"Promoviendo la Participación Ciudadana"

sd-05

InicioDIARIO TIPS

¿Quien dijo que la comida tiene que ser aburrida?

comida-divertidaPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Ya preparándonos para el regreso a clases en necesario tomar también en cuenta lo que llevarán de lunch nuestros hijos.

Además de tener también en la mente que la comida debe ser nutritiva, balanceada y Economica, también debe ser divertida.

Esto no siempre es sencillo ya que en muchos casos a nuestros hijos las verduras y algunos otros alimentos no les gustan por lo que la hora de la comida se vuelve algo trágico y fastidioso por eso aquí te dejo mis 5Tips para hacer comida rica, economica, nutritiva y divertida.

PRIMERO. Haz una lista de lo que les gusta y lo que no les gusta a tus hijos. Cuidado con lo que les hace daño.
Cuando tienes pocos hijos esto puede ser tarea fácil, peor cuando tenemos más hijos es necesario hacer una lista por cada uno.

Hay que tomar en cuenta y ponerlo hasta arriba de la lista lo que les hace daño o a lo que son alérgicos para tomarlo en cuenta a la hora de planear los menús.

Es necesario que les demos a probar de todos los alimentos y que vayamos agregando lo nuevo a la lista correspondiente, así será más fácil hacer menús de acuerdo a estas listas y que en verdad se coman la comida que hacemos.

Con lo que no les gusta, combinado con lo que si les gusta, podremos lograr que por lo menos se lo coman sin renegar tanto.

Por ejemplo, yo logré que se comieran las verduras que no les gustaban mezcladas en la boloñesa del espagueti, simplemente se las picaba muy finamente para que se mezclaran bien con la carne y no renegaran, así logré que se acostumbraran al sabor de las verduras y que se las comieran bien.

Ahora ya no tengo que picarlas tan finas y se las comen perfectamente.

SEGUNDO. Diseña menús variados.
Con base en las listas y trancando de balancear los alimentos, diseña tus menús de cada semana.

Hay que tomar en cuenta el desayuno, el lunch, la comida, alguna guarnición para media tarde y la cena.

Si logramos tener desde una semana antes lo que daremos de comer a la familia es más fácil comprar todo lo que se necesita y tenerlo listo para que cocinar no sea una misión imposible, así nosotros también estaremos en buena actitud y tendremos más paciencia para hacer de la hora de los alimentos un momento agradable.

Es bueno diseñar cuatro semanas de menús distintos y luego los podemos repetir. Nuestros hijos no lo notarán y nosotros ahorraremos tiempo.

TERCERO. Combina colores y texturas de los alimentos.
Es muy bueno tomar en cuenta este punto al diseñar los menús.

Hay alimentos que son más coloridos que otros y hacen más atractiva la comida para los niños.

Hay otros que son más dulces y por lo mismo nos ayudan a que se coman todo lo que les demos.

Hay otros que por el contrario son algo amargos y que les cuesta mucho trabajo a nuestros hijos, sobre todo cuando están pequeños, estos hay que combinarlos con algún alimento que les guste mucho y que haga que coman a pesar de todo.

CUARTO. Todos deben comer de todo lo qué haces
Yo siempre les digo que la casa no es restaurante por lo que se deben comer lo qué hay.

Es un error hacer tres comidas diferentes porque a los hijos no les gusta lo que se hizo ese día.

Como yo tengo 5 hijos trato de que hago lo que le gusta a cada uno un día de la semana y así todos comen lo que se prepara porque ya saben que pronto les tocará disfrutar a ellos.

Y QUINTO. Si puedes hacer cosas divertidas y creativas ¡mejor!
Cuando nuestros hijos están pequeños la creatividad puede ser nuestra aliada.

Si buscamos hacer cosas divertidas es más fácil que nuestros pequeños se las coma, por ejemplo, podemos hacer con los alimentos caras divertidas o paisajes con animales o cualquier cosa que nuestra creatividad nos diga.

Otra cosa importante es que al principio la comida sea práctica para que los pequeños se la puedan comer y poco a poco, conforme crezcan y sus capacidades motrices se lo permitan, podemos ir haciendo todo más normal, así aprenderán también a usar los cubiertos adecuadamente.

A la hora del lunch, debemos buscar ponerles cosas sencillas y fáciles de comer y desechar para que no sea un momento difícil para ellos y tengan tiempo también de jugar en el recreo.

Si nos esforzamos un poco e invertimos algo de tiempo, poco a poco tendremos bajo control la alimentación familiar y así tendremos hijos más sanos y alegres.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Que el regreso a clases no te agarre en curva

regreso-clasesPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

Cada día falta menos para que nuestros hijos regresen a clases y con esto vienen grandes retos.

Es necesario tener listo el uniforme, los libros, las mochilas y todo lo que tiene que ver con la escuela.

Yo sé que aún estamos en plenas vacaciones pero si nos descuidamos podemos vivir momentos de mucho estrés si dejamos al último todo esto, por eso aquí te dejo mis 5Tips para ir preparando el regreso a clases.

PRIMERO. Revisa lo que tienes del año pasado.
En esta época que vivimos, a nadie le cae mal ahorrar, por eso es necesario que te des tiempo para revisar lo que quedó del ciclo escolar anterior.

Siempre quedan colores en buen estado, juegos de geometría que pueden volver a usarse y muchas cosas que pueden servir.

Si hacemos una lista de lo que ya tenemos podremos ahorrar mucho y no duplicaremos materiales.

SEGUNDO. Repara lo que sea necesario.
Hay útiles que con una manita de gato pueden servir muy bien, por ejemplo, los juegos de geometría podemos darles una lavadora y quedaran como nuevos.

También podemos hacer lo mismo con los colores y estuches para lápices.

Sólo es cuestión de invertir un poco de tiempo para ahorrar mucho.

Y si hay cosas en buen estado pero que ya no vas a usar, lo podemos donar.

TERCERO. Revisa la lista de útiles y súrtela.
Ya estamos en Perfecto tiempo de revisar la lista nueva y compararla con lo que ya tenemos y así sólo comprar lo que hace falta. Con esto ahorraremos mucho y le sacaremos el mayor jugo posible a las cosas.

Mientras más pronto tengas los útiles, más tiempo tendrás de forrar y marcar todo.

CUARTO. Forra los libros y marca los útiles.
Podemos comenzar a forrar todo poco a poco.

Si nuestros hijos ya tienen edad para ayudarnos es muy bueno que les dejemos hacerlo ya que así valorarán sus cosas y tendrán cuidado con ellas.

En caso de que sean aún pequeños nuestros hijos pueden ayudarnos pasándonos las cosas y los materiales para dejar todo listo.

Siempre es bueno que se sientan parte del proceso de dejar todo listo.

Y QUINTO. Marca el uniforme que se puede perder.
A veces dejamos al final el uniforme porque ya lo tenemos del ciclo escolar pasado, sin darnos cuenta que en mes y medio nuestros hijos pueden crecer y por lo mismo ya no quedarles los pantalones o el suéter.

Por eso es necesario revisar que todo esté en orden y si no es así, comprar lo necesario a tiempo.

Es importante marcar todas las piezas que pueden perder para tratar de evitar accidentes y situaciones incómodas.

Todos estos detalles parecen muy sencillos pero si los dejamos para el último momento estaremos un día antes corriendo y seguramente que no terminaremos a tiempo.

Más vale hacer todo con calma y bien.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Alcoholismo ¿placer o vició?

alcohol-placerPor Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

En nuestros días las cifras sobre el alcoholismo son terribles ya que nos dejan ver una realidad que a veces queremos ignorar pero que existe en nuestra sociedad y que cada día aqueja a niños y jóvenes a más temprana edad.

Es muy fácil que la mercadotecnia y los amigos quieran engañar a tus hijos invitándoles a que sientan el placer de tomarse una copa y que demuestren que están en onda sin darse cuenta que lo único que están haciendo es caer en las garras de un vicio del que es muy difícil de salir.

Ahora los niños de 11 años ya están muy involucrados en esta problemática y es una pena, pero yo me pregunto ¿y donde están los papás de esos niños que de manera inmadura se involucran en el alcoholismo?

Creo que nosotros como papás tenemos en nuestras manos la solución al problema por eso aquí te dejo mis 5Tips para contrarrestar el daño del alcoholismo en nuestros hijos.

PRIMERO. Que tus hijos se sientan acompañados por ti.

El alcoholismo es una enfermedad que se genera de la soledad, es por esto que es necesario que los hijos se sientan acompañados y atendidos por nosotros sus papás.

La sociedad y sus compañeros los invitarán a que prueben experiencias nuevas buscando hacerlos caer en las garras de los vicios pero debemos armarlos para que puedan resistir.

Y para esto deben tener muy claros sus principios y valores y además no sentir curiosidad sobre el tema.

SEGUNDO. Que tengan forma de comunicación contigo.

Para lograr ayudarles es necesaria una comunicación directa y clara, sin rodeos.

Es básico que nuestros hijos sepan que pueden contarnos todo y que no hay preguntas tontas, así que cualquier duda deben poder platicarla con nosotros.

Es muy fácil que nuestros jóvenes sientan curiosidad y ganas por vivir lo que sus compañeros viven, pero es necesario que nos expresen sus inquietudes para que podamos orientarlos y de ser necesario, tomar control de alguna situación que ya estuviera fuera de sus manos.

TERCERO. Explícales cómo se debe tomar para que no haga daño.

Una forma de contrarrestar el efecto enviciante del alcohol es que sepan controlarse.

Yo creo qué hay edades para todo y que nuestros hijos deben comprender que pueden decir no en cualquier momento.

A veces la presión social es muy fuerte y por lo mismo es mejor que digan no de manera tajante y contundente.

Que no les dé pena ser diferentes, seguro que servirán de ejemplo para otros que se sienten igual pero que no tiene el valor y las bases para decir no.

CUARTO. Ayúdales a discernir a qué lugares debe asistir y a cuáles debe aprender a decir no.

Los antros y los bares están muy de moda y cualquier chico en edad adolescente tiene ganas de sustituir a uno, a veces solo por la curiosidad de saber que se siente, pero es necesario tener claro hacia dónde queremos ir.

Nuestros hijos deben aprender a discernir si las invitaciones y las fiestas son para su bien o no.

De esta forma, podrán saber decir no y seguir siendo muy dignos, ya que la persona no vale por lo que tiene o hace, sino por lo que es.

Y QUINTO. Dale otras opciones para que tenga de donde escoger.

Siiii, y me refiero a que las actividades que les ofrecen sus compañeros no sea lo único que tiene ue hacer.

Es necesario que nos sacrifiquemos y los acompañemos en este discernimiento.

Los deportes, la música, el arte, son muy buenas opciones que suplen muy bien esto del alcohol.

Es necesario que nuestros hijos sepan que ser diferente los hace únicos y que es más valiente decir lo que hacer todo lo que los otros hacen para ser aceptados en un grupo.

Que no te atrape el vicio del alcohol, mejor tu contrólalo a él.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

¿Conviene darles todo a nuestros hijos?

vacaciones00Por Silvia del Valle
@SilviaMdelValle @smflorycanto

En el tiempo de vacaciones se acentúa el hecho de que nuestros hijos nos piden y piden que les compremos cosas nuevas, que los llevemos a lugares como el cine, algún parque, la plaza, etc., o simplemente nos piden permiso para ver la tele todo perfecto día, jugar videojuego o salirse con sus amigo.

Para nosotros sería más fácil dale permiso a todo para que nos dejen en paz, pero ¿eso es lo que más les conviene a ellos para su formación?

Yo creo que no, por eso aquí te dejo mis 5Tips para discernir que es lo mejor para nuestros hijos y aprender a decir no si es necesario.

PRIMERO. Escucha con atención la petición de tus hijos.
A mi muy seguido me pasa que mis hijos me piden los permisos cuando voy manejando o estoy cocinando, de tal forma que no siempre comprendo todo lo que me dicen.

Por eso he aprendido a detener lo que estoy haciendo y a escucharlos poniendo toda mi atención.

Así evitó malos entendidos y que me digan que ya me lo habían explicado.

En cuestión de permisos es Bien fácil que haya confusiones por eso es muy necesario poner toda la atención posible para evitar errores.

Cuando lo que quieren es que les compremos algo, es común que si no les hacemos caso pronto hagan berrinches, así que es necesario que nuestros hijos sepan que mientras estén así no les podemos entender y menos les haremos caso.

SEGUNDO. Aclara las dudas que pudieras tener y deja los puntos claros.
Si el mensaje que nuestros hijos nos dan nos es completamente claro o faltan elementos, estamos a tiempo de aclarar las cosas y tratar de tener la mayor información posible.

Yo acostumbro repetirles los datos más importantes como son la fecha y hora del compromiso, las personas con las que van, etc.

Si veo que me faltan datos los pregunto para tener el panorama completo.

Y si al hablar nuestros hijos se enredan es importante dejarlos hablar y al final ayudarles un poco poniendo las ideas principales más claras.

Esto les ayudará a ir mejorando poco a poco.

TERCERO. Discierne si es lo que más les conviene a tus hijos.
Es importante que nuestros hijos se acostumbren a no tener la respuesta de inmediato.

Es necesario meditarla, discernirla y consultarla con nuestro esposo o esposa.

Así además, les formamos en la paciencia.

Para llegar a un buen discernimiento es necesario ponerlo en oración y poner los pros y contras sobre la mesa y ver si es lo más conveniente para nuestros hijos, pero sin prejuicios, solo los puntos objetivos.

CUARTO. Llega a acuerdos con ellos y si es necesario si no.
Ya que tengas el discernimiento, es necesario comunicárselos a nuestros hijos.

Así que es bueno llamarlos y hacer una pequeña junta familiar y plantear los hechos concretos y decir el porqué si o por qué no se harán las cosas como ellos quieren.

En caso necesario, es el tiempo de negociar y llegar a acuerdos, pero una vez establecidos los acuerdos se deben respetar al pie de la letra.

Es necesario anotarlos por si a alguna de las partes se les llega a olvidar.

Y debemos estar conscientes de que si es necesario negar el permiso o no comprar algo que quieren debemos aprender a decir NO sin sentir culpa.

Más vale un no a tiempo que muchos momentos agridulces en la vida de nuestros hijos.

Y QUINTO. Que hagan méritos para obtener lo que quieren.
Nuestros hijos deben comprender que es importante ganarse las cosas, es decir, hacer méritos para lograr lo que ellos quieren.

¿Cómo pueden hacerlos? Es muy fácil, pueden hacer labores de casa extras, ayudar en la cocina, cortar el pasto, hacer algún servicio a la familia extra, de tal forma que se den cuenta que él ayudar al bienestar familiar tiene sus beneficios.

De esta forma los ayudamos a darse cuenta que lo que vale la pena cuesta trabajo pero cuando se logra es muy satisfactorio.

Y que lo que es bueno para ellos debe siempre ser bueno para la familia.

Así que manos a la obra y pongamos nuestro empeño en poderles mucha atención a nuestros hijos en estas vacaciones para que sean inolvidables.

  Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 88