"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioEDITORIALESEditoriales

El Proyecto de desestabilización de Obrador, respaldado por George Soros

amlo-desestabilizacion

Columna Geopolítica del 7 de mayo del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

¡Claro que no está solo López Obrador! Es parte de una pinza para desmenuzar la estabilidad del país. La otra parte es George Soros el perverso operador de Open Society.

El cuarto movimiento que quiere López Obrador tiene como características:

1) "cambiar México a fondo". Eso quiere decir desmantelar las instituciones actuales –al diablo con las instituciones- antes lo dijo y sigue diciéndolo, pero ahora burlescamente.

2) Desconocer de facto la Constitución Mexicana, no tomarla en cuenta y sustituirla por una de tipo metafísico, que él dice es elaborada ya por religiosos, le llama "constitución moral". Un corán huehuenche radical a modo, una imitación de la yihad contra los infieles del obradorismo, similar a las estrategias que lanzaron en las primaveras árabes la Clinton y Obama; para radicalizar acciones contra "los corruptos" sembrando más de una década de guerras entre ellas en Egipto, Libia, Siria, Yemen, la zona del Kurdistán y regiones de África que viven un infierno.

3) Continuar con los movimientos de: La independencia de 1810 que terminó su parte muy violenta en 1821; la Reforma que inició formalmente en1857, y culminó en su etapa muy violenta con el fusilamiento de los conservadores y Maximiliano en 1867; y la Revolución que empezó en 1910 y termino su etapa más violenta con la muerte de Obregón en 1928. Súmele los años muy violentos: 11, 10 y 18 años de desorden y luchas intestinas, son 39, el promedio son trece años de sangre que se llevan ese tipo de movimientos. Así que miente Obrador cuando dice que sólo estará seis años y miente más, cuando dice que no será violento su cuarto movimiento.

4) Dice el socarrón que: "impactará al mundo su cuarto movimiento, que será el más importante del mundo". En otras palabras prepara una guerra civil en la frontera de Estados Unidos, es decir en nuestro país. Por eso provoca al ejército mexicano, a los empresarios y a quien se le ponga enfrente; y quiere centralizar los mandos militares, policiacos, el poder político y las finanzas. Quiere un desbarajuste. Y todavía hay ingenuos que no se dieron cuenta, que se pitorreaba maliciosamente de los mexicanos, porque muchos lo consideraron "mesurado" y hasta los locutores que lo entrevistaron en Tercer Grado se vieron complacidos.

5) Para luchar contra la corrupción dice, va a contratar –como a 250 mil- ninis, como "comisionados" que por lógica, harían el papel inicial de organizar una parodia de la revolución cultural china, que fue instigada por Mao Zedong contra la corrupción.

Analice las similitudes de lo que puede ser: los jóvenes chinos de 1966 a 1976 realizaron juicios sumarios y ejecutaron a millones de los dirigentes del país. Mao murió; pero fueron diez años de terror. La educación del país, la sustituyó por el catecismo moral de Mao: el libro rojo. Un golpe de estado impidió que los demás de la "banda de los cuatro" se apoderaran de China.

Para ese gran proyecto de desestabilización Obrador no puede estar solo. Él no es un estratega y tampoco lo son sus colaboradores, que no rebasan el nivel aldeano. Ya me imagino a Citlali alias Yeidkol; la que haría de la mujer de Mao en la "banda de los cuatro", Noroña, o Taibó el frustrado seudo aristócrata baturro, dirigiendo las tácticas de línea de masas, de la que son afectos Raúl Salinas y Alberto Anaya, dueño y presidente respectivamente del PT.

Claro que no, atrás está la otra pinza. Hay mentes expertas en desestabilización, en división de países, mentes diabólicas como George Soros que tiene en su cuenta, la división de Ucrania, la pérdida de Crimea; violencia en muchos países. Aquí cerca, la desestabilización de Guatemala, que es la que alertó en sus métodos de terror cibernético, y lo escribí hace dos años.

Soros tiene como objeto destruir la unidad de México, mediante supuestos mecanismos de derechos humanos de Open Society la empresa que envió a los abogados que estuvieron en Guatemala ajusticiando políticos y que aquí, vinieron por medio de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA, a enredar el asunto de Ayotzinapa; donde la verdadera investigación se debió iniciar con el testimonio de López Obrador que fue el que metió al frente de Iguala a los Abarca-Pineda, la familia que armó el crimen.

Nadie más que Obrador fue le padrino y protector de esa facción del crimen organizado y hasta pudo ser quien diera las órdenes, porque "casualmente" aparecieron en sus madrigueras de Iztapalapa. ¿Porqué?. Sencillamente hay que reflexionar cómo se apresuraron los activistas extranjeros a intervenir y a actuar concertadamente.

Con el operativo de Soros y la impericia de Peña, quien hasta salió perjudicado; se distorsionó la complicidad de Obrador. Los de derechos humanos se fueron por otro lado y lo protegieron en su inconfesable relación; que es obvia, porque ratificó su compromiso en la región guerrerense, con esas bandas en el polémico discurso de amnistía para narcos y la designación como senadora de Morena de Nestora, acusada de crímenes.

La semana pasada Obrador acusó en Tercer Grado al ejército y nadie le dijo nada, al dar a entender que después (de que los va a culpar ) "saldrá el ejercito fortalecido". Actuó sucia y cínicamente.

Hoy los operadores de Soros ya están diciendo que México no puede con la grave inseguridad, descalifican al Estado mexicano. Acaban de hacer una reunión la semana pasada, en la Universidad del Claustro de Sor Juana, en el salón "divino Narciso" –como evocando a López Obrador- por su apego a la egolatría; para que en boca del testaferro de Soros, el Director de Open Society, James Goldstone descalificarnos como país.

Dicen los profesionales de la desintegración de naciones, que urge una intervención extranjera, en todo lo que es gobierno, investigación, jueces, lo que sea.

Apoyan este golpe de estado cibernético: Michel Chamberlin, religioso extranjero activista del Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios y varios críticos de corte apátrida y anarquizante; que me hacen concluir que la premura con la que quieren quitar a Peña Nieto, se compatibiliza con la premura de Obrador por empezar desde el primero de julio a gobernar mediante presiones, como lo dijo en Tercer Grado. Tal vez esos religiosos ya terminaron para entonces su libro rojo, la "constitución moral".

Si llega Obrador a realizar el caos que trae en mente, se le cumpliría el sueño a Soros: impedir con el incendio de México, que Trump se reelija. Con razón dijo la señora Jacobson: "no me despido, regreso pronto"

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Los dos discursos de Obrador. Son dos bandas irreconciliables

amlo-elecciones-2018

Columna del 30 de abril del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Obrador tiene en su lengua un enemigo. Es una lengua mentirosa, que a la vez es bífida como las serpientes y la del padre de la mentira. Les habla a dos grupos de fanáticos irreconciliables con la habilidad de un mentiroso consumado, de lo que se jacta como listillo. Son dos bandas de seguidores que por ahora solo ven lo que les conviene. Las dos bandas: gandallas y fantasiosos, traen modelos antiguos, de los años sesentas y setentas.

Unos son los aburguesados gandules, a quienes gusta lo folclórico o exótico; ven a Obrador como un Osho, un gurú de los años de peace & love, de la ideología hedonista, la de una Tatiana, que le brota con entusiasmo anacrónico, hasta groserías dice, reviviendo una juventud que nunca tuvo la jefa de las old groupies.

En ese grupo están los fresas del pasado, hijos de papi, irresponsables y cínicos, cortesanos por vocación, que vivieron esos años sin vida propia, empezando con Alfonso Romo que olvidó ya los quebrantos a las empresas de su ex esposa, y cree que bien valió el FOBAPROA, para ganar dinero. Los perjuicios dice, no son importantes. No pasa nada.

Está Bartlet el que le dio el triunfo a Salinas a cambio de la Secretaria de Educación y del gobierno de Puebla. Para él, se la deben. Él siente que no dañó al país al ordenar la caída del sistema. Es más, está en el mismo paquete con Tatiana, porque lo del Maquío, que fue el que ganó en 1988, porque arrasó en el norte y centro del país, quedó sepultado. Y hasta los Clouthier creen que Cárdenas ganó.

Insólito, Bartlet, es el representante del partido maoísta, el de "línea de masas"; cuyo dueño es Raúl Salinas de Gortari, que le dio en administración a su compadre Alberto Anaya, su hombre de confianza. Es el contacto con el Innombrable, para cuando Obrador necesita de ellos o que le presten el partido, como lo hacen ahora.

Un junior de los Barcelonnettes, de los colonos franceses de la Saboya. El instigador de Asamblea de Barrios: Marcelo Ebrard, beneficiario del proyecto corrupto de la línea 12 del Metro, está con los gandallas.

Doña Elenita Ponitowska de la desplazada estirpe real de Polonia, que no puede ver indígenas, es otra princesa que está con Obrador porque el papá del Peje era español.

Otro junior, porque todos los mencionados lo son, es Napoleón Gómez Urrutia. Un burguesazo. Estuvo en la Casa de Moneda, literalmente como Rico Mac pato, nadando en oro y no solo eso; es el que sabe el tejemaneje de las concesiones de extracción de metales, principalmente del áureo, el que sacan los canadienses sin pagar impuestos; porque son los testaferros técnicos de poderosos nuevos amigos de ya saben quien. Napito les birló 55 millones de dólares a los de su sindicato. Ya con el fuero como senador propuesto por Obrador, puede repartir algo.

Puros junior en el cuadro gandalla como el sobrino del protodelincuente: Arturo "El Negro" Durazo: Alfonso Durazo el secretario de seguridad de Obrador, estuvo incrustado en el

equipo de Marthita Sahagún, por su tío Francisco Sahagún Baca, el jefe de sicarios de los Durazo. Los Sahagún parientes del padre Maciel. Son los descendientes de los prohombres fundadores de cárteles de la vertiente de la amnistía.

Compiten en el mismo tema los Monreal, con el que fue su procurador en Zacatecas, el hermano de Rocío Nahle, la candidata al senado que ascendió por recomendación a Fidel Herrera. Su compañero de fórmula es el rey de las escobas y bacinicas en Veracruz, Ricardo Ahued, otro fidelista, enriquecido por vender basura fayuquera china, pero su fortuna se debe más, a su paso de priísta como alcalde de Xalapa.

No falta entre los arribistas el suegro de Azcarraguita para que se le aclaren los números a la empresa inventora de telenovelas. No les ha ido bien y ni con Obrador se recuperarían, porque El Peje, trae a Epigmenio Ibarra, un manipulador profesional de la infamia, sin escrúpulos, hasta a su hija la pone hacer el amor en los filmes. Su línea es el escándalo pornográfico.

Todos ellos van por dos cosas: una, sustituir a los prestanombres de los empresarios que Peña benefició con el nuevo aeropuerto y con la reforma energética; y dos, para saciar venganzas personales, para operar a la antigüita, para que los privilegios en verdad sean de unos cuantos, de una aristocracia huehuenche, no de los trepadores itamitas.

En la otra banda están los de la rabia social. Los que quieren dinamitar México, acelerando a las masas, dividiendo al país con odios. Ebrios de poder, que son troskos que ni siquiera han leído a Marx. Izquierdistas infantiles como Lenin calificó a los de su clase desde1918. Comunistas de la imaginación, sin conocimientos de la teoría madre del manual para andar en cuatro patas.

Les han pasado de noche los fracasos de la izquierda y las matanzas innecesarias para encender la pasión del vandalismo. Allí están los maestros que no son, la sección 22 y otros grupos de choque.

En primer lugar se puede anotar al ideólogo del pejismo: Héctor Díaz Polanco, del corte echeverrista. Quiere que México sea como Venezuela que se muere de hambre; y conste que ellos, sí tienen petróleo en abundancia: las reservas mas grandes de crudo. México ya no.

En segundo lugar está Ackerman, de origen apátrida, afirma sin medianías que: "quiere chingadazos", su esposa de familia de guerrilleros, es la propuesta de Obrador a Desarrollo Social.

Allí forman Noroña, un inadaptado. Otro con ínfulas de aristócrata del anarquismo hispano-azteca, Paco Ignacio Taibó II; que se le hace tarde para expropiar; así empezaron a destruir a España, con el rollo de la República Española como reino de las venganzas. Locuras mafufas.

La Nestora guerrillera de los cárteles de la droga de las sierras guerrerenses, la que opera en las normales rurales para quitarles el monopolio a otros cárteles; y también los izquierdistas de banqueta, Claudia Scheibaum, su exmarido el depredador y vándalo de la UNAM, Imaz y los otros recolectores de dinero sucio como él: René Bejarano, con la jefa de las cuotas del ambulantaje: Dolores Padierna, engendros del ebradismo. Creadores del diseño decadente de la urbe hecha cochinero.

Esos quieren el cambio de sistema. Nada más y nada menos. Quieren destruir a México e inventar otro país, este ya les hartó...

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Las Agendas Abiertas de Peña. Ensayos Fatales

epn-expedientes

Columna Geopolítica del 25 de abril del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Ya se le hizo bolas el engrudo a Peña. No sabe que hacer con un partido que impulsó e incluso inventó: el Morena, con una connotación clara hacía el ícono de la virgen de Guadalupe. ¿Era un ensayo o es su proyecto?

Porque después de que Slim fue traicionado por su patrocinado López Obrador la semana pasada, las cosas cambiaron. Quedaron evidenciados los contratos abultados del nuevo aeropuerto; y Peña ya no sabe a que atenerse en términos de la verdad política, no de la verdad populachera.

No basta ya con desdecir la versión de Noroña, con un "no haga caso ingeniero". En directo Obrador, se le fue a la yugular a Carlos Slim, afectando sus contratos. Que se pueden esperar los demás, si al que lo había reiteradamente declarado desde el New York Times como el próximo presidente de México, así lo trata.

Hoy con miedo, los empresarios hablan de un pacto a estas alturas imposible entre Anaya y Meade. ¡Vaya que son mareados!

Pero también se le complica la vida a Peña con los ocultamientos de Odebrecht y el conocimiento preciso de las desviaciones vía los estados y otros ramos que todavía no se destapan; y que, aunque le digan sus cercanos que están blindados, no lo están. No solo por el tamaño del saqueo de los recursos de los contribuyentes; sino porque todos sus improvisados colaboradores, en realidad son turbios y mal hechos, dejan huellas de sus porquerías por todos lados. Y Peña no se anima a aventarlos antes de que lo avienten.

Pero otra apuesta, la del TLCAN, también está en el aire y revela que es objeto de un juego ya decidido en contra de su firma, a menos que sobresalientes y leoninas concesiones se hagan.

El conocimiento de la política internacional, en particular la que explica el estilo personal de Trump, como un empresario aprovechado, -identidad que no ha perdido- y como lord protector de las masas de la white trash, votantes recuperados en los que cifra su reelección; indican que el presidente de Estados Unidos puede llegar a hacer equipo estos meses con Videgaray, mediante su yerno, pero eso no significaría, que va a aflojar en los temas de migración e intervención abierta en la política de estupefacientes, que son los pretextos que esgrime para continuar con su ofrecimiento electoral de no firmarlo.

Porque lo que afirmó Trump desde su campaña, respecto de China de renegociar las condiciones ya lo está haciendo favorablemente. Hoy Corea del Norte busca un tipo de relación con la del Sur desde otra perspectiva. Su patrón China, tuvo que aflojar desde que se salió Estados Unidos del Tratado Transpacífico, allí perdió un mercado de compradores compulsivos. Fue un golpe letal, que antecedió al alza de aranceles de acero.

Así están para Peña, inciertos también los acuerdos operativos y de negocios de la reforma energética que se subscribieron en el escritorio de Hillary Clinton, pactos con perdedores, los que lo regañaron por recibir a Trump en momentos cruciales. Viejos aliados que no pueden hacer nada; están cercados por los lobos que acampan en derredor de sus presas, prontos a llevar a un Trump ávido de sus despojos.

Y sigue escuchando Peña también a los irresponsables que lo presionan en aferrarse a no soltar el poder, "pase lo que pase". Blindan a César Duarte y negocian con indeseables como Aureoles. Como si en la balanza política de la realidad no del sueño, Meade y todos ellos pesaran más que Peña.

Tiene muchos fierros en la lumbre.

Dice Joseph Nye que lo importante en política es fijar la agenda, no las agendas. Eso sería caótico. Es no tener claro un esquema de prioridades. Son muchos temas para el Presidente pero tiene que comenzar con uno. Se le acaba el tiempo.

Al principio Enrique Peña tenía claro que eran las reformas lo primero. Por eso cuando las acordaron en su fase constitucional, escribí que su gobierno había terminado; porque no tenía ya nada adicional que clarificara el rumbo. Ni siquiera tenían como objetivo completar el paquete legislativo que seguía; menos el modo operativo de echar andar las reformas. Eso se quedó inconcluso, en el limbo.

Las decisiones pendientes son las que generan desaliento e incertidumbre.

Por donde mueva las fichas le van a generar costos mayores. Los errores políticos que afectan a su imagen pasan por una comunicación pobre, costoso y arcaica, para lo que hoy es México. Peña tiene que mover su ficha de inicio en una sola agenda y salvarse o hundirse de manera que ni se imagina.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La Sugestión Masiva: Obrador y los alcances del fascismo

fascismo-hitlermusolini

Columna Geopolítica del 18 de abril del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

El triunfo de Adolfo Hitler en 1933 y más aún su antecedente: el triunfo de Benito Mussolini en 1922 han sido temas muy analizados y discutidos entre los interesados en los impactos sicológicos extremos de las masas.

Tanto Mussolini como Hitler eran personajes que en su momento, es decir en el lapso histórico de su arribo al poder; eran vistos como una solución necesaria, crecieron en popularidad, no solo con sus fieles seguidores, que eran obsesivos y violentos; sino sedujeron a distintos estratos sociales que en otras condiciones serían sus adversarios políticos.

Hoy si tratamos de esquematizar esos hechos históricos, se ven paralelos con procesos actuales, a primera vista no parecen tener una relación puntual, porque los elementos externos, sus visibilidades emblemáticas no son tan evidentes.

Pero haciendo a un lado las vestimentas, los saludos y ademanes; las banderas y uniformes que fueron consustanciales a las formas folclóricas que le dieron identidad a esas deformaciones políticas. Se revela que atrás, hubo técnicas que también ahora se siguen aplicando para la manipulación colectiva.

¿Porqué qué fue lo que sucedió para que personas con conductas orientadas a la sensatez, la perdieran?

Siguieron a líderes de la mentira, que tomaron literalmente sus vidas para precipitarlas contra las vidas de otros semejantes.

Porque así fue.

A la hora de la negociación política y del conteo de votos tanto los fascistas como los nazis, no puede decirse que tuvieron que entrar -por la puerta de atrás-, sino que su presencia en esos gobiernos, estuvo respaldada por votos reales y por el irremediable arreglo de los poderes que les precedieron.

Si se analiza, se repiten situaciones semejantes, que se manifiestan como una constante por las insuficiencias de los partidos y el descrédito de los políticos profesionales incapaces de estabilizar el sistema de gobierno.

Y por eso el estudio de Andrea Cavalleti que titula Sugestión, publicado en Torino, la ciudad de los magos en el 2011, ofrece una sucesión erudita de comentarios que incluyen a Thomas Mann, y a Mesmer. A Rousseau en la discusión de la voluntad política; a Freud con comentarios sobre el tema del trastorno e hipnosis

colectiva, y docenas de estudiosos, que concluyen reconociendo el uso del engaño sicosocial para fines de dominación política. Carl Schmitt, dice que :

"El gobierno bipolítico", que captura la población marcando las divisiones entre sano y malsano, normal y anormal, amigo y enemigo, entre vida digna e indigna de ser vivida, no tendría entonces otro aspecto que el de la gran máquina psicotécnica de sugestión de masas"

Que es lo que se vive hoy... muy intensamente en la escena electoral y que interpretando a Cavalletti se configura como una fascinación política, que no tiene otra conducción que inclinar las preferencias a los factores que hacen posible el fascismo.

Algo que parece que sería remoto dentro del catecismo de la manipulación que intenta vender una izquierda indefinida y prefigurada de visiones fantasiosas. Sin doctrina.

La "izquierda obradorista", es ese fenómeno porque es primitiva. Ni siquiera tiene que ver con el marxismo. Y conste que no es para mí una ideología aceptable, porque como dijo Daniel Bell, el autor del concepto de la sociedad posindustrial: la de Marx, es una visión andrajosa, de la sociedad en general.

El discurso del Morena es algo menos todavía.

Se habla de una retrospectiva que explica como oráculo: "el libro vaquero", un empobrecido nacionalismo, naif. Los "súperbarrios" y los anónimos del "Pancho Villa", que no son otra cosa que la personificación pedestre del fascismo. Masas y sus élites de violencia, dispuestas a linchar opositores, "a los enemigos del pueblo".

Y toda esa parafernalia encendida por la sugestión masiva.

Por una enfermedad que reproduce los mismos anti argumentos, que giran en la premisa de: "cómo los demás fracasaron debe intentarse la revolución con un tata"; un gurú iluminado, producto de los sueños caóticos de la rebelión de los sesentas, uno que como dijo la anacrónica grupi Tatiana, despliegue peace and love.

Es Obrador un Osho:, que tiene seguidores entre los adolecentes mentales que sueñan con que les paguen con "becas" sus paraísos artificiales, o como aquéllos de la tercera edad, que no quisieron ser jóvenes cuando lo eran porque no se atrevieron a equivocarse; y ahora sugestionados con el magnetismo animal, el que desveló Mesmer, quieren apresurar el paso hacia un precipicio como el de Hamelin, por un sendero que desconocen, porque tampoco fueron niños.

Creen los sugestionados como dijo Lenin en 1918, en el infantilismo de izquierda.

Ni siquiera se dan cuenta que están hipnotizados por el fascismo.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 2 de 82