solamente a ellos les pertenece.

¡Pobre México en la crisis electoral!

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 4 de 367