"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

Rumbo a la difícil salida. Peña no va a pagar los platos rotos, sino la vajilla completa

pena-nieto-6o-informe

Columna Geopolítica del 3 de septiembre del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Enrique Peña fue contratado por el poder para construir las reformas. Solo eso. Pero tenía que hacerlo bien, no para que se anularan y ahora estén en riesgo de que se reviertan.

Ese es el mayor problema andar y desandar el camino en un solo sexenio prácticamente, con la agravante de haber desgastado el sistema democrático de por sí endeble, deteriorando a los partidos y al congreso que se vieron sometidos a una política de moches, sin haber estructurado ni una simulada difusión aterrizada de los cambios.

Peña descuidó a los gobernadores que se convirtieron en jefes del crimen público organizado en sus territorios, desechando a los políticos y funcionarios profesionales por puros cómplices improvisados dispuestos a todo. Es decir no hubo gobierno. ¡Claro que el crimen organizado se reprodujo! Ni modo que los malos burócratas fueran los únicos monopolizadores del mal.

Incluso los líderes sindicales abusaron más que nunca.

Un solo sexenio bastó para que se escalaran deudas quita sueño, de las que dijo el todavía presidente en una entrevista, "son muy razonables y manejables".

México sometido a las enormes limitaciones de mexiquenses y pachuquitas, se quedó sin otra alternativa que la de suicidarse de la democracia, que les había regresado a los del PRI, que no tenían inserción en la historia de la modernidad verdaderamente democrática.

Si tuvo malos colaboradores, los pudo echar y no cubrirlos.

Porque al escuchar al presidente Peña en la entrevista de López Dóriga tan puntual y accesible, se tiene la impresión de que el pueblo ha sido injusto con un hombre que no merece el desprecio que las encuestas le endosan. El tono relajado y las explicaciones sencillas, hacen absurdo que diga como conclusión de su mala imagen, que no se pudo comunicar y menos el gasto exorbitante en publicidad que no se justificaría.

Pero no es así. Su régimen fue un régimen caracterizado hasta el último momento por hacer añicos el sentido de la legalidad y por entronizar a la impunidad como elemento insustituible de cohesión política. A cada mexicano le quedó en claro que jueces, funcionarios, congresistas, gobernadores, líderes partidarios y sindicales son unos farsantes y delincuentes simuladores en toda la extensión de las palabras.

¡Fue maravillosamente didáctico, Peña demostró que el sistema es un cochinero y que él es el jefe!

Y no se necesita hacer un esfuerzo exhaustivo de memoria, en estos días tres asuntos demuestran lo que la gente observa: el proyecto del nuevo aeropuerto, en el lugar menos indicado como lo ha explicado con sencillez José Luis Luege, para el que no hay dinero para su mantenimiento. Un callejón sin salida que lleva la tercera parte de lo gastado, pero aparte para cancelarlo hay castigos a cuenta de los contribuyentes.

Los otros asuntos son notables: la componenda para que saliera Elba Esther Gordillo con cargo al mayor desgaste de Peña y la maniobra para que Alejandro Gutiérrez el funcionario del PRI pillado con las manos en la masa, que fiel a la omertá la ley del silencio de la cosa nostra, pronto saldrá para burlarse de lo que dicen son las leyes.

Y es que nadie se escapa de la corrupción, todos controlados para hacer lo indebido, porque no es menor tampoco el cochinero del fideicomiso de Morena, que también mostró que la corrupción tiene jefes y que va a seguir.

¿Porqué llegó Peña?

Hay que recordar que fue en la Octava Cumbre de Negocios en Toluca en la víspera de su nominación como candidato del PRI para la presidencia, siendo todavía gobernador del Estado de México, cuando el actual presidente fue aprobado para llegar a donde llegó.

Su padrino fue William Clinton. Las condiciones fueron tres temas: educación, recursos energéticos y seguridad.

Internacionalmente a Peña le dieron todas las facilidades: se le reabrió la interlocución interrumpida para el PRI desde el 2000; a cambio, el PAN perdió el contacto hasta hoy. Incluso cuando Anaya fue amagado hace unas semanas, tuvo que ir con Angela Merkel a pedir auxilio, recurrió a la única puerta disponible, la europea.

En lo nacional Felipe Calderón bloqueó la posibilidad de competividad del PAN. Destruyó a los precandidatos y la muestra final fue la orden de aplazar el acto de Josefina Vázquez en el estadio Azteca, hasta que Gil Zuarth le informó, que la gente ya había abandonado el estadio y los videos y fotografías podían mostrar un acto fracasado.

Mediáticamente se le fabricó una imagen de telenovela al futuro efímero reformador.

Muchas otras operaciones se desprendieron de esas matrices.

Peña cumplió en las reformas . En el 2013 ya tenía lo principal, pero la forma que ponderó los moches, destruyó la credibilidad del congreso y de los partidos. El daño estructural estaba hecho.

El entorno se modificó. Todos los frentes se deterioraron: se desprestigiaron los partidos, los gobernadores y la impunidad asegurada como bien mayor fue el eje conductor de esa amnistía sin culpables.

Y se le revirtieron los daños a Peña que no tuvo línea de defensa. Sus pecados salieron a la luz y Videgaray, ante la catástrofe anticipada siguió la recomendación de Michael Korda, de que no hay un mejor padrino que uno nuevo; y él y Peña, buscaron a Trump. Eso supuso de inmediato un golpe de timón. A la vez fue el inicio de la reversa de las reformas -las que ahora se ven endeblemente construidas- edificadas en la cimentación arenisca de los moches grandes.

Con López Obrador empieza el regreso de la historia.

Los mayores cambios cualitativos de los últimos 25 años, las reformas de Peña, todo indica que desaparecerán o quedarán mutiladas. Ahora sin partidos, sin proyectos porque se van a a caer en el mediano plazo. Con contratos incumplidos de los que hay que pagar los cuantiosos castigos; con tasas de interés al alza; sin TLCAN, con un acuerdo binacional del que se sabe solo poco; el veredicto es claro: la democracia si sobrevive, tendrá que cobrarle a Peña todo el tiempo perdido.

  Escribir comentario (1 Comentario)

Renunció Tatiana a un puesto que nunca tuvo, en una subsecretaría que no existe

tatiana amlo

Columna Geopolítica del 27 de agosto de 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Como un reguero de pólvora fue la noticia este fin de semana en todas las redes, el anuncio de que Tatiana Clouthier mejor optaba por la diputación plurinominal en vez de una subsecretaría en Gobernación, una que por supuesto ni había tomado posesión y que tampoco existe, porque se supone que es una propuesta nueva, la de "participación ciudadana". Y los comentarios no se han dejado de externar como si fuera una ruptura dentro del círculo cercano del líder político, Andrés López Obrador.

La que será secretaria de Gobernación Olga Sánchez se apresuró a explicar lo inexplicable, que por motivos familiares no se contaría con Tatiana, como si fuera de suficiente peso argumentar un apego a una ciudad por encima de las jugadas políticas que se cocinan en la capital. Nada más falso.

El pasado 15 de agosto lo anticipé al analizar las escaramuzas de la señora Olga Sánchez por enarbolar la agenda que cada vez mas casualmente coincide con George Soros y su Open Society . En esa ocasión publiqué que "Tal vez por eso se siente Tatiana tan desangelada, primero bajo la batuta de la ex ministro, y ahora al darse cuenta que su jefe real, será Encinas".

Y es que la lógica indicaba con el nombramiento de subsecretaria que a Tatiana la desplazaban a otro nivel.

Fue enviada a una escala jerárquica que no se correspondía con lo que hizo durante la campaña donde salió a dar todo en los debates de medios electrónicos tanto en radio como en televisión, y resultar triunfadora ante otros, que no tenían argumentos como Jorge Castañeda; tal vez sea mayor su mérito que se aventó a discutir temas sin experiencia en el gobierno, lo que pocos notaron, -porque están igual de ajenos al tema de gobierno- pero la hija del Maquío sustituyó sus carencias con enjundia; y eso, le ayudó a forjar una imagen de mujer combativa, que pesó más que los errores e imprecisiones y sofismas a los que tuvo que recurrir cuando desde el celular los que la asesoraban, tampoco tenían claridad.

Insisto, a Tatiana no le favoreció la balanza –comparativamente- con muchos desconocidos que tienen en sus manos nombramientos de mayor responsabilidad, que aducen conocimientos académicos pero con una producción científica pobre y cualidades mucho menos calificadas que ella. La sospecha de que su apellido fue usado sin retribución, retumba en los corrillos.

Los detalles anecdóticos se desconocen para el gran público, a mí me parece que no solo fue un problema de jerarquías, sino de incompatibilidades ideológicas como de carácter con una Secretaria protagónica que no va a admitir rivalidades de imagen.

A Tatiana se le puede señalar con inclinaciones empresariales, ese es y ha sido su entorno; si esta es la razón, al rato sale Alfonso Romo, lo que no parece concretarse por ahora. Lo que si creo es que Tatiana Clouthier conserva valores de la familia y no se puede decir que sea una activista que pueda someterse a la agenda que trae la señora Sánchez por ejemplo. Porque fuera de ese discurso, se duda por todos lados que la que será la secretaria del área política del ejecutivo, pueda tener la capacidad de negociación, la humildad y tolerancia con firmeza que se requiere. El que mas se acerca a esas cualidades es Alejandro Encinas, quien será según mi apreciación, el verdadero secretario que hará la chamba política. Y de esa manera, en automático la Clouthier estaría para efectos prácticos en un tercero o cuarto círculo, distante de Obrador.

Un fuerte factor de ese desplazamiento sin duda fue la expresión abierta de Tatiana en contra de la designación que hizo Obrador de Manuel Bartlet como director de la Comisión Federal de Electricidad, la CFE; porque cuando fue el presidente de la otra desaparecida CFE, -la Comisión Federal Electoral- permitió u ordenó, que el sistema de resultados electorales se cayera, lo que afectó a su padre Manuel Clouthier contra quien se montó el operativo incluso, de desatar una disidencia del PRI, la Corriente Democratizador que devino en el Frente Democrático Nacional para evitar que el Maquío arribara a la presidencia, se dice que todo el centro de la República, Occidente y el Norte votaron arrolladoramente a favor del panista, y en el Sur y el Valle de México, por Cárdenas.

Y por último está el principal tema de esa subsecretaría, la participación ciudadana que como tal ya está legislada, y se tendrían que realizar reformas para darle el nivel de importancia que aparentemente tienen en mente por ejemplo Pablo Gómez y otros, que quieren un asambleísmo permanente; una democracia plebiscitaria, dicen; para someter a la aclamación de la plaza pública todo asunto, sea meramente político o incluso técnico, como se ve con el proyecto de consulta del aeropuerto.

El hecho es que Tatiana se va a las curules y si no va serla líder se fortalece la versión de que cayó de la gracia del jefe.

El nombramiento de la que la sucederá en turno fue muy rápido y es el nombre, repito comparativamente de una desconocida: Diana Álvarez Maury.

Algo muy grave debió haber ocurrido

  Escribir comentario (0 Comentarios)

EL Asunto del Nuevo Aeropuerto. Se acaba la luna de miel con todos

naicm-amlo

Columna geopolítica del 20 de agosto del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

El necesario y nuevo aeropuerto ha sido desde cualquier enfoque que se trate, desde que se ha planteado su solución a lo largo de los diversos sexenios, un asunto que huele mal. No solo de parte de las autoridades sino también de parte de la gente que se dice afectada. Nadie tiene razón. Todos actúan con egoísmo extremo.

El nuevo aeropuerto se necesita desde que se gastó en el pasado una millonada de los recursos petroleros en sus remodelaciones, al final inútiles, en cuanto a costo-beneficio.

Nadie ha tenido autoridad, ni capacidad política para frenar los negocios desmedidos, ni para contener la ambición de los líderes autollamados sociales, que no pueden ver algo constructivo que genere oportunidades de trabajo; sin que busquen un pretexto para chantajear y aventar a la masa infeliz, a participar como carne de cañón como han sido Atenco, Ayotzinapa y decenas de episodios, que cubren de ignominia los movimientos que pudieron ser de ciudadanos en uso de sus derechos y no lo que son, barruntos inagotables de odio e impunidad.

Por eso el asunto del NAICM era algo más que una decisión, era un punto de partida para marcar una línea distinta de lo que se acostumbra.

Porque más que una decisión que no se dio abiertamente de frente a los ciudadanos, se optó por un fallo de facto al trasladar a la masa la negativa, para que ellos digan no a todo lo que huela a la inversión promovida por Peña.

Es innegable que López Obrador en lo formal difirió hacerse cargo e irresponsablemente le impuso a sus seguidores mas intransigentes -embargados de una irrefrenable envidia social- una consulta disfrazada como la de los buenos tiempos del PRI, con la diferencia que esas maniobras eran dizque en positivo y ésta, tiene el claro propósito de tronar el proyecto que actualmente se tiene.

Así es como Obrador va a mandar a la fregada el proyecto; que ya se chupó cien mil millones de pesos solo en movimiento de tierras, dejando la duda de que la tranza mayor ya se hizo; y el perdedor para variar es el gobierno, con el dinero de los contribuyentes.

Porqué las complejidades técnicas que seguirían -que son más costosas- se van a ir al limbo; y todo, tirado al caño, pero sin investigación; solo como una maniobra que tiene más de teatro para cubrir irregularidades mayores, que un análisis serio que lleve a concretar técnica y financieramente algo que alguien en el gobierno, debió haber hecho antes de nada.

Así que lo que se esperaba no se dio, no hubo decisión ejecutiva abierta, valiente, acompañada de una denuncia de las irregularidades; porque es muy fácil hacer acusaciones para ganar votos y llegado el momento hacerla de pleito ratero.

Ahora era la oportunidad para probar lo dicho sin afectar la credibilidad de un gobierno que todavía no llega y con esto y los nombramientos de PEMEX se resbala en el juicio internacional; un juicio externo, el de los inversionistas que le cuesta a México en indirectos financieros, esos que afectan a la economía nacional, como las desconfianzas que determinan los covenants y hacen subir tasas de interés y condiciones, que no pueden ser desatendidas.

Ahora falta saber cuáles fueron los acuerdos en corto con Slim y los aparentemente afectados; porque se van a saber, dejando en evidencia las tomadas de pelo, de que se iba a resolver técnicamente el destino del aeropuerto y todo va a parar en un mitin.

Por supuesto que también en esa trama se tendría que consultar también si el aeropuerto militar de Santa Lucía deberá ser para uso comercial, para ver si es el que quiere la masa ¿o, no?

De esta manera los asesores de la "democracia plebiscitaria", también deberán informar al público -que no se sabe si son los vecinos de los ghettos alrededor del aeropuerto o los usuarios- sobre las consecuencias financieras en el entorno mundial de los compromisos de los negocios internacionales, que van a evaluar la forma como se determina por el nuevo gobierno de la catorceava potencia económica mundial los proyectos que tienen en las manos. En este tipo de sucesos van a constatar que las decisiones serán tomadas con los procedimientos de aclamación tipo Mussolini o mas corrientes como los del venezolano Hugo Chávez .

Así que se termina la luna de miel con los empresarios que han manejado los grandes negocios en México en los últimos treinta años y con el gobierno de Peña, porque empiezan las fisuras de los pesos y centavos. La cara de Alfonso Romo fue la evidencia cuando se anunció lo resulto sin resolver.

Tampoco tenía de otra López Obrador sino escudarse en la masa, porque en unos cuantos días se le han caído casi todos los proyectos como el de bajar el IVA a la mitad en la frontera, la amnistía fiscal, las dudas del tren maya que en su ruta tiene el rancho de Palenque de los Obrador, y las horas para atravesar la selva comiendo tamales de lagartija; o los fracasos del foro de consulta de amnistiar a los delincuentes; lo de estructurar una Guardia Nacional, que alguien les sugirió igual a la de Estados Unidos sin alguna semejanza con ellos para establecerla; diferir o echar para atrás la descentralización y la bronca que le va a representar con los gobernadores de ahora, quererles pulverizar el mando en sus estados con la figura mal diseñada de coordinadores oficiales del desarrollo, no de los estados sino de Morena.

A eso súmele que la gente nueva que está jalando no le ayuda a Obrador, porque nunca han trabajado, son investigadores utópicos de las universidades, que se sostienen no por su producción científica sino por sus nexos con la izquierda y con los sindicatos universitarios, y poco o nada pueden hacer con teorías mal digeridas, y sin experiencia.

López Obrador uno que llegó con una enorme confianza de la tercera parte del electorado, está a punto de arrostrar prematuramente las consecuencias de sus malas decisiones, aconsejadas por resentidos que lo único que aportan es rabia social.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La bandera, los magistrados, los Bejarano, Trump y los empresarios

jorgemiguel20180812

Columna geopolítica del 13 de agosto del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Cada día que se acerca el cambio de gobierno el optimismo aumenta para los que están en el poder. Todos en sus respectivos órdenes de gobierno sienten que las cosas no van a variar mucho y que los que llegan poco saben del negocio.

La coincidencia es facilitar las cosas hasta en asuntos de protocolo como fue el cambio del homenaje a la bandera del zócalo capitalino, que se llevaba a cabo a las seis de la tarde y como estaba López Obrador en Palacio Nacional y salió a las nueve, a esa hora se realizó.

Otros asuntos son estructurales como los nombramientos de magistrados que se frenaron. Pero también en temas triviales el nuevo grupo recibe apoyos en detalle, en este caso internos, como los que han resultado descolones tanto a Bejarano, de parte de la próxima secretaria de Bienestar, María Luisa Albores que lo descalificó para agandallarse de los programas sociales; como a la Padierna que se pasó de Diva, llegó tarde y esperaba un lugar importante que no le dieron durante la ceremonia de la entrega del oficio que certificaba al Presidente Electo.

Pero lo que tiene mas sorprendido a los comentaristas en este mar de facilidades y optimismos, es la expresión extremadamente fuera de lo común, la de Donald Trump al referirse a Obrador como un gentleman, -todo un caballero en la extensión de la palabra, eso le parece el Peje al mandatario estadounidense, que todavía no lo conoce en persona- antes le pareció un good man Peña; pero, claro... ¡víctima de los bad men! Con los que no pudo. Por cierto.

La explicación de la expresión tiene como origen dos posibles opiniones, una, la de Kushner, que si conoce a Obrador y que debe haber llegado con los oficios eficaces de Videgaray . El yerno mas poderoso si estuvo con Obrador.

Y la otra opinión es muy probable que surgiera del equipo estadounidense negociador del TLCAN, porque no falta nada ya por entregarle a Trump, todo lo que pide, se le da obsequiosamente. Y todo indica que Obrador ha sido tan caballeroso que no tiene ninguna resistencia para plegarse a las exigencias de las barras con estrellas, tanto que Canadá ya no es objeto de los elogios del Pelirrojo.

Pero en realidad son dos los "caballerosos", Obrador que tiene incrustado a su gente en el equipo que decide decir que sí a todo, en las llamadas negociaciones; y Peña que ya cedió inconstitucionalmente los trastos.

Inmediatamente del elogio al líder mexicano, y de lo que se lleva cedido, como los sueldos intocados de los ministros de la Corte; de todas maneras Trump amagó a su

Congreso a que le den dinero suficiente para construir el muro. Y los analistas ya no entienden, porque no saben que el cambio geopolítico es mundial y se lleva entre las patas a todos. Que se lo pregunten a Erdogan el de Turquía.

Lo que sigue después, son más sorpresas. Para nada un horizonte optimista para los que se fueron de manos largas, y no porque Obrador no quisiera amnistiarlos, sino porque el dinero no va a alcanzar, ni modo que no lo supiera. Y lo que se ve, es que los que defeccionaron tardíamente del PRD parecen no ser necesarios. Los empresarios conversos al obradorismo también se están enterando que no les va ir bien con la versión simplificada del TLCAN, ni con el rumor ya desmentido por su propalador Romo, de que habría amnistía fiscal.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 4 de 372