"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

Amar a la Virgen de Guadalupe es amar a su Hijo

vIBMMQvz

 

Tips de una mamá de 5 hijos del 4 de diciembre de 2019

 

 Amar a la Virgen de Guadalupe es amar a su Hijo

 

Por Silvia del Valle

@SilviaMdelValle
@smflorycanto

 

 

A los Catolicos muchas veces nos critican por amar a la Virgen María y a los mexicanos en especial nos cuestionan mucho el amor y la veneración que le tenemos a la virgen Santísima de Guadalupe.

Lo que ellos no se dan cuenta es que la amamos a ella porque amamos a su hijo que está en sus entrañas.

La virgen de Guadalupe es un códice toda ella, es decir, cada elemento de la imagen tiene un significado, tanto para los indígenas como para los españoles que la recibieron.

Y ahora en nuestros días, estos símbolos siguen siendo significativos para nosotros y nos hacen amarla mucho y amar mucho a su Divino hijo.

Si nos damos cuenta, la virgen de Guadalupe está embarazada y en el centro de la imagen está el Nahui Olin, es decir, la flor de cuatro pétalos que representa al verdaderisimo Dios por quien se vive, es así que ella misma nos dice que no es ella la importante sino el hijo que lleva dentro de ella.

Si así lo discernimos y comprendemos, es necesario que eduquemos a nuestros hijos para que lo comprendan y lo hagan vida, por eso aquí te dejo mis 5Tips para amar mucho a Maria para amar mucho a su hijo, Jesús.

PRIMERO. Conoce a María de Guadalupe

Nadie ama lo que no conoce, por eso es muy importante que nos demos tiempo para conocer a la Virgen María en su advocación de Guadalupe.

Debemos comprender que es la misma virgen sólo que se va apareciendo en diferentes lugares y va dando mensajes diferentes pero complementarios, todos encaminados a amar más a su hijo y a hacer Su Voluntad.

Poco a poco comprenderemos, por el mensaje que nos da la Virgen de Guadalupe, que aquí en México ha querido hacer su casa y que las personas de todo pueblo y nación la vinieran a visitar para adorar a su Divino hijo.

SEGUNDO. Comprende los signos y disciérnelos

Si estudiamos un poco el códice y el Nican Mopohua, podemos darnos cuenta de que la Virgen de Guadalupe vivo a traer La Paz para nuestro pueblo y que fue ella quien forjó la nueva nación, basada en la fe y en el Amor a Jesús por medio de ella.

Toda la Imagen Sagrada está llena de detalles que sería muy bueno conocer y comprender para tener el mensaje completo y lleno de Amor.

TERCERO. Habla con Maria para que ella le hable a su Hijo de ti

Una vez que la conocemos, es necesario hablar con ella.

Pero debemos hacerlo con confianza y con amor, como a una madre.

Ella está siempre atenta a lo que necesitamos y por lo mismo le ruega a su hijo que nos conceda lo que necesitamos, siempre que sea para nuestra salvación.

A una madre le hablamos de todo lo qué hay en nuestro corazón y lo hacemos con confianza, lo mismo debe pasar con la Santísima Virgen María de Guadalupe.

CUARTO. Cántale canciones

Para que nuestros hijos la quieran cada vez más, es importante que la sientan cercana y una forma muy sencilla de hacerlo es cantarle canciones a María.

Las canciones dirigidas a la virgen casi siempre son tiernas y llenas de amor por eso es muy sano y bueno que nuestros hijos las conozcan desde pequeños y se las aprendan para que las canten con mucho amor.

Y QUINTO. Visítala en su casa y visita a su hijo en el sagrario

La petición principal que le hico María a San Juan Diego fue precisamente que se le hiciera una casita, un santuario donde la podamos ir a ver y donde le llevemos nuestras peticiones, nuestras angustias y alegrías para que sea ella quien las lleve ante su hijo.

Lo más hermosos es que, aunque la figura más llamativa es la Santísima virgen María de Guadalupe, el sagrario no deja de tener el lugar principal y por lo mismo, es María quien nos acerca a Jesús.

Ojalá que les inculquemos a nuestros hijos el Amor a nuestra madre Santisima y a Jesús, para que crezcan amando mucho a Jesús y buscando la protección y cuidado materno de María de Guadalupe.

¿No estoy yo aquí que soy tu madre?

Vayamos al encuentro de nuestra madre para que por ella lleguemos a Jesús.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Adviento, tiempo de espera

adviento

 

Tips de una Mamá de 5 hijos del 27 de noviembre de 2019

 

Adviento, tiempo de espera

Por Silvia del Valle

 

@SilviaMdelValle

@smflorycanto

 

Cada año hablamos de este tema y hasta puede parecer repetitivo hacerlo una vez más, pero siempre es necesario recordar algún aspecto en especial que podemos trabajar en esta época.

Adviento significa advenimiento, venida, y para nosotros es el tiempo de esperar la venida de nuestro salvador, Jesucristo.

Este año les quiero proponer que vivamos el adviento desde la espera, es decir, que enseñemos a nuestros hijos a saber esperar y a ofrecer esa dulce espera, como lo hizo María.

Por eso aquí te dejo mis 5Tips para educar a nuestros hijos en la virtud de la Esperanza.

PRIMERO. Que sepan en qué consiste la esperanza.

Para nuestros hijos, sobre todo cuando son pequeños, es difícil comprender el concepto de esperanza; sobre todo por que el mundo actual los invita a tener todo fácil y en el momento en que lo quieres.

Es por esto que es necesario que nuestros hijos tengan muy claro que esperar es permanecer atentos y confiados en que lo que se desea se realizará.

Esto no quiere decir que no hagamos lo que está en nuestras manos para que se realice, sino que debemos esperar pacientemente y con paz, a que las cosas se realicen.

Si te fijas, es cuestión de fe, de paciencia y de ejercicio de virtud.

Esto en especial es difícil para lo niños de dos o tres años y después, para los adolescentes que se quieren comer el mundo de un bocado y quieren que todo pase de inmediato, pero en nuestras manos está que les ayudemos a fortalecer su voluntad, con mucho amor.

SEGUNDO. Que aprendan a esperar poco a poco.

Esto se logra haciendo pequeños ejercicios de virtud día a día.

Debemos enseñarlos a esperar con paciencia y paz en el corazón.

Cuando son pequeños debemos enseñarles a que las cosas se piden por favor y deben esperar un poco para obtenerlas.

Si corremos a darles todo lo que nos piden en el momento en que hacen berrinche para que dejen de hacerlo, en ese momento estamos enseñándoles a no esperar.

Si les enseñamos a esperar un minutito a que lleguen las cosas, después no les costará trabajo esperar en las cosas más importantes de la vida; como cuando deben esperar para no tener relaciones sexuales en el noviazgo o deben esperar para no comer todo lo que se les antoja.

Las virtudes se obtienen poco a poco, en el día a día.

Los pequeños detalles cuentan mucho en la educación de nuestros hijos y nunca es tarde para educarles en la esperanza.

TERCERO. Que comprendan que en todo momento esperamos.

Es muy necesario que nuestros hijos se den cuenta que la vida está hecha de pequeñas o grandes esperas.

Es así que debemos formar en ellos las virtudes de la paciencia y la esperanza.

Si les hacemos esperar un poco para recibir lo que los piden, fomentamos la esperanza en ellos.

Si les ayudamos a ahorrar para comprar el juguete deseado, estamos fomentando la esperanza.

Si, en lugar de comprarles el dulce que tanto quieren, les decimos que primero nos ayuden a comprar comida para compartir con los más necesitados y después les compramos la golosina, les estamos enseñando a esperar.

A veces hay que esperar poco, pero a veces hay que esperar largo tiempo, pues solo Dios sabe en qué momento nos concede lo que le pedimos; siempre que sea para nuestro bien, físico y espiritual.

Y cuando no sabemos esperar y hacemos las cosas a nuestro tiempo, llegan las calamidades o los accidentes, por no saber esperar el momento preciso para cada cosa o evento en la vida.

CUARTO. Que pongan una cuenta cada vez que logren esperar.

Para enseñarles a esperar con amor y paciencia, podemos pedirles a nuestros hijos que cada vez que logren aguantarse y tengan paciencia, pongan una cuenta, piedrita, frijolito o un papelito de color en una cajita; así de dará cuenta que cada vez puede esperar más y mejor.

Es importante que celebremos sus triunfos y que les apuntalemos y animemos a seguir intentando cuando no logren esperar.

Una palabra de aliento puede hacer maravillas cuando se dice con amor.

Y QUINTO. Que ofrezcan esa espera.

Esperar, ya de suyo es muy valioso, pero si además lo ofrecemos a Dios le daremos un sentido mucho más trascendente.

Es necesario darnos cuenta que sin la ayuda de Dios, nada podemos, así que debemos poner a los pies de Jesús, nuestra espera y los esfuerzos que hacemos por esperar, para que tengan frutos abundantes.

Cuando nosotros ponemos nuestros cinco panes y dos pescados, sabemos que no es suficiente, pero esperamos que Dios los transforme y los haga merecer, para alcanzar la gracia que le pedimos.

Es así que, si enseñamos a nuestros hijos a ofrecer la espera, estaremos siendo como María, que espero con paciencia la llegada de Jesús y cuando nació, lo acogió en su corazón.

El adviento es el tiempo perfecto para acompañar a María en la dulce Espera y preparemos nuestro corazón para la llegada de Jesús.

Aún es tiempo de hacer un calendario de adviento o un camino de Belén.

Dios te bendiga y la Santísima Virgen María te cubra con su manto.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

El deporte ayuda a nuestros hijos a estar sanos

niños-deporte

 

Tips de una mamá de 5 hijos del 20 de noviembre de 2019

 

El deporte ayuda a nuestros hijos a estar sanos

 

 

Por Silvia del Valle
@SilviaMdelValle
@smflorycanto

 

 

Es asombroso como el frío se dejó venir de golpe y de la noche a la mañana cambiaron las condiciones climáticas.

Es común que pensemos que en esta época, nuestros hijos deben dejar de hacer ejercicio para no exponerlos al frío, pero esto no es así.

El deporte mejora su condición física y les fortalece las defensas. Sólo es necesario tomar las precauciones adecuadas y adaptar los tiempos para evitar cambios bruscos de temperatura.

Por eso, aquí les dejo mis 5Tips para prevenir enfermedades y fomentar el deporte con nuestros hijos.

PRIMERO. Revisa los horarios en los que hacen deporte y si es necesario, cámbialos.

A veces, nuestros hijos tienen su deporte en horarios donde ya hace mucho frío por lo que es necesario hacer algunos cambios para protegerlos.

Por esta temporada podríamos cambiar las clases para que terminen cuando aún no hace tanto frío.

También podríamos cambiar de deporte, a uno que se realice bajo techo, todo depende de las condiciones climáticas de la región en donde vivimos y de la edad de nuestros pequeños.

Mientras más pequeños, son más sensibles al frío.

SEGUNDO. Abrígalos adecuadamente, pero sin exagerar.

Ahora hay ropa muy adecuada para proteger a nuestros pequeños sin que se sientan molestos.

Quizá sea necesario invertir un poco en este tipo de ropa térmica para que puedan realizar el deporte en esta época.

Debemos tener cuidado de no exagerar o de taparlos según nuestro sentir, porque cada quien es diferente y a veces nuestros hijos pueden ser muy diferentes a nosotros.

TERCERO. Aliméntalos bien, y con frutas de la temporada.

La naturaleza es sabia y Dios nos provee por los alimentos, de los nutrientes que necesitamos para cada época, por eso es buena la fruta de temporada.

Para esta época de frío es mejor, acercarles los cítricos, naranja, mandarina, limón, etc; y antioxidantes, como el brócoli, para fortalecer el sistema inmunológico y evitar enfermedades.

Y a buena alimentación puede ser nuestra mejor aliada.

CUARTO. De ser necesario, dales vitaminas extra.

Ahora existen productos comerciales que les dotan de mayor cantidad de vitaminas.

Pueden ir desde gomitas, pastillas masticables, hasta pastillas que se disuelven en agua y hacen cosquillas al tomarlo.

La idea es que lo vean como algo divertido y no como un castigo.

También podemos adicionar su dieta con frutos secos como avellana, almendra y arándano, para que estén más fuertes y si llega alguna enfermedad la puedan enfrentar adecuadamente.

Y QUINTO. Cuídalos de los cambios de temperatura.

A veces, cuando hacen deporte, terminan la práctica muy calientes y se quieren quitar la ropa para estar más frescos, pero debemos educarlos para que sepan esperar a que su cuerpo se enfríe de manera natural.

Es mejor tomar agua al tiempo que agua fría.

Y también es mejor usar ropa térmica debajo del uniforme deportivo que muchos suéteres por encima ya que estos muchas veces son estorbosos y la ropa térmica es muy delgada y les permite hacer adecuadamente deporte.

También es bueno recordar que , muchas veces, lo que les hace daño es lo que respiran; es decir, si hace mucho frío si es bueno que usen cubre bocas, bufandas o los famosos cuellos que ahora están tan de moda.

Es importante que eduquemos a nuestros hijos para cuidar su salud haciendo deporte.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¿Qué podemos hacer para no convertirnos en choferes de nuestros hijos?

mom-and-kids-driving

 

Tips del 13 de noviembre de 2019

 

¿Qué podemos hacer para no convertirnos en choferes de nuestros hijos?

 

 

Por Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

 

 

Conforme los hijos crecen, las actividades se multiplican, ya que cada uno va teniendo su propia agenda y se vuelve muy difícil acomodar las cosas para no pasar el día en el tráfico.

Esto lo podríamos prevenir si desde pequeños les enseñamos a organizarse, desde arreglar sus cosas, hasta arreglar su tiempo, para tratar de empatarlo con el de la familia.

Al principio tendremos que ayudarles para que aprendan, pero poco a poco, ellos lo irán haciendo de manera natural, por eso aquí te dejo mis 5Tips para educar a nuestros hijos para que sean ordenados y se puedan organizar.

PRIMERO. Que se acostumbren a mantener sus cosas en orden.

Es muy importante que les creemos el habito del orden y que se les llegue a hacer virtud, esto quiere decir, que se acostumbren a vivir ordenadamente y que cada cosa tenga un lugar y que este todo en ese lugar.

Al principio cuesta trabajo pero poco a poco será lo más natural y lo harán solos.

Les podemos ayudar con eso del orden, si les ponemos códigos de color, es decir, les asignamos un color a cada hijo y les compramos cajas de ese color para que sepan donde guardar sus juguetes; o les compramos sus cosas de ese color para que puedan ver cuando algo está fuera de su lugar.

Estas son algunas estrategias muy sencillas, que les pueden ayudar a nuestros hijos y a nosotros nos evitarán muchos dolores de cabeza.
Cuando son más grandes nuestros hijos, es necesario que ellos tomen la iniciativa en cuanto al orden, pero una vez que lo establezcan, es necesario que lo mantengan y que sean constantes.

SEGUNDO. Que aprendan a dar prioridades .

Desde pequeños los podemos enseñar a que hay cosas más importantes que otras. Esto lo logramos dándoles una pequeña explicación de por qué estamos haciéndolas, así aprenderán que lo que es más importante se hace primero y al final lo que se puede hacer.

También es bueno darles un orden de actividades para que aprendan a seguir llevar a acabo actividades secuencias y así, después ellos puedan darle el orden adecuado a sus actividades.

En este punto podemos explicarles lo que es una prioridad con bote y canicas de diferentes tamaños. Para que quepan todas en el bote, primero hay que poner las más grandes, que son como las actividades más importantes y después las que son mas pequeñas, hasta lograr acomodar las que caben en los huecos. Estas representan las actividades menos importantes y las más pequeñas son las actividades que van surgiendo a lo largo del día pero que podemos hacer o no, solo si el tiempo nos lo permite.

TERCERO. Que nos comuniquen sus actividades con anticipación.

Mientras son pequeños, las actividades las vamos agendando y acomodando nosotros, pero conforme van creciendo, cuando entran a la escuela, o a algunas actividades extraescolares, es necesario que ellos mismos se vayan haciendo responsables de cumplir con esas actividades.

Cuando crecen, deben hacerse responsables de acomodar en la agenda sus propias actividades, dando las prioridades adecuadas y entonces decidir si las llevan a cabo o no.

Al principio debemos estar detrás de ellos para ayudarles y orientarlos, pero poco a poco debemos irlos soltando para que se hagan responsables.

CUARTO. Que estén pendientes de las actividades familiares.

Es importante que las actividades familiares las conozcamos todos los miembros de la familia, por lo que es bueno tener un calendario grande y bien entendible para que no nos perdamos y dejemos de hacer lo que es verdaderamente importante.

Al principio podemos hacerlo a base de dibujos para que hasta los más pequeños lo puedan comprender.

Además podemos tener una agenda familiar con las actividades bien ubicadas y depures pedirles a nuestros hijos que anoten en ella sus actividades, con tinta del color que les asignamos.

Esto nos ayuda a nosotros a darnos cuenta de que actividades hay que asistir y también nos ayuda a ubicarles a ellos en cuanto a las actividades que se empalman con algo familiar.

Se trata de tratar de agrupar actividades para que hagamos rondas para optimizar el tiempo y realizar, con menor esfuerzo.

Y QUINTO. Que sepan que la familia es primero.

En este sentido, les debe quedar muy claro que las actividades familiares son más importantes y por lo mismo, deben tener prioridad sobre cualquier otra actividad.

Si logramos agrupar las actividades de cada uno de los miembros de la familia para que las podamos realizar más rápido, entonces evitaremos que se nos vaya la vida en el tráfico y les ayudaremos a realizar más en menos tiempo.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 99