"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

¿Puede una ideología suplantar el derecho de los padres de familia a educar a sus hijos?

padres jugar ninosPor Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos

Es increíble que en la actualidad siga existiendo el método de la descalificación y posterior suplantación a todos los niveles, incluyendo la educación de los niños y jóvenes.

Los primeros y principales educadores somos los padres de familia y confiamos parte de esta labor a las escuelas, pero últimamente, no todas comparten nuestros valores y tratan de imponer los suyos de forma sutil.

La dictadura del relativismo nos ha hecho reos de ideologías sin sustento que manipulan la verdad y la quieren imponer a cualquier precio.

La ideología de género es de las más absurdas porque trata de imponer como verdad lo que naturalmente es imposible. Es la última rebelión de la creatura contra su ser, es sentirse como Dios y querer enmendarle la plana.

Por eso aquí te dejo mis 5Tips para educar conforme a nuestros valores.

PRIMERO. Define en que valores quieres educar a tus hijos.

Esto es muy importante, porque no podemos caminar si no sabemos a dónde queremos llegar.

Al hacer conciencia de los valores también hacemos conciencia del estilo de vida que queremos para nuestra familia y definimos prioridades.

Así podemos darle a nuestra familia una identidad y un sentido.

Los valores son los principios rectores que mueven a la familia y por eso es muy importante tenerlos claros.

Es muy bueno anotarlos y ponerlos en un lugar visible para toda la familia.

SEGUNDO. Se coherente y vive esos valores en familia.
Aquí es donde se necesita de gran valentía para poner manos a la obra a pesar de los mensajes contradictorios que algunas ideologías nos quieren imponer.

Es básico hacer una estrategia familiar que nos ayude con los más pequeños de la casa y también que les permita a los adolescentes vivir esos valores.

¡Nunca es tarde para comenzar! Nosotros hicimos un calendario de valores para vivir un valor al mes y poderlo llevar hasta la virtud.

TERCERO. Retoma las riendas de la educación de tus hijos.

Es necesario tener un proyecto de educación para nuestros hijos y revisar si los agentes externos a la familia colaboran en nuestro estilo de vida y nos ayudan a cumplir con ese proyecto.

Se trata de que tú marques el paso y los demás colaboren contigo, por ejemplo, la escuela, la familia extendida, el catecismo, el gobierno, las clases de deportes o de música, etc. todos ellos deben ayudarte de forma subsidiaria.

No olvides que nadie sabe mejor lo que necesitan nuestros hijos y e nosotros sus papás, aunque no tengamos mucha formación académica, porque siempre búscatelos su bien por el Amor que les tenemos y eso hace la diferencia.

Además, no se trata de hacerlo todo sino de ver que todo contribuya para vivir de forma coherente.

CUARTO. Tu presencia hace la diferencia.

Si somos papás presentes en la vida de nuestros hijos podremos estar al pendiente de sus necesidades y ayudarlos de forma oportuna, pero si delegamos esto en alguien más, es más probable que nuestros hijos tengan problemas.

En ocasiones, estar de tiempo completo con ellos es muy difícil, sobre todo porque debemos cumplir con nuestros deberes y en muchos casos debemos trabajar para apoyar el sustento familiar, pero con unos minutos al día será suficiente para conocer bien a nuestros hijos y ser los responsables de su educación.

Es necesario tiempo de calidad y de cantidad.

Y QUINTO. Busca amistades que también vivan esos valores.

Si nos apoyamos en familias que tiene el mismo estilo de vida es más fácil vivir los valores que hemos acordado que son los mejores para nuestra familia.

La convivencia con otras familias puede ayudarnos a que nuestros hijos encuentren amistades que viven los mismos valores y que se identifiquen con ellos.

El testimonio de otros niños y jóvenes les dará seguridad y los hará sentir parte de un grupo afín a ellos.

La vida en comunidad siempre es mejor y que bueno que sea una comunidad de familias.

Y por último, es importante dar testimonio de que vivir coherentemente no es difícil, solo es necesario estar decidido y estar dispuesto a dar testimonio ante la sociedad de que los valores son importantes y le dan la identidad a nuestra familia.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¡No más peleas entre hermanos!

pelea-hermnosPor Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos

Si tienes más de un hijo es común que se peleen por cualquier cosa. No importa la edad que tengan el pleito puede ir desde querer el mismo juguete hasta querer el mismo plato para comer o ver diferente programa en la tv a la misma hora.

Aquí están 5Tips que a mí me han funcionado y que puedes aplicar en tu familia.

PRIMERO: Escoge un color que identifique a cada uno de tus hijos

No necesitan saber leer para ubicar sus cosas ya que al identificar su color saben rápidamente cuales son sus cosas.

Con esta medida yo logré que mis 5 hijos no pelearan por las cosas.

Les compraba sus vasos, sus platos, su toalla, el cepillo de dientes y hasta sus sábanas de cada color. De igual forma con los juguetes trataba que predominara el color del cada uno de ellos.

Si nuestros hijos ya están en edad de escoger, involúcralos para que decidan qué color va a ser el que lo identifique y si no, no tengamos miedo en asignarles su color.

SEGUNDO: Dale un lugar a cada quien para que guarde sus cosas

Puede ser un cajón con su nombre o una caja de plástico pintada o forrada de su color.

Con esto les estamos dando una zona segura para sus cosas y sus hermanos aprenderán a respetar esos lugares.

Además, fomentamos el orden porque sin que se den cuenta, les estamos enseñando que las cosas tienen un lugar y que ahí es donde hay que guardarlas.

Si nuestros hijos ya están grandes podemos asignarles una gaveta en el closet para que pongan ahí lo que es suyo y así ya no tendrán pretextos para justificar que sus cosas anden por toda la casa.

TERCERO: Aplica las mismas reglas para todos

A veces cometemos el error de querer tratar de diferente forma al hijo más grande o al más pequeño.

Las reglas deben ser generales por lo que sí está establecido que hay un castigo para una mala conducta debemos ser parejo y castigarla de la misma manera en todos los casos.

La diferencia debe estar en el tiempo de duración del castigo, de acuerdo con la edad de cada niño. Un minuto por año es lo correcto. Y por favor, ¡no castiguemos a nuestros hijos de acuerdo al estado de ánimo en el que nos encontremos!

También podemos hacer un reglamento de nuestra casa con las 10 reglas básicas de nuestra familia. Yo lo tengo pegado en una pared para que a los niños no les cueste trabajo recordarlo.

De igual manera con los premios, no debemos hacer distinciones y sobre todo, debemos cumplirlos

CUARTO: Enséñales a compartir las cosas y ayúdales estableciendo turnos

Aunque tuviéramos el dinero suficiente para comprar varias piezas de lo mismo, nuestros hijos deben aprender a compartir y a esperar turno.

Lo principal es que jueguen con el mismo juguete y que esperen a que les toque, o que escojan un programa en la televisión y después dejen ver a los otros lo que escogieron, esto fomenta la paciencia y el control de sí mismos.

Los seres humanos normalmente competimos por los bienes que son de dos tipos:

•Los bienes tangibles y por lo tanto limitados, que pueden ir desde un juguete, un auto o el dinero y que con ellos debemos fomentar la prudencia, la caridad y la generosidad.

•Y los bienes intangibles como el amor, un reconocimiento o el honor y con ellos debemos fomentar el servicio a los demás, el compañerismo, la fraternidad y el dominio de sí mismo.

Y QUINTO: Sobre todo enséñalos a decir la verdad

Estoy segura que a todos nos ha pasado que cuando hay un pleito entre hermanos preguntamos ¿quién empezó? y todos dicen que el otro fue. Esto es causado por el temor al regaño o al castigo y no necesariamente por que les guste decir mentiras.

Pero es muy importante que tengan el valor de decir la verdad, que sepan afrontar las consecuencias de sus actos y así estarás ayudándoles a desarrollar el valor de la responsabilidad.

Salir sin castigo a base de mentiras, no trae nada bueno ya que el castigo no es a la persona, es a la acción equivocada.

A mis hijos, cuando se da una situación así les digo que prefiero que me digan la verdad y si lo hacen, algunas veces no los castigo porque me dijeron la verdad. Esto puede ser un estímulo muy bueno para que comprometan siempre con la verdad.

Mejor los hago reflexionar sobre el problema que causaron o el daño que hicieron.

Y lo que terminan haciendo es ofreciendo disculpas o tratando de reparar el daño que causaron.

¡Siempre es mejor la verdad!

Por eso no pasa nada si de vez en cuando, pasamos por alto el castigo. Sólo tenemos que poner los hechos en una balanza y ver que tiene más valor, la falta o haber dicho la verdad.

Al fomentar este tipo de actitudes les ayudamos a entender que No todo lo que quieren lo pueden tener al instante y que las cosas cuesta trabajo obtenerlas.

También les estamos marcando límites que, con los colores que les asignamos, son visualmente claros.

Si queremos hacer un delincuente o un sicario, entonces debemos darle a nuestros hijos todo lo que nos piden, déjalos que peleen y cómprales todo lo que está de moda.

Pero si lo que queremos es tener hijos centrados, debemos tener claro que los límites son necesarios. Y no debemos tener miedo de ponerlos, ¡Papá y mamá somos la AUTORIDAD en la familia!, porque a la larga les estamos educando para la vida.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Combate el aburrimiento en tus hijos con la creatividad

creatividadPor Silvia del Valle

El bienestar de nuestros hijos es un tema primordial para nosotros como padres de familia y por lo mismo debemos estar dispuestos a hacer lo que sea necesario para conseguirlo.

En cuanto al tema de las actividades que deben llevar a cabo es algo difícil saber cuáles son las mejores, pero con un poco de paciencia y de observación será más que suficiente para lograrlo.

No solo con la tecnología podemos lograr que nuestros hijos estén entretenidos hoy en día, también es necesaria y útil la creatividad y nuestro apoyo, por eso aquí te dejo mis 5Tips para combatir el aburrimiento en nuestros hijos.

PRIMERO. Conoce sus gustos y aficiones.

Si logramos saber cuáles son sus intereses es más sencillo saber cómo entretener a los niños.

Con observarlos diez minutos al día sería suficiente para conocerlos, pero si puede ser más tiempo, mucho mejor.

No se trata sólo de entretenerlos, se trata de educarlos aún en el tiempo libre.

SEGUNDO. Recuerda tu infancia.

Es importante saber que los niños son niños y aunque la tecnología este muy avanzada, tienen las mismas necesidades y los mismos gustos que nosotros cuando teníamos su edad.

Es muy probable que después de un rato de usar la tecnología se cansen y se aburran y es aquí donde debe entrar la creatividad y donde nos puede ayudar mucho recordad las cosas que nos gustaba hacer en nuestra infancia.

Los juegos de rondas, los juegos al aire libre, los juegos como las canicas o el balero también pueden ser muy entretenidos y novedosa para ellos. Además de que fomentan el desarrollo motriz de nuestros hijos.

TERCERO. Moderniza tus juegos.
Es bueno darles una revisada a lo que nosotros jugábamos y ver si podemos adaptarlos para que estén más acorde a las necesidades actuales que tienen nuestros hijos.

Aunque es bueno decir que no todo lo que está de moda es lo que está bien. Por eso es bueno hacer una revisión y adaptar lo que sabemos y lo que está de moda para lograr algo mejor para nuestros hijos.

CUATRO. Apóyate en las manualidades

Siempre son excelente aliado porque pueden mantener a nuestros hijos entretenidos por largos períodos de tiempo y además, les ayudan con la psicomotricidad fina y la creatividad.

Solo es cuestión de tener material de reciclaje y material para adornar y los niños, seguro que dejaran volar su imaginación.

Es bueno tener materiales que vayan acorde a la edad de nuestros hijos para que no estén en riesgo con ellos y también es bueno estar atentos a lo que están haciendo para evitar cualquier contratiempo que ponga en peligro su integridad física.

Recordemos que los niños son súper ingeniosos y solo necesita tener material y tiempo para comenzar a crear.

Y QUINTO. La creatividad y tú son ingredientes esenciales para el bienestar de tus hijos.

A veces pensamos que todo lo podemos solucionar comprando y comprando cosas que nuestros hijos no necesitan pero están de moda, sin darnos cuenta que en realidad, el mejor ingrediente para que nuestros hijos estén entretenidos y felices somos nosotros.

La creatividad, como decíamos, es ideal para pasar horas entretenidos y además, desarrollando sus capacidades.

Es importante que ahora que se acercan las vacaciones tengamos un ratito de planear que van a hacer nuestros hijos con tanto tiempo libre. Si planeamos algunas actividades desde ahora, tendremos tiempo para conseguir los materiales que se necesitan y así estar listos para que nuestros hijos logren vencer el aburrimiento y le den paso a la creatividad.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Ser papá a ejemplo de San José

diapadre2017Por Silvia del Valle
@TipsMama5Hijos

La misión del papá es sublime ya que es la figura de Dios Padre aquí en la tierra y tiene la capacidad de dar el amor que Dios nos tiene por medio de su abrazo, de su caricia y de su presencia.

Si tenemos una buena relación con papá seguro que también tendremos una buena relación con Dios.

La verdad es que la figura paterna es súper importante para el desarrollo integral de los niños por eso hoy quiero compartir mis 5Tips para ser papá a ejemplo de San José.

PRIMERO. Dedica tiempo en tu agenda para cada uno de tus hijos.

Es lógico que tus ocupaciones no te permitan estar todo el tiempo con tus hijos pero es importante que te des permiso de pasar tiempo con ellos.

Lo ideal sería que pudieras acompañarlos a la hora de cenar y luego los ayudaras a irse a la cama por ejemplo, pero como el ritmo de vida que llevamos puede que no te lo permita, es necesario apartar 10 minutos al día para ellos.

Y por favor, que sean de calidad, porque de nosotros depende que nuestros hijos crezcan sanos y seguros de sí mismos porque saben que tiene un papá que está dispuesto a dejarlo todo para estar con ellos y ayudarles en sus cosas.

SEGUNDO. Transmíteles alegría y seguridad.

Dependiendo de cómo tú enfrentes la vida y como reacciones ante los acontecimientos difíciles, así aprenderán nuestros hijos a reaccionar.

Los educamos en todo momento y es muy importante que tengamos claridad en este punto.

Si tus reacciones son agresivas, seguro que tus hijos serán agresivos. Si tus reacciones son de confianza en Dios, tus hijos aprenderán a confiar en Dios y a aceptar Su Voluntad.

Tú eres el soporte y el elemento de seguridad familiar. Y la paciencia debe ser la base de todas tus acciones.

TERCERO. Que te vean como a alguien al que le pueden consultar todo.

Otra función del papá es la de aconsejar a los hijos y ayudarles a discernir sobre los aspectos más importantes de la vida.

Para lograrlo es necesario que haya un canal claro de comunicación, pero ¿cómo lograrlo? Pues debes estar siempre atento a las necesidades de tus hijos y también siempre disponible para cuando ellos te busquen.

Esto no quiere decir que no puedas decirles que en ese momento estás ocupado y que lo pueden ver en un momento más, pero es necesario que tus hijos sientan que los estás atendiendo, que les estás prestando atención.

Y par que los hijos vean que estás disponible es necesario que tú propicies los espacios y momentos de comunicación personal con cada hijo. Los puedes llevar a caminar para platicar de forma personal.

La creatividad es importante.

CUARTO. Se suave en la forma y firme en el fondo.

En muchas ocasiones es precisamente a papá a quien le toca corregir a los hijos pero deben tener en cuenta que toda corrección debe ser fraterna y debe estar basada en el amor y en la caridad.

Es por eso que les digo que debe ser suave en la forma y firme en el fondo.

Es necesario que nuestros hijos vean que papá es firme en las reglas que se ponen en la familia y que además es suave y noble en la forma, que procura no dañar la autoestima de los hijos y no lastimar físicamente a los pequeños.

La forma es importante y nos puede ayudar o perjudicar pero el fondo debe ser siempre firme, por el bien de nuestros hijos.

Y QUINTO. No olvides la parte espiritual. Es la base de todo.

La sociedad nos enseña que lo más importante es el bienestar de nuestros hijos, que deben estar atendidos, que deben ser educados, que deben tener derechos, etc., pero lo que nadie nos dice es que también deben estar atendidos en la parte espiritual.

Papá debe estar al pendiente de que cada niño reciba los sacramentos que le tocan, que reciba la formación espiritual que necesita para formar también el alma de los hijos.

Y papá debe ser quien propicie los espacios de formación espiritual familiar.

Si papá está presente en todos los aspectos de la vida de los hijos podrá ser un papá a ejemplo de San José que aunque no hizo mucho ruido, fue un papá siempre presente en la vida de Jesús.

Más vale que nuestros hijos sepan que pueden contar contigo en cualquier situación o circunstancia que ser un papá al que le tengan miedo y prefieran que no esté en casa.

No somos perfectos pero nuestros hijos pueden darse cuenta de nuestras intenciones y esfuerzos por ser los mejores papás y sobre todo que vean que intentas por todos los medios ser papá a ejemplo de San José.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 10 de 88