"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioEDITORIALESEditoriales

¿Qué va a pasar en el caso de que Obrador gane? (Parte dos)

AMLO-reuters

Columna GEOPOLITICA del 9 de abril de 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

"...decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras"
Isaías 30:10

El pensamiento positivo aplicado sin discriminación a todo, evita las que pueden ser malas noticias. Las desconsidera o las sustituye por verdades a medias, desecha las referencia con la realidad; usa de dichos agradables comúnmente llamados mentiras, para no hablarle a los ciudadanos con claridad, aunque ésta suene a veces abrupta.

Por eso lo que quiere hacer López Obrador es una locura porque para disponer de recursos para su cuarta revolución –la que debe ser violenta, porque afirma es la continuación de la serie: Independencia, Reforma y Revolución, de ninguna manera le alcanza el dinero, son mentiras que se oyen bien y que la gente las quiere oír porque le gusta que le mientan, como dice la canción: "...miénteme más, porque con tu maldad me haces feliz..."

Son muchos los que le han hecho las cuentas a Obrador y nomás no cuadran ni con la mitad de lo que lleva prometido. Antier en Lagos de Moreno volvió a asegurar empleo a todos los jóvenes, allí les fijó un salario de 2, 500 pesos, en otros lugares ha sido de 3,500 pesos y así por el estilo. Por habladas no para.

Y eso es lo que dicen los cínicos del obradorismo: Alfonso Romo, el coordinador de empresarios y la que dice el tabasqueño será la secretaria de Gobernación. Olga Sánchez de Cordero, porque afirman con muchos rodeos, que no es cierto lo que quiere hacer su jefe con la reforma energética.

Dicen cada cuál que si acaso será revisar los contratos del nuevo aeropuerto, pero ni ellos ni él, hablan de las concesiones al grupo de la señora Clinton y sus prestanombres en materia de reforma energética, solo mareados como Paco Ignacio Taibo.

Y es que todo se va a quedar en el limbo, porque nada más en el rollo de la descentralización del gobierno federal calcule: ¿cuánto se necesita para trasladar el 90% de la burocracia nacional al interior de la república, en lugares donde no hay agua para de un jalón dársela a una nueva población, no digamos vivienda, escuelas o transporte? ¿a cuánto asciende el monto de menajes de casa? ¿o las indemnizaciones?

¿Cuántos meses o más bien años se necesitan para cambiarse? ¿qué inflación galopante se va a desatar? ¿quién va a coordinar la logística? ¿qué empresas la van a realizar y cómo? ¿bajo qué catálogo de precios unitarios que no existen? etc.

Y no tiene Obrador para financiar a fondo perdido esa operación, porque es irrecuperable.

En lo educativo la muestra es el fallido experimento que sigue costando mucho: la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, lo contrario a una institución seria: no hay calificaciones porque no hay exámenes, ni hay listas de asistencias y hay becas.

Así que por donde le busque Obrador va hacer lo que quiera, porque nadie lo va a obligar a que cumpla sus promesas mentirosas, solo desbarajustes. Dice que va a reagrupar en una sola fuerza a la marina y al ejército, los va a desmantelar y le va a poner el nombre de guardia nacional, no se sabe si como la guardia civil de España, o la Guardia Nacional de Estados Unidos. Si empieza, no va a poder continuar, porque eso es desestabilizar el orden constitucional sin mediar alguna necesidad imperiosa. Va a causar violencia.

Y los programas sociales Obrador no los puede cambiar porque están amarrados a mecanismos mundiales. Los programas son los mismos en todo el tercer mundo -pero con diferente nombre-. No lo sabe y lo que sucederá es que los flujos del Banco Mundial se los van a suspender como a Castro y Maduro, que con las quejas y lloriqueos no les llegó nunca el dinero, que en realidad querían para patrocinar sus clientelas electorales.

Obrador insiste en aliarse al crimen organizado... es decir no tiene ni la más remota idea de lo que es gobernar. Ni él ni sus compinches. Si aspiran a gobernar tienen que atorar criminales, cumplir y hacer cumplir la ley. No es opcional.

Se pide que voten por alguien que no va a ser repartidor de becas o de despensas. Eso es otra cosa, eso lo deben hacer con su dinero, no con el dinero de los contribuyentes. Las personas queremos que la ley garantice seguridad por medio de funcionarios entrones.

Ahora resulta que Obrador cuando se acobarda es de las hermanas de la caridad y empieza diciendo que es adventista, pero sigue engañando a la gente en sábado...

¿Amigo de que clase de loco estamos hablando?

No me digas que estás sugestionado y quieres votar por él.

  Escribir comentario (1 Comentario)

Obrador sigue recogiendo políticos quemados. El caso de Ruth Olvera en Atizapán

ruth-amlo

Columna geopolítica del 5 de abril del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Hay una diferencia entre las decisiones políticas estructurales y las coyunturales, éstas últimas hablan de un pragmatismo, es decir de una inclinación a tomar decisiones mas que prácticas, incluso las que desoyen los valores propios, en aras de aprovechar una oportunidad única o excepcional; y las estructurales que son aquéllas decisiones inherentes a la persona, partido o sistema, sin las cuales perderían identidad, forman parte de su lógica y son la entraña misma de la naturaleza de su existencia.

En pocas palabras las estructurales son las propias y las otras son las que se aprovechan aunque contradigan principios, porque deben ser estratégicamente aprovechadas.

Para Obrador lo que era coyuntural: incorporar a Manuel Bartlet ex secretario de Educación de Salinas, a Gómez Urrutia el fugitivo líder minero que nunca ha sido minero, a Nestora Salgado, con acusaciones de secuestro; a zedillistas y calderonistas; así como a futbolistas y actores con mala fama, poco a poco dejaron de ser soluciones coyunturales para afianzarse como decisiones de fondo, estructurales, que con la candidatura de Ruth Olvera en Atizapán se confirman.

Porque a esta líder política, que fue alcaldesa de Tlalnepantla por el entonces de moda PAN; le faltaba querer sorprender a los electores cambiando de piel; inscrita en un municipio de donde no es: Atizapán por el Morena, hoy de moda; Ruth se mete por una rendija para borrar su larga cola de conflictos y berrinches en la política.

La señora Olvera en otros comicios había probado suerte con la chaqueta del PRD, pero su mediocre administración a fines de los noventas de Tlalnepantla, la dejo fuera e imposibilitada a rehacer en ese importante municipio su carrera. Los recuerdos negativos pesaron.

En esta ocasión Ruth Olvera se quiere mimetizar en otro ambiente y sin importarle que su designación -llamase "dedazo"- estuvo en contra de la voluntad de los morenistas que llevan tiempo en esa localidad; se les metió, y nadie pudo con la sentencia central de Obrador y de la señora Yeidkcol Polevnsky líder del Morena y principal integradora de la política estructural de adquirir cartuchos quemados.

¿Pues que se comió Ruth Olvera para que Obrador la saque contra viento y marea? ¿qué le debe para hacerle un hueco en otro municipio?

Con esta muestra, Obrador define que va sacar zombies políticos para integrar sus cuadros en todos los niveles como una constante y no como una decisión aislada, porque si busca que la señora Olvera le aporte a sus aspiraciones electorales votos al viejo estilo priísta de donde es originalmente oriunda en lo político, se va a llevar un chasco porque su socio y expareja Rubén Mendoza su principal impulsor ya no está presente en esta arena terrenal.

Su actual manejador un colaborador de Manlio Beltrones, Carlos Román Marín que estuvo en el Partido del Centro Democrático de Manuel Camacho, no tiene la audacia y las tablas de Mendoza.

Y con esta maniobra se define lo que es el verdadero lopezobradorismo: un basurón donde el jefe se siente a sus anchas entre los recuerdos fétidos de malas administraciones y de los daños hechos a los ciudadanos, de parte de la banda que lo sigue, al estilo bucanero ufanándose de sus picardías.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¿Qué va a pasar en el caso de que Obrador gane? (Parte uno)

AMLO-reuters

Columna Geopolítica del 2 de abril del 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Dicen los abogados cuando se necesita clarificar una hipótesis: "aceptando sin conceder". La frase avala sin detrimento de la posición que guarda cada quien, un intento para que se puedan explorar más elementos en una argumentación. Por eso titulo esta entrega de la manera que se considere como una probabilidad, el triunfo del hoy puntero en las encuestas.

No es que la de como hecho. Faltan muchos días para la elección, pero es indudable que se hace necesario un ejercicio conceptual para aproximarnos a lo que una parte del electorado se supone, quiere o cree que quiere, votando por López Obrador.

Pase lo que pase en el futuro próximo, pienso que hay que razonar antes de tomar una decisión que va afectar a la colectividad y por lo mismo a los individuos que la integran. Lo que leemos en mensajes cortos de la publicidad convencional o en redes, no abona al ejercicio de lo cerebral, sino primordialmente a la entraña donde las emociones se manifiestan.

Y por eso a muchos les parece aburrido hilar un razonamiento con otro, a despejar una interrogante con información y finalmente construir una decisión en la cabeza y ser consecuente con ella.

Por eso creo que se debe reconocer en primer lugar lo que sería obvio, pero no lo es: la naturaleza de la elección. En este caso, la elección presidencial como señala la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, un evento periódico cada seis años, para cambiar la cabeza del ejecutivo al frente de la administración pública federal.

Porque otra forma como la de alterar la elección cada dos años como quiere Obrador con confirmación de la permanencia del ejecutivo por aclamación, es decir por medio de manifestaciones masivas o incluso de tipo paralelo a lo electoral, no es lo que dice la Constitución. No existe tal procedimiento porque lo electoral está restringido de la consulta popular como se establece explícitamente.

Así que para empezar Obrador habla de otra cosa. No de ser electo presidente de México para un periodo de seis años, sino lo que busca es un mando nacional anticonstitucional que cada dos años va a ser aclamado por dos años más y de manera sucesiva. De esta manera alterar el calendario electoral, por uno distinto e inexistente, para hacerle como los bolivarianos, establecer consultas casi permanentes, en las que sólo él participará, para crear un consenso forzado para que se conviertan esos periodos, en el objetivo de hacer vitalicio su mando.

Este mecanismo es común a las dictaduras populistas. De hecho es una maniobra tristemente conocida en el tercer mundo que inicia con reformas populares y después deroga las constituciones vigentes y ponen otras a modo, como quiere López Obrador que anuncia una nueva "constitución moral"; que no es otra cosa sino un instrumento seudo legal para instaurar un régimen personalista.

No sólo los bolivarianos o los Castro, han usado esas engañifas paulatinas que comienzan con algunas mejoras sociales para ganar prestigio, y como son aisladas y causan crisis económicas, son el pretexto para derogar el sistema legal existente.

Personajes siniestros como: Muamar El Gadafi, en Libia en 1969 a los tres meses de asumir el poder cambió la Constitución por otra que se acomodó al objetivo de permanecer en el poder por 42 años; antes había duplicado el salario mínimo.

Otro, Bashar al Ássad de Siria lleva 18 años en el poder y es causa de la guerra que azota ese país la que se escucha y mira en las noticias. Éste continuó como su padre que fue presidente 29 años, con el mecanismo de "confirmación electoral", como el que quiere, López Obrador.

Pero... ¿cómo le va hacer?

Hay dos componentes indispensables: uno, el perfil de una mayoría precaria que hace el papel de masa crítica. Y esa mayoría precaria, aunque represente solo el 15% de los electores, porque la mitad del total del padrón se abstienen; va asumir el papel de una "mayoría" para la que Obrador va gobernar solo para ellos.

Esos votantes tienen un perfil muy parecido social y económicamente. Sus carencias educativas son similares; su ideología, incluso su tipo de religión sincrética lo son. Y solo gobierna para ellos, para ese tipo de perfil. Eso es lo que se define como populismo. Porque aunque Obrador se postula para gobernar a todos los mexicanos, no sería así. Solo para su clientela electoral. Los demás no son tomados en cuenta.

El segundo componente es operativo: tener un grupo de brigadas fascistas del lumpen obradorista. Adictos al líder: son activistas fanáticos que están ya en las redes como meritorios insultando, y el plan es que con sueldos de tres mil quinientos pesos mensuales, que Obrador le llama "becas" tendrán como trabajo el papel de asistir a todas las manifestaciones, votar cautivos siempre por el líder, arrinconar y agredir a los disidentes, la misma práctica de porros callejeros que apoyaban a Hitler y Mussolini.

Estas hordas incondicionales a Obrador, dice que serán dos millones y medio de jóvenes "ninis" seleccionados. La mayor e impagable nómina del gobierno. Un ejército de tipo maoísta en la revolución cultural, que dejó millones de masacrados en China.

Lo que menciono aquí me gustaría, amable lector pudiera checarlo en la Historia Mundial o hasta en el Internet. Obrador no es un peligro. Sencillamente está enfermo de poder.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

La Breve Historia del Origen del Primor

historia-morena

Columna Geopolítica del 12 de marzo de 2018

Jorge Miguel Ramírez Pérez

Un buen amigo Pepe Lobato me llamó en la semana, para recordarme los inicios de los amarres de Enrique Peña con López Obrador a propósito de lo que está ocurriendo sobre los ataques a Ricardo Anaya y el beneficio que obtiene el de Morena sin mancharse las manos, porque es el PRI y Meade su candidato, los que cargan con el desprestigio de un trabajo sucio, malo y gandalla.

Me recordó los prolegómenos de los acuerdos entre el PRI de Peña hace siete años y el jefe de lo que hoy se conoce como Morena, Obrador; es decir, los antecedentes de la alianza cupular que se conoce como: el PRI- MOR un amasiato que ha sido secreto para los que no lo quieren ver de esa manera. pero que a pesar que tiene ya varios años en plena operación, su éxito para beneficio del poder, radica en que es clandestino; porque siempre el ilícito entrañable, se mantiene opaco y sobre rieles paralelos que nunca se cruzan, pero que van a la par.

Transcribo el mensaje de mi amigo:

"Cuando el proyecto del entonces Gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República tenía importantes avances, había que consolidarlo dejando un sucesor de su propio Partido. Encabezaban las preferencias Alfredo del Mazo Maza y Eruviel Ávila, éste último era la segunda vez que manifestaba sus aspiraciones quedando sembrado en el camino por el propio Peña Nieto. Se corría la fuerte versión de que el finalista sería Del Mazo por la cercanía familiar con el entonces Gobernador. Se vislumbraba un espíritu de rebeldía en Eruviel que los integrantes del Frente Amplio Popular (PRD, PT y Convergencia) preparaban la invitación para hacerlo su candidato y con eso derrotar al PRI y hacer caer el proyecto peñista. Un ingrediente adicional formó sorpresivamente el escenario, el PAN se sumaría a la candidatura de Eruviel, que contrariedad.

"Entonces interviene un personaje protagónico y controversial, Andrés Manuel López Obrador, quien realiza una gira por el Estado de México manifestando su desacuerdo con la alianza izquierdista con lo que llamó la derecha ultraconservadora del PAN, impulsando la candidatura de su incondicional Alejandro Encinas, solo con el PRD, reventando con esto la posibilidad de propinarle una estrepitosa derrota al tricolor, sería casualidad ,pero automáticamente con esta decisión López Obrador abonó favorablemente a los planes del mexiquense. La cereza del pastel fué que el PRI finalmente postuló a Eruviel eliminando cualquier posibilidad de fragmentación del proyecto priista, obteniendo con resultados electorales bastante exitosos iniciando con ello la recta final triunfante de Pena Nieto. Ya en la campaña por la Presidencia, AMLO jugó otro importante papel: mandar a Josefina Vázquez Mota candidata del PAN al tercer lugar, quedando él en segundo lugar, a diferencia de 6 años antes donde paralizó a la Ciudad de México, reclamando n aparente fraude electoral por parte del PAN dados los cerrados resultados electorales, en el caso del triunfo de EPN no reclamó por la diferencia de votos, sino por un escandaloso

dispendio económico por parte del PRI que hizo la diferencia del triunfo, pero ahí quedó todo. Poco más de un año después el entonces IFE otorga el registro a Morena sin mayores objeciones. Habrá Alianza fáctica entre Peña Nieto y AMLO?"

Es cierto, que fue López Obrador el que hizo el trabajo sucio en las dos últimas elecciones en el Estado de México; en la primera tronó la alianza del PAN con el PRD, traicionando los acuerdos. Para eso primero designó con todo el método del dedazo, a la señora Yeicol, como candidata a quien puso como un adobe "pa´tapar el hueco" mientras lograba se sumara a la traición Encinas.

Fue cuando tuvo que salir López Obrador del PRD que dejó fragmentado.

Pero no se quedó Obrador sin cobijo, porque el Partido del Trabajo, el PT de Alberto Anaya le dio entrada por órdenes del verdadero propietario, de esa agrupación de "línea de masas", nada más y nada menos que Raúl Salinas de Gortari.

Peña cumplió y pagó la maniobra. Le dio órdenes al INE, y le regalaron a Obrador MORENA, sin ninguna objeción, ni dilación: López Obrador se convirtió en protegido de Peña.

Así de fácil.

Chéquelo por favor. Para que vea que Obrador lleva rato haciéndole de patiño con Peña.

Por eso saben los consejeros del INE que tienen que estorbar los debates, que son la sepultura de Obrador, porque les consta que como en la Universidad, Obrador pasó con boletazo, sin exámenes.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 3 de 82