"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioLO MÁS RELEVANTE

La muerte de Garza Sada fue una acción de odio

Columna del 23 de septiembre del 2017

La muerte de Garza Sada fue una acción de odio, jamás de valentía

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez4

 

Hablar mucho conduce a cometer errores. La verborrea marea, y muchos parecen desconocer que los seres humanos somos imperfectos y por eso es saludable reconocer los propios desatinos. A todos nos ha sucedido. Por eso la mesura aún de lo pasional, proverbialmente tiene fama de recomendable y mientras mas encumbrada está la persona, más se le exige cuidado con lo que se dice.

Pedro Salmerón a quien se le atribuye el elogio a los que mataron en los tiempos de Luis Echeverría al empresario Eugenio Garza Sada, es un parlanchín con datos que acomoda con especulaciones a su gusto. Lo suyo son opiniones de rabia lejos del rigor histórico que presume. Está acostumbrado a ser aplaudido por sus públicos: las masas manipuladas de estudiantes graduados en la mediocridad, o de maestros y aficionados de un tipo de historia en extremo ideologizada y poco objetiva, experiencias que no le sirvieron para cuidar las precisiones en su hinchada formación de orador de aulas universitarias, también para desgracia nuestra, atiborradas de simuladores.

Porque deben dejarse claros algunos detalles que llevan a la reflexión no solo de las palabras mal usadas o provocativas, como la de atribuir valentía al hecho de un secuestro, sea a quien sea; sino también, el contexto de incoherencias que vivimos los mexicanos, por el que se rompen la cabeza los intelectuales reputados de sesudos, preguntándose el origen y proceso de nuestra desventura social, a lo que responden desde sus mullidos sillones de funcionarios o de académicos, con el simplismo de que hay que destruir a los que producen, revelándose en ellos una forma de pensar andrajosa, la marxiana, como decía el maestro Daniel Bell, el autor de ese gran ensayo que es todavía vigente: "La Sociedad Postindustrial".

Lo que Salmerón respondió en su defensa, fue acusar a la "derecha" de no leer el contexto; que como decía aquél neolonés también, Hermenegildo Torres, porfió en la necedad que lo confirma: porque lo escrito alababa como una acción valiente y desinteresada, motivada por la injusticia social a los de la Liga 23 de Septiembre, que fueron los autores materiales del crimen del empresario, hoy a punto de una exagerada cuasi canonización plutocrática de la oligarquía. Lo de acusar a la derecha, a un fantasma, es a la nada, para diluir las verdades por las que ocurrió ese crimen.

En ese punto concreto se muestra Salmerón como todo un intelectual orgánico del sistema de tipo priísta, incluso más que de la 4ª. Transformación. Sus conclusiones maniqueas son de una discursiva elemental, cuando mucho preparatoriana; a la vez se aferra a la tradición de ocultar los hechos, a cambio de una perorata, cual un iniciado en los decretos mágicos del activismo contestatario. En sus comentarios de los hechos ni por asomo aporta, una investigación histórica sistematizada, ni siquiera contribuye al relato puntual de luchas por el poder y de las venganzas, señalando los odios que Echeverría le tenía a Garza porque le condicionó su apoyo a la presidencia a cambio de impulsar al mismo cargo después de él, a Eduardo Elizondo un testaferro político del magnate, a la sazón gobernador de Nuevo León.

No abordó el alto funcionario en algo que pueda explicar las lagunas de la actuación violenta de la "Liga 23 de septiembre", una organización sin planes, ni proyectos claros, porque para comenzar fue un engendro que se originó por parte de los Zuno, los parientes de la esposa de Echeverría. Eran el brazo armado del grupo que le disputaba el control del pistolerismo en la Universidad de Guadalajara a la FEG, la temible Federación de Estudiantes de Guadalajara, comandada por Carlos Ramírez Ladewig el delegado del IMSS en Jalisco, quien en esas reyertas también fue ajusticiado.

Salmerón no solo no produjo una hipótesis de trabajo sino con aplaudir a los criminales cerró oficialmente la investigación. No hizo su chamba de Director de los Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Su tesis es que hay que matar a los que tienen el poder, aunque tal como sus alabanzas a Villa y Zapata, los alzados no tengan planes, programas, proyectos, ni ideas que no sean la de las violencias interminables.

Seguramente esos intelectuales orgánicos del poder de hoy, como los de ayer creen las versiones de las historias oficiales de los libros de primaria. Para ellos hasta Colosio les debe parecer un político antisistema, como se ha propalado entre el "pueblo bueno y sabio", pero tremendamente ingenuo para creer y a la vez malicioso para actuar. No se analiza la única verdad compuesta: que Zedillo era el candidato del compromiso geopolítico pactado desde el principio con Salinas y que Colosio era el enemigo mortal de Raúl Salinas.

Esos que se contentan con acusar a la derecha o a la izquierda así nomás, son los que no están enterados que Lenin, era un agente de los alemanes sus patrocinadores. O son de los que todavía no les llega la noticia de que Castro fue el instrumento, para echar de la isla a Meyer Lansky el gánster mas poderoso del continente, quien tuvo que irse con su industria de emociones fuertes a la concesión de Las Vegas, por una orden de Eisenhower. Con esa clausura "revolucionaria" los estadounidenses tuvieron que gastar la fiesta adentro de su país y se acabaron hasta hoy, las evasiones multimillonarias que se le escapaban al Departamento del Tesoro, por ser externas.

Lo que debía investigar Salmerón no es el grado de valentía de un asaltante que privilegia la sorpresa alevosa; sino plantear la hipótesis del doble papel de la llamada "Liga 23 de septiembre", que era una guerrilla como la zapatista, a modo de los intereses del mando político, que ex profeso le generó legitimidad al sistema. Ni en Colombia ha sucedido tal apología de la violencia guerrillera como la que Salmerón justificó: hace dos años, hasta el hijo del líder de las FARC, Jorge Briceño, el Mono Jojoy, le pidió perdón a Colombia por la violencia que provocaron.

No se si al "camarada" Salmerón le produzca su odioso desatino, la eficaz renuncia a esa burocracia dorada de Gobernación; o le pase lo que al multiasesino el Goyo Cárdenas, que recibió un aplauso de esa mayoría tan recordada de priístas, que lo alabaron en la cámara.

Con razón la CNTE quiere letras de oro en San Lázaro.

Pero lo que si deja entrever el funcionario es que los disparates son comunes tanto en su grupo político, como en el presuntuoso Sistema Nacional de Investigadores, al que pertenece; e incluso a la escuela fifí de tecnócratas: el ITAM, donde es un profesor destacado. Por eso ni se inmuta.

La conclusión es obvia: los simuladores hasta en la academia abundan, no solo en la grilla.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

El pensamiento mágico se Interpone a la independencia

Columna del 18 de septiembre del 2019

El pensamiento mágico se Interpone a la independencia

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez2

 

Una constante de la vida de nuestro país es la inclinación que tienen muchos, por interpretar los sucesos relevantes en torno a las explicaciones supersticiosas, que le atribuyen a fuerzas externas a lo material, los factores determinantes de la política.

Y no me refiero a la convicción de la existencia de un Dios Creador del Universo, hoy creencia muy cuestionada por la modernidad protopagana, sino a la creencia en un mundo donde la magia, lo esotérico, y los misterios extravagantes, son tomados en serio y peor aún, se van incorporando en el ámbito de lo oficial y del poder público.

Por supuesto que no son nuevas esas tendencias artificiosas, mas bien son todo lo contrario, una práctica común en las esferas del mando político.

Páginas nos faltarían para relatar estas costumbres que arrancan en los inicios de la humanidad, donde el poder público se somete o se comparte con el poder mágico. Las figuras mitológicas que muestran el juego de los dioses en la vida y las debilidades de los humanos como sucede con la leyenda de la manzana de la discordia, y la caída de Troya tan excelsamente narrada en la Ilíada de Homero, es un ejemplo de los muchos pasajes en los que se conjugan los hechos históricos acomodados a la narrativa fantástica.

Pero no hay que hacer esfuerzos de memoria histórica ni ir muy lejos, para actualizar la recurrencia de los poderosos a supuestas fuerzas originadas en supersticiones. El Proceso publicó en su momento que Margarita la hermana de López Portillo, tenía trato con duendes; al propio "Pepe" le facinaba que le pusieran en las giras la estatua de un buda para sobarle la panza y tener suerte; como si fueran esas manifestaciones pueriles las que se requieren para el servicio público y para edificar una mejor nación.

Un presidente anterior: Luis Echeverría era un connotado teósofo, conocía de un templo satánico, que estaba en la calle de Niños Héroes, antes de que el gobierno lo tuviera, se escondía bajo la fachada de un hotel, que debió ser conciliábulo de místicos e impostores; y cuando fue Presidente LEA, que eran sus siglas, el INDECO ocupaba parte del inmueble. Quien le auxiliaba en los haberes secretos era un abogado que trabajó con él, desde la Secretaria de Gobernación, y por eso lo nombró como subdirector de ese órgano que se suponía era para el desarrollo de la vivienda. El lugar después fue de la SEDUE que lo tenía entre sus inmuebles; y no dudaría que ahora estuviera entre lo que administra la Secretaría de Bienestar.

Y así por el estilo todos los presidentes han sido clientes de charlatanes que los recomiendan vivillos, que siguen esas bufonadas vistiendo de blanco o de ciertos colores, en determinados días y horarios. A los jefes del país les venden amuletos de amalgamas mágicas que son obligados a portar de manera permanente; y no digamos ellos, sino sus colaboradores y parientes cercanos, son manipulados para adquirir esos poderes de pacotilla, con mediums y toda suerte de lectores de café, de manos y hasta de intestinos de animales, como en Roma,

o como se dice del prócer juarista Ignacio Ramírez, que consultaba a los muertos era un nigromante.

El caso de Raúl Salinas ilustra lo dicho, su acusador el fiscal Chapa Bezanilla, uno improvisadón, la "Paca" y la Gitana española, son ahora parte del folklor y de la chunga, pero en su momento revelaron las ñoñadas de burócratas de alto nivel; seguramente autorizados por Zedillo detalle a detalle, para enfangarse en ese lodo con propiedades quemantes.

De Martha Sahagún se mencionaron rumores de prácticas brujeriles, que se adaptaban con naturalidad a su imagen y figura. Cada gira presidencial los del Estado Mayor circulaban en el aire una grabación falsa o verdadera, que por lo que se entendía era de la influyente mujer pidiendo favores a una hechicera para dominar al vaquero.

Las tendencias del poder oficial siempre han sido muy heterodoxas por eso no se llevan con los líderes de las iglesias ortodoxas, es decir las auténticas. Y los grupos masones son parte de esa parafernalia que les provee a los poderosos de protocolos y ritos, que se piensa visten de legitimación al poder, como dijera Max Weber en su relato del poder tradicional.

Por eso cuando en el grito el Presidente mencionó un viva a la "fraternidad universal", muchos lo han interpretado como una pertenencia de alguien que influye en las ideas del político mexicano, al GFU es decir, a la Gran Fraternidad Universal de un tal Serge Reynaud de la Ferriere, un chamán frances que en Venezuela en los años cincuentas, logró hacer adeptos que lo reconocieron como un mesías del New Age, de la nueva era acuariana, una súper mafufada.

Para conocer como se las gastan en los enredos de su pensamiento mágico, los de la GFU, solo permítame amable lector, dejarle la definicón de un neologismo ampuloso que usan: "Demotheocracia es el encuentro con el Gobierno del no-gobierno. Un gobierno Real hasta transmutarse en Gobierno Puro, Gobierno Inmaculado.En el encuentro con el pueblo de no-pueblo, el pueblo soberano llega a realizar al pueblo puro, el pueblo inmaculado que incluye a toda la humanidad. La gente puede confundirse y equivocarse, el Pueblo, jamás.Un modo de gobierno o los gobernantes pueden fallar. El gobierno Real, jamás falla. De otra forma caemos en el Fraticidio entendido como "la Fraternidad a fuerzas".

La idea de una fraternidad universal no es cierta, no existe, ni existirá, y deben dejar de engañar al Presidente sus amanuenses, que se aprovechan de que es una persona ocupada, porque la verdadera independencia nada tiene que ver con esos rollos manipuladores de hace dos siglos y además mal digeridos. Son dependencias nocivas.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Veracruz: ¿Empezarán los Cambios?

Columna del 16 de Septiembre del 2019

Veracruz: ¿Empezarán los Cambios?

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez3

 

Voy hacer un esfuerzo por pensar de manera optimista, porque creo que el asunto ya no da para más para errores. No solo se ha tocado fondo, sino que es en el fondo donde se mueve la cuestión pública de la entidad veracruzana. Pero si el gobernador Cuitláhuac García, hace relevos como el que hizo nombrando al frente de la Contraloría a Mercedes Santoyo, la puede librar.

Eso es un buen comienzo rectificando un esquema de compromisos innecesarios y ya rebasados. Porque con esta decisión de incorporar una persona honesta, como es la funcionaria Santoyo, que surgió en el tema del control de los recursos representando a los ciudadanos, en la autoridad anticorrupción del Estado; se da un paso que rompe con los moldes desgastados de funcionarios de la fiscalización amañados, que han encabezado hordas adiestradas en el chantaje y la extorsión.

Mercedes tuvo como influencia temprana la de su padre, el maestro Salvador Santoyo, un profesional serio y honesto, de las matemáticas aplicadas como del pensamiento y las ciencias políticas. Ella en lo esforzada y capaz no le va atrás. Su formación en la administración moderna en el Tecnológico de Monterrey enfocado a procesos productivos y sus posteriores capacitaciones en las disciplinas de la administración pública, se han enfocado a los resultados. Seguramente en el tema de reordenar los controles y hacer del servicio público algo evaluable y transparente, Meche, va a salir adelante.

Creo sin temor a equivocarme que desde hace mucho, digamos desde antes que llegara Chirinos al gobierno, no ha habido uno solo de los Contralores, que se pueda decir que salieron ilesos de señalamientos de corrupción en los corrillos políticos; a pesar de que la gran mayoría de ellos tenían títulos de la carrera de contaduría y se ostentaban sobrados de experiencia

Algunos como González Tejeda y Ricardo García, llegaron en condiciones de precariedad, y salieron con el aire de la autosuficiencia que da la fortuna sobrada. Otros, como Iván López, y Mauricio Audirac se la tiraban de magnates, o así se conducían. Audirac cayó en prisión, y despotricaba culpando a su jefe Javier Duarte. El contralor que tuvo Yunes, un incondicional Moreno Chazzarini, sin experiencia suficiente, dio pasos a una tal Figuerola un desconocido anodino, ambos dejaron hacer y deshacer en esa administración. Y la última Leslie garibo, una abogada electoral, llegó y se fue, y no le entendió jamás al asunto de vigilar los recursos, y servir corrigiendo y asesorando a los servidores públicos en las rutas legales del buen gobierno.

De modo que a Veracruz nadie lo ha podido defender de los malos funcionarios, que estructuran verdaderas pandillas instauradas a modo de la delincuencia organizada, donde las cadenas de las complicidades, se enlazan hasta en otras administraciones con los eslabones de extorsionadores, tal como han operado en el ORFIS, que los exoneran, siempre y cuando se caigan con la cuota que cobra rigurosamente el cártel de despachos" que esa dependencia "recomienda".

En Veracruz lo tiempos apremian y tienen que forzar la marcha los del gobierno de Cuitláhuac, para no perder lo que ganaron en las pasadas elecciones. Para nadie es un secreto la versión extendida de que el año que entra, cuando se cumplan los dos primeros años de gobierno, el Congreso local puede sustituir al gobernador con gente del Presidente incluso, para no correr riesgos electorales,.

Así que, la cuenta regresiva necesitan detenerla; porque la presión en los temas de la política, la seguridad, la corrupción y el desarrollo de metas requiere de soluciones que no se pueden posponer. A estas alturas lo que no cuajó, no va a cuajar y es perder tiempo valioso, esperando una reacción que no tuvieron ya, los funcionarios a quienes se les brindó una oportunidad por encima de sus capacidades o por encima de sus intereses.

Difícil el reto de reconstrucción del gobierno estatal, porque no se puede empezar de la nada o continuar en la línea del aprendizaje púbero; pero tampoco pueden entregarse a los grupos enconados de los rijosos exgobernadores, que llevaron a que se implantaran los cárteles como brazos de poder aliado, en esa guerra civil de vanidades, como la que ha prevalecido por más de una década, entre fidelistas y yunistas.

El tiempo corre y necesitan los que están al frente, completar un esquema político, que le de viabilidad al gobierno de García, un año al menos, como sugieren los estrategas de Amlo, o más, si el gobernador García se decide encarar el gobierno en sus responsabilidades, y renueva su gabinete con base en las necesidades reales y específicas del servicio público. Nadie quiere que la inestabilidad hunda al estado más importante del Golfo de México, ni siquiera los opositores, porque ¿que recogerían si acaso pudieran llegar?

La necesidad de una nueva estrategia está a la vista. El subejercicio de más de 50 mil millones habla de dos cosas muy claras: una, que los viejos presupuestos estaban hechos para la deshonestidad, sin objeto, ni operación coordinada de buen gobierno; eran una macro simulación a espaldas de la gente. Eso, creo yo, es lo que le abona López Obrador a García, para decir que es honesto, no un avorazado; y dos, que resultado de esa práctica de solo aparentar las obras y servicios, no se tienen todavía proyectos concretos con todos sus requisitos, que sean detonadores de las potencialidades veracruzanas, y que justifiquen la tan cacareada 4ª. Transformación que falta ver su aportación determinante en ese estado, para que no se caigan las promesas y los resultados en el 2021, no los sorprendan.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

El Enigma del Morena

Columna del 11 de septiembre del 2019

El Enigma del Morena

Jorge Miguel Ramírez Pérezjmramirez5

 

El Morena fue el instrumento electoral para llevar a López Obrador a la Presidencia. Con ese impulso logró el Congreso mayoritariamente, y de pilón las gubernaturas y congresos locales que se han disputado desde 2018. Producto, como todos los saben de la imagen del ahora Presidente, casi ninguno de los que ahora son diputados, senadores y diputados locales, pudieran haber ganado una elección por mayoría relativa por otro partido y con un candidato diferente de López Obrador.

Hoy el Morena camina sin rumbo preciso.

El propio Amlo ha advertido que está dispuesto a perder el Morena, y migrar a otra organización si es necesario. De hecho no necesita a Morena, ya la le sirvió y una observación en detalle, mostraría que aparte de sus logros electorales indisolublemente ligados a López Obrador; el Morena tiene problemas como organización, tanto de sus fines explícitos en ideas y métodos para lograrlas, como de estructura. Incluso su padrón se caracteriza por tener un número enorme de militantes "en reserva", es decir que no se corresponden a la legalidad del INE. Simplemente de más de tres millones que afirmaban tener, tienen algo así como 300 mil solamente, la décima parte. Lo peor, Yeidckol su dirigente dice que perdió el padrón.

Otro factor negativo es la integración, que se manifiesta con más evidencia, en los liderazgos intermedios que tienen la atención de los medios en las cámaras, por ejemplo.

La luchas recientes como las que escenificaron Batres y Monreal se perciben sin un árbitro partidista. El primero se mostró sin dominio propio, exaltado, conspirador y nostálgico del porrismo universitario de izquierda, insistiendo en la venganza política contra el segundo; queriendo arrebatarle la jefatura de la bancada senatorial morenista. Por lo que la conducta de Batres se entiende impulsada bajo una consigna superior.

El episodio mostró que en auxilio de Batres acudieron cuadros directivos del Morena, incluso Yeidckol Polevnsky, la todavía dirigente del partido, montó un tinglado para fincarle un juicio con visos apócrifos, revolviendo lo electoral con lo parlamentario. Pese a todo, se ratificó la presidencia para la senadora Mónica Fernández, como era la postura original de Monreal.

El asunto generó el malestar de Amlo, sus declaraciones; y en la opinión pública, la sospecha de que hay peleas internas intensas que no van a parar. Porque Amlo ha dicho que no intervendrá en el poder legislativo, pero este asunto es de orden partidista, uno interno en el seno del partido en el poder, circunstancialmente en el Senado.

Los cuadros intermedios del partido en el poder parecen irreconciliables, una lucha campal por los poderes subordinados al Ejecutivo entre los radicales, con inclinaciones hacia Maduro, con tintes comunistas, están: Yeidckol, Batres, Ackerman, Sandoval, Noroña, Díaz Polanco y Taibó, también se pueden apuntar en esa tendencia Pablo Gómez y otros del mismo perfil; contra los que se originaron en el PRI como Monreal, Muñoz Ledo, o el mismo Ebrard, senadores y diputados que eran tricolores en sus inicios políticos.

Los primeros traen a Yeidckol en su proyecto de permanencia al frente de Morena; y los segundos todo indica traen mas estrategia, una pinza con Mario Delgado a quien le queda grande todo y debería hablar menos; y con Alejandro Rojas Díaz Duran, un peleador callejero.

Pero no solo quedan en la lucha esos grupos señalados. Están en primera fila los capitalistas, a cuyo frente está Alfonso Romo, Tatiana Clouthier, Carlos Salazar Lomelín; recientemente el magnate internacional de la carne Jesús Vizcarra y Carlos Lomelí Bolaños de Jalisco, entre otros, algunos de ellos que no militan abiertamente en el Morena, pero que seguramente se inclinarían por alguien que no promoviera el extremismo.

Con fuerza también está la corriente de los afectos, que sin duda, apoya a Bertha Luján, excontralora del DF cuando Amlo era el jefe de Gobierno y madre de la novel secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde. En esa corriente puede estar Claudia Sheibaum y tiene como eficaz operador a Gabriel García Hernández el jefe de los súper delegados. Su debilidad es el tamaño de una operación que requiere muchos peleadores de fondo, que tengan tablas.

En esas condiciones la arena es de a de veras y faltan escaramuzas reales, no como los tangos del PRI; y me parece que los radicales ya tuvieron su oportunidad y se marean cuando tienen algo de poder, quieren llevar a Amlo, quizá adonde él no quiere y me parece que no van a poder forzarlo, porque no son ya indispensables como se creen. Traen pecados que les señalan del dinero partidista a la Polevnsky y a Batres, con su nómina de 60 amigos entre asesores y aviadores que cobraban sueldos importantes con cargo al Senado.

Los otros grupos tanto el beligerante, llamémosle institucional porque entiende de negociación y disciplina; como el de los afectos, se van a plegar a López Obrador si usa de esas armas, en ambos casos pertinentes: la negociación y la disciplina.

Si Amlo decide todavía a usar al Morena en esta etapa, no solo perfilando lo electoral, el problema será que tendrá que establecer un esquema mas posicionado del centro del poder para ese partido, a partir del cuál se tienen que alinear otras fuerzas; para reconstruir el papel de eje de un renovado sistema de partidos, porque el que quedó ya no sirve, es caso perdido.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 9 de 392